Archivos para el tag ‘aceitunas negras’

Redondo de pollo relleno

Laura Vichera | 16 de enero de 2014 a las 8:13

  • 800 grs de pollo de corral deshuesada y en un solo trozo
  • 100 grs de beicon ahumado
  • 2 cucharadas de aceitunas negras sin hueso
  • miga de pan remojada en leche
  • una manzana pequeña
  • una chalota
  • una pizca de nuez moscada
  • un huevo
  • unas gotas de salsa Worcestershire
  • sal y pimienta negra molida
  • unas ramitas de perejil fresco

PARA LA SALSA

  • 4 tomates de pera maduros
  • 2 cebolletas
  • un vasito de vino blanco seco
  • 2 dientes de ajo
  • pimienta rosa en grano
  • aceite de oliva

En primer lugar, limpiar el pollo y, con un cuchillo muy afilado, abrimos a lo largo, procurando no separar las dos mitades de carne. Aplanar con un mazo y dejarla lo más fina posible. Salpimentar por ambas caras.

Luego, en un bol picamos las aceitunas y añadimos el beicon en tiras, la chalota y el perejil muy picados, la manzana rallada y la miga de pan escurrida y desmenuzada.

A continuación, aderezar con una pizca de nuez moscada, sal y pimienta y añadir también la salsa Worcester. Agregar el huevo ligeramente batido y trabajar todo con un tenedor.

Vamos repartiendo el relleno en el centro de la pechuga y envolver con la carne. Luego, cosemos con bramante y freímos, a fuego vivo en una cazuela grande, hasta que quede bien dorada.

Unos minutos después, incorporar los tomates pelados y troceados, las cebolletas en gajos y los granos de pimienta. Mojar con el vino blanco, añadir algo de agua, sacudir la cazuela y dejar a fuego suave durante hora y media.

Pasado este tiempo, sacar la carne y triturar la salsa. Servir en rodajas finitas y acompañar con la salsa y un puré de patatas casero.

Pollo al ajillo con aceitunas negras

Laura Vichera | 2 de enero de 2014 a las 8:18

  • un pollo de corral grande
  • una cabeza de ajos
  • 2 dientes de ajo
  • 3 cucharadas de aceitunas negras
  • unas ramitas de romero
  • unas ramitas de tomillo
  • una pizca de orégano
  • una cucharada de hojas de salvia
  • ralladura de piel de limón
  • unas hebras de azafrán
  • caldo de ave desgrasado
  • harina para rebozar
  • sal y pimienta negra molida
  • unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

En el mortero preparamos un majado con los dos dientes de ajo, granos de pimienta, las hebras de azafrán, la ralladura de piel de limón y parte de las hierbas picadas. Añadir una pizca de sal y trabajar hasta que nos quede una pasta.

Luego, limpiar y trocear el pollo, retirar la piel y la grasa, enjuagar, secar con papel de cocina y salpimentar ligeramente. Frotar con el majado, colocar en una fuente, tapar con film y dejamos un ratito en el frigorífico.

A continuación, colocar las aceitunas en un cuenco, espolvorear con algo más de orégano y rociar con unas gotas de aceite de oliva. Hornear a 200 grados unos minutos, las sacamos, se dejan enfriar y retiramos los huesos.

En una cazuela con un chorrito de aceite de oliva, freímos los trozos de pollo, previamente enharinados y a fuego vivo para que queden muy dorados por fuera.

Se van pasando a una fuente, repartir alrededor las aceitunas, el resto de hierbas aromáticas, unos granos de pimienta y el jugo del adobo. Mojar con el brandy, agregar caldo y hornear durante cuarenta minutos, mojando de vez en cuando con su propio jugo. Acompañar con arroz Basmati.

Pollo al ajillo con aceitunas negras

Laura Vichera | 2 de enero de 2014 a las 8:13

  • un pollo de corral grande
  • una cabeza de ajos
  • 2 dientes de ajo
  • 3 cucharadas de aceitunas negras
  • unas ramitas de romero
  • unas ramitas de tomillo
  • una pizca de orégano
  • una cucharada de hojas de salvia
  • ralladura de piel de limón
  • unas hebras de azafrán
  • caldo de ave desgrasado
  • harina para rebozar
  • sal y pimienta negra molida
  • unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

 

En el mortero preparamos un majado con los dos dientes de ajo, granos de pimienta, las hebras de azafrán, la ralladura de piel de limón y parte de las hierbas picadas. Añadir una pizca de sal y trabajar hasta que nos quede una pasta.

Luego, limpiar y trocear el pollo, retirar la piel y la grasa, enjuagar, secar con papel de cocina y salpimentar ligeramente. Frotar con el majado, colocar en una fuente, tapar con film y dejamos un ratito en el frigorífico.

A continuación, colocar las aceitunas en un cuenco, espolvorear con algo más de orégano y rociar con unas gotas de aceite de oliva. Hornear a 200 grados unos minutos, las sacamos, se dejan enfriar y retiramos los huesos.

En una cazuela con un chorrito de aceite de oliva, freímos los trozos de pollo, previamente enharinados y a fuego vivo para que queden muy dorados por fuera.

Se van pasando a una fuente, repartir alrededor las aceitunas, el resto de hierbas aromáticas, unos granos de pimienta y el jugo del adobo. Mojar con el brandy, agregar caldo y hornear durante cuarenta minutos, mojando de vez en cuando con su propio jugo. Acompañar con arroz Basmati.

Empanadillas de ternera con pimientos

Laura Vichera | 30 de diciembre de 2013 a las 8:13

  • 16 obleas para empanadillas
  • 300 grs de ternera en filetes finos
  • 1/2 pimiento amarillo
  • unas tiras de pimiento del Piquillo
  • 4 orejones de tomate seco
  • 2 cebolletas
  • un vasito de caldo de carne
  • un huevo duro
  • una docena de aceitunas negras sin hueso
  • una cucharadita de pimentón dulce
  • una cucharadita de mantequilla
  • 3 cucharadas de leche
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Una vez limpia de grasa, aplanar ligeramente los filetes y se pican a cuchillo, primero en tiras y luego en dados. Dejar los orejones de tomate en remojo en el caldo templado para que se hidraten.

En una sartén antiadherente, a fuego suave, calentamos unas cucharadas de aceite de oliva con la mantequilla y rehogamos las cebolletas picadas muy finas y el pimiento amarillo picado del mismo modo. Vamos moviendo durante unos cinco minutos.

Cuando estén blanditos, incorporar la carne y subir un poco el fuego para que se dore. Agregar los pimientos de Piquillo bien escurridos y dejamos que se evapore todo el jugo, agregar el pimientón, sal y una pizca de pimienta molida. Volcar en una fuente y dejamos templar.

A esta mezcla, añadimos las aceitunas cortadas en rodajitas y el huevo duro picado. Incorporar también los orejones de tomate en tiras. Precalentamos el horno a 200 grados.

Sobre cada una de las obleas vamos colocando una cucharada de relleno, humedecer el borde de la masa, cerrar y presionar con un tenedor. Se van colocando sobre una bandeja forrada con papel sulfurizado y pintamos con la leche.

Una vez hechas todas las empanadillas, hornear unos doce o quince minutos. Deben quedar doraditas y crujientes. Servir recién hechas y acompañar con un coulis de tomate y albahaca.

Pasta negra con langostinos y tomate

Laura Vichera | 5 de noviembre de 2013 a las 8:13

  • 400 grs de pasta negra larga
  • una docena y media de langostinos hermosos
  • unas aceitunas negras sin hueso
  • 8 tomates de pera maduros
  • 2 dientes de ajo
  • una copita de brandy
  • unas ramitas de romero
  • una guindilla
  • una cucharadita de azúcar moreno
  • sal y pimienta negra recién molida
  • aceite de oliva

 

Una vez limpios los langostinos, sofreír las cabezas en una sartén grande con un chorrito de aceite de oliva y unas espiga de romero picadas. Vamos aplastando con una espátula  de modo que suelten toda la sustancia y flambear con el brandy. Cuando se evapore el alcohol, presionar bien, pasar por el chino y reservar ese jugo.

A continuación, en la sartén rehogamos los dientes de ajo picados con algo más de romero. Incorporar los tomates, sin piel ni semillas, cortados en daditos. Incorporar también las aceitunas cortadas por la mitad.

Cuando los tomates comiencen a soltar el jugo, espolvorear una pizca de sal, pimienta y azúcar y la guindilla entera. Dejamos estofar unos veinte minutos, a fuego suave, moviendo de vez en cuando.

Mientras, con la punta de un cuchillo, retiramos la vena dorsal a los langostinos y se dejan enteros. Los salteamos en otra sartén a fuego vivo con una pizca de sal y pimienta negra molida.

Luego, cocer la pasta en agua hirviendo con una pizca de sal, el tiempo indicado por el fabricante. Una vez “al dente”, volcar en un escurridor y refrescar con agua fría.

Por último, arrimar la sartén con la salsa al fuego, retirar la guindilla,  incorporar la pasta y repartir los langostinos por encima. Saltear todo junto para que quede bien mezclado y servir enseguida.

 

 

Buñuelos de bacalao y aceitunas negras

Laura Vichera | 9 de julio de 2013 a las 8:13

  • 200 grs de migas de bacalao
  • 2 chalotas
  • una docena de aceitunas negras
  • aceite para freír

PARA LA MASA DE LOS BUÑUELOS

 

  • 2 huevos
  • 100 grs de harina
  • un vasito de cerveza
  • ralladura de piel de limón
  • unos tallos de cebollino fresco
  • una pizca de pimentón
  • unas hebras de azafrán
  • sal y pimienta negra molida

 

Una vez desalado el bacalao, secamos con papel de cocina y desmenuzar repasando para asegurarnos de que no quedan espinas ni restos de piel.

Sobre una bandeja forrada con papel sulfurizado, repartimos las aceitunas y las asamos unos diez o doce minutos, a 220 grados, para que se deshidraten. Cuando se enfríen, les sacamos el hueso y se pican menudas.

En una sartén con unas gotas de aceite de oliva pochamos, a fuego suave, las chalotas picadas muy finas. Cuando estén blanditas, incorporar las migas de bacalao, damos unas vueltas todo junto y apartar. Añadir las aceitunas negras y reservamos.

A continuación, en un cuenco mezclamos la harina tamizada con la ralladura de piel de limón, el cebollino muy picado, las hebras de azafrán y el pimentón. Añadir también una pizca de sal y pimienta e incorporar los huevos uno a uno.

Luego, agregar poco a poco la cerveza y cuando tengamos una mezcla lechosa y sin grumos, incorporamos el sofrito de bacalao y chalotas. Mover, tapar con film y dejamos reposar en el frigorífico una media hora.

En el momento de prepararlos, vamos echando cucharadas de masa en aceite bien caliente. Se van moviendo y les vamos dando la vuelta hasta que estén bien dorados por todas partes. Se sacan a escurrir sobre papel absorbente y los servimos recién hechos, acompañados de una ensalada

 

Bacalao con patatas a la portuguesa

Laura Vichera | 2 de febrero de 2013 a las 8:13

  • 400 grs de bacalao salado
  • ½ kilo de patatas
  • 3 cebolletas grandes
  • 6 huevos
  • 1 diente de ajo
  • perejil fresco
  • pimienta negra recién molida
  • aceitunas negras
  • aceite de oliva

 

En un cuenco con agua fría, ponemos el bacalao en remojo la víspera, cambiándole el agua varias veces, manteniéndolo en el frigorífico para que no sufra alteraciones de temperatura.

Una vez desalado, lo enjuagamos, le quitamos la piel y con cuidado, retiramos las espinas que pueda tener. Lo desmenuzamos en trozos no demasiado pequeños y reservamos.

Luego, pelamos las patatas y las cortamos en bastones, lo más finos posible con ayuda de una mandolina. Las echamos en agua para que suelten almidón, las dejamos escurrir y freímos en abundante aceite bien caliente, moviéndolas mientras se fríen para que queden sueltas. Las dejamos escurrir sobre papel de cocina y luego añadimos una pizca de sal.

En una sartén grande, calentamos un chorrito de aceite de oliva y rehogamos las cebolletas cortadas en tiras finas. Vamos moviendo hasta que comiencen a ablandarse y agregamos entonces el diente de ajo muy picado.

Cuando todo esté bien pochado, incorporamos las lascas de bacalao y subir un poquito el fuego. Salteamos y cuando esté doradito, añadimos las patatas fritas, sin dejar de mover. Batimos los huevos con pimienta recién molida y los agregamos a la sartén. Damos unas vueltas con una cuchara de madera hasta que comiencen a cuajar, pero deben quedar blanditos.

Enseguida, volcar en una fuente, espolvorear con perejil recién picado, añadir algo más de pimienta y adornar con las aceitunas cortadas por la mitad, a lo largo.