Bricks de queso Feta, nueces y espinacas

Laura Vichera | 30 de noviembre de 2013 a las 8:13

  • 8 hojas de pasta brick grandes
  • 150 grs de queso Feta
  • un puñado de hojas de espinacas baby
  • un puñado de nueces peladas
  • 2 chalotas
  • un huevo
  • unas hojas de culantro fresco
  • unas semillas de comino
  • sal y unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

 

En el mortero, machacar unos granos de pimienta con las semillas de comino, las hebras de azafrán y un puñado de hojas de culantro picadas. Enjuagar las espinacas, las secamos y se pican.

Luego, en una sartén con una pizca de aceite salteamos las chalotas cortadas en tiras finas. Cuando estén pochaditas, incorporar las espinacas y el majado. Saltear a fuego vivo y cuando suelten el agua, las volcamos en un cuenco.

Pasados unos minutos, incorporar el queso Feta desmenuzado y las nueces troceadas. Agregar el huevo batido, unas gotas de aceite si fuera necesario y mezclar todo bien. Precalentar el horno a 190 grados.

Sobre la encimera ligeramente engrasada se van colocando las hojas de brick, manipulándolas con mucho cuidado para que al despegarlas no se rompan. Las dejamos enteras o se cortan en tiras, dependiendo del tamaño de la oblea.

Se untan ligeramente con unas gotas de aceite y en el borde de cada una de ellas colocamos unas cucharadas de relleno Vamos doblando la masa, formando un rollito o dándoles la forma que prefiramos.

Con el cierre hacia abajo se van colocando sobre una bandeja forrada con papel sulfurizado y, un rato antes de servir, hornear unos veinte minutos. La pasta debe quedar muy crujiente. Se sirven enseguida y acompañamos con una ensalada.

SUGERENCIA: Con queso Azul, Gorgonzola o Bavaria quedan igualmente ricos.

 

Los comentarios están cerrados.