Guiso blanco de carne y zanahorias

Laura Vichera | 10 de septiembre de 2013 a las 8:13

  • un kilo de carne de cerdo para guiso (cabezada, lomo, jamón…)
  • 2 cebolletas
  • 4 zanahorias
  • 2 yemas de huevo
  • zumo de medio limón
  • una hoja de laurel
  • una cucharada colmada de harina
  • un vasito de leche
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • mejorana
  • unas ramitas de tomillo
  • unos granos de pimienta rosa
  • sal y pimienta negra recién molida
  • aceite de oliva

 

Una vez limpia de grasa, trocear la carne en dados gruesos que salpimentamos. Luego, en una cazuela grande, calentamos un chorrito de aceite de oliva y añadimos todo lo anterior: la carne, las zanahorias en rodajas y las cebolletas en gajos. Agregar también el vino blanco, el tomillo, la mejorana y el laurel y cubrir con agua o caldo.

En cuanto comience a hervir, retiramos la espuma que se haya formado en la superficie, añadimos una pizca de sal y bajamos el fuego. Cocemos durante una hora aproximadamente hasta que la carne esté muy tierna. Sacarla del caldo y dejar éste al fuego hasta que reduzca. Colarlo y reservar.

Aparte, en otra cazuela calentamos las dos cucharadas de mantequilla con dos cucharadas de aceite. Espolvoreamos la harina y remover hasta que se trabe bien. Incorporar la leche y los granos de pimienta rosa y seguir moviendo con unas varillas hasta que tengamos una mezcla cremosa. Ir agregando el caldo de carne, moviendo para que se integre bien y espese.

Por último, en un bol grande, batimos las dos yemas con el zumo de limón en un bol grande y vamos añadiendo cucharada a cucharada, la salsa que acabamos de preparar, despacio para que no se corte. Calentar de nuevo la salsa al baño María y cuando esté bien caliente, volcamos sobre la carne. Arrimar todo a fuego minimo y servir enseguida con pasta hervida.

Los comentarios están cerrados.