Calabaza rellena de pollo y queso

Laura Vichera | 4 de febrero de 2016 a las 8:13

  • una calabaza alargada y de tamaño mediano
  • medio kilo de pechuga de pollo de corral
  • un huevo
  • 2 dientes de ajo
  • 100 grs de queso Parmesano rallado
  • miga de pan mojada en leche
  • 2 cucharadas de nata ligera
  • unas semillas de hinojo
  • unas ramitas de perejil
  • zumo y ralladura de medio limón
  • una pizca de cúrcuma molida
  • sal y unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

 

En primer lugar, frotar bien la calabaza con un cepillo bajo el grifo para dejarla bien limpia. Secamos con papel de cocina y, sin pelar, la abrimos por la mitad, a lo largo.

Con ayuda de una cuchara, sacamos las barbas y las pipas hasta dejar limpia la cavidad central. Limpiar la pechuga de restos de grasa, la troceamos y la pasamos al vaso de la picadora con los dos dientes de ajo, unas hojas de perejil, la ralladura de piel de limón y el huevo. Triturar todo junto y volcar en un cuenco.

A continuación, añadimos la miga de pan bien escurrida, unas gotas de zumo de limón y las dos cucharadas de nata. Agregar la mitad del queso Parmesano, la cúrcuma, sal y los granos de pimienta machacados con las semillas de hinojo. Trabajar con las manos para que todo quede bien trabado.

Por último, rellenar con esta farsa las dos mitades de la calabaza, espolvorear por encima el resto del Parmesano y las colocamos en una fuente de modo que no se puedan volcar y llenar el fondo de la fuente con agua o caldo.  Hornear durante una hora, vigilando que no se evapore todo el líquido.

 Una vez hecha, servir cortada en rodajas gruesas y acompañar con una ensalada.

Los comentarios están cerrados.