Archivos para el tag ‘atún en conserva’

Suflé de atún y piquillos

Laura Vichera | 19 de marzo de 2016 a las 8:13

  • 100 grs de atún al natural
  • 3 pimientos de piquillo en conserva
  • 3 huevos
  • 2 claras
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 2 cucharadas de harina
  • 2 vasitos de leche templada
  • una pizca de nuez moscada
  • mantequilla y pan rallado para los moldes
  • sal y pimienta negra recién molida

 

En primer lugar, engrasar un molde grande para suflé (o cuatro pequeños) con algo más de mantequilla. Espolvorear el interior con pan rallado y sacudir bocabajo. Dejamos en el frigorífico y precalentar el horno a 180 grados.

Luego, separar las tres yemas y montamos las cinco claras a punto de nieve muy fuerte con una pizca de sal. Escurrimos el atún, reservando el jugo. Con ayuda de un tenedor lo desmenuzamos en trozos grandes. Escurrir y secar muy bien los pimientos, los cortamos, primero en tiras y luego en daditos pequeños.

En una sartén calentamos la mantequilla a fuego suave y, cuando funda, incorporar la harina y la nuez moscada, tostamos bien, sin dejar de mover para que no se hagan grumos.

A continuación,  añadimos el jugo del atún y la leche y, sin dejar de mover, seguir cocinando a fuego muy suave para que vaya espesando. Justo antes de apartar, añadir el atún y los piquillos. Fuera del fuego, incorporar también las yemas, una pizca de sal y de pimienta y mezclamos bien.

Cuando la mezcla haya perdido un poco de calor, vamos añadiendo las claras montadas, moviendo delicadamente para que no pierdan volumen. Volcar en el molde, dejando un tercio libre para que pueda subir al cocer.

En el último momento, metemos en el horno bien caliente durante veinte minutos aproximadamente. Servir enseguida, antes de que baje y acompañar con una buena ensalada.

 

 

Lasaña de berenjenas con atún

Laura Vichera | 11 de junio de 2014 a las 8:13

  • 12 placas de pasta para lasaña
  • 200 grs de atún al natural en conserva
  • 3 berenjenas
  • 3 chalotas
  • queso Parmesano rallado
  • un tazón de salsa bechamel no demasiado espesa
  • salsa de tomate casera
  • unas hojas de salvia fresca
  • una pizca de azúcar
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

En primer lugar, hervimos las placas de pasta en abundante agua hirviendo con una pizca de sal y se dejan sobre un paño limpio hasta el momento de utilizarlas.

Luego, volcar el atún bien escurrido en un cuenco y lo desmenuzamos con un tenedor. Pelar y despuntar las berenjenas, se cortan en daditos que dejamos en un escurridor, espolvoreadas con sal durante media hora, para que suelten el amargor. Precalentar el horno a 180 grados.

En una sartén grande, calentar un chorrito de aceite de oliva y rehogar las chalotas cortadas en tiras muy finas, a fuego suave. Cuando estén blanditas, incorporar las berenjenas bien enjuagadas y escurridas y un buen puñado de hojas de salvia picada. Mezclar bien, tapar y dejamos que se hagan durante quince minutos aproximadamente.

Pasado este tiempo, incorporar la salsa de tomate, añadir una pizca de sal, azúcar y pimienta negra molida. Mezclar y dejamos unos minutos más al fuego sin tapar. Volcar en el cuenco y mezclar con el atún.

Sobre el fondo de una fuente engrasada, colocamos cuatro placas de pasta, cubrimos con unas cucharadas de relleno y una cucharada de bechamel. Vamos repitiendo capas hasta acabar con una última capa de pasta.

Por último, napar con la bechamel y el resto de salsa de tomate. Espolvorear generosamente con Parmesano y hornear durante veinte minutos. Gratinar antes de sacar del horno y servir recién hecha.

 

Cuajado de pisto, patatas y atún

Laura Vichera | 6 de noviembre de 2013 a las 8:13

  • 5 patatas hermosas
  • 200 grs de atún en aceite
  • una berenjena
  • un calabacín
  • 3 tomates de pera maduros
  • ½ pimiento rojo
  • un pimiento verde
  • 2 cebolletas
  • 2 dientes de ajo
  • un huevo
  • un vaso de leche
  • un vasito de nata ligera
  • unas ramitas de perejil
  • una pizca de comino molido
  • una cucharada de mantequilla
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

En una cazuela con poca agua o, mejor aún, al vapor, cocemos las patatas con su piel. Se pelan aún calientes y las machacamos en un cuenco con una cucharada de mantequilla, un poquito de leche, perejil picado, sal, pimienta, comino y nuez moscada. Tapar y reservar.

Luego, pelar y picar la berenjena y el calabacín en daditos.  Quitar la piel y las semillas a los tomates y se trocean. Preparamos un sofrito con las cebolletas, los dientes de ajo y los pimientos todo muy picado.

Cuando comiencen a estar blanditos, incorporar los dados de berenjena y calabacín, sofreír brevemente y luego, añadir los tomates rallados y espolvorear una pizca de azúcar.

Una vez mezclados todos los ingredientes del pisto, sofreímos, sin tapar, para que reduzca un poquito. Luego,  tapamos y cocer quince minutos a fuego medio. Apartar del fuego y cuando se enfríe, incorporar el atún escurrido y desmigado. Mezclar bien.

Sobre una fuente ligeramente engrasada, repartimos la mitad del puré. Por encima, extendemos la mezcla de pisto y atún y cubrimos con el puré restante.

Por último, hacemos unos surcos con el tenedor y por encima repartimos el otro huevo batido con la nata. Gratinar a 210 grados, unos quince minutos hasta que quede una corteza dorada y crujiente.