Archivos para el tag ‘café’

Tronco navideño de tiramisú

Laura Vichera | 18 de diciembre de 2016 a las 8:13

  • 3 huevos a temperatura ambiente
  • 50 grs de harina de repostería
  • 30 grs de harina de maíz
  • 80 grs de azúcar

PARA EL RELLENO

  • 3 huevos
  • 90 grs de azúcar
  • 250 grs de queso Mascarpone
  • un vaso de café expreso (puede ser descafeinado)
  • cacao puro en polvo para presentar

 

Para el bizcocho, separar las yemas y montamos las claras a punto de nieve fuerte con la mitad del azúcar. En otro cuenco, batimos las yemas con el resto del azúcar y le añadimos las dos harinas tamizadas.

A continuación, incorporar las claras montadas, mezclando suavemente para que no bajen. Volcar sobre una bandeja forrada con papel sulfurizado y extender bien, alisando con una espátula. Hornear durante ocho minutos a 190 grados.

Fuera del horno, sobre el bizcocho aún caliente, espolvorear algo más de azúcar y cubrir con un paño húmedo. Dejamos reposar cinco minutos y darle la vuelta a la bandeja. Retirar el papel y enrollar el bizcocho, presionando. Envolver con film transparente y dejamos en el frigorífico durante diez minutos.

Para el relleno, montar las claras a punto de nieve con la mitad del azúcar. Batir las yemas aparte con el resto del azúcar y añadir poco a poco el Mascarpone. Agregar las claras montadas y acabar de integrar todo delicadamente. Dejar en el frigorífico.

Aparte mezclamos el café frío con dos cucharadas de azúcar y pintamos el bizcocho por dentro. Rellenar con la crema, reservando unas cucharadas para presentar. Vamos enrollando sin presionar demasiado. Colocar en una fuente con el “cierre” hacia abajo, tapar con film y dejamos en el frigorífico al menos unas ocho horas.

En el momento de servir, cubrir los extremos con algo más de crema y espolvorear generosamente con cacao.

Flan de café y chocolate blanco

Laura Vichera | 13 de octubre de 2013 a las 8:13

  • un litro de leche
  • 300 grs de chocolate blanco para fundir
  • 6 huevos
  • unas cucharadas de café muy concentrado
  • 150 grs de azúcar glas
  • 1 vaina de vainilla
  • azúcar para hacer el caramelo
  • unas gotas de zumo de limón

 

En un cazo, ponemos la leche con la vainilla, abierta por la mitad, a lo largo. Sacar las semillas, se machacan en el mortero y las incorporamos también a la leche. Cuando comience a hervir, apartar del fuego y dejamos enfriar tapada, para que infusione.

Aparte, en un cuenco, troceamos el chocolate y lo ponemos sobre un cazo, al baño María para que se vaya fundiendo. Ir moviendo y dejamos al calor.

En el molde, preparamos el caramelo con el azúcar y unas gotas de zumo de limón. Lo extendemos bien por el fondo y las paredes y dejamos en el frigorífico.  Precalentar el horno a 180 grados.

Luego, en otro recipiente batimos los huevos con el azúcar hasta que estén espumosos. Incorporar la leche colada y añadir todo al cuenco donde tenemos el chocolate y añadir también las cucharadas de café.

Arrimar nuevamente al fuego, al baño María y vamos moviendo para que todo quede trabado y sin grumos. Cuando comience a espesar ligeramente, volcamos la mezcla en el molde y lo metemos en el horno al baño María durante treinta y cinco minutos aproximadamente.

Transcurrido este tiempo, pinchar para comprobar que el interior está cuajado. Dejamos enfriar del todo y reservar luego en el frigorífico hasta el momento de servir.  Desmoldar sobre una fuente y bañar con el caramelo.

 

Helado de café y chocolate

Laura Vichera | 23 de junio de 2013 a las 8:13

  • 180 grs de chocolate negro para fundir, 70% de cacao
  • 4 o 5 cucharadas de café muy concentrado, puede ser descafeinado
  • 2 vasos de leche
  • 200 mls de nata para montar
  • 6 yemas de huevo
  • 7 cucharadas de azúcar
  • 1 bastoncito de vainilla

 

En un cuenco grande, montar la nata y, cuando esté bien firme, la dejamos en el frigorífico. Luego, abrimos el palo de vainilla por la mitad, a lo largo y raspamos las semillas. Ponemos en un cazo con la leche y la mitad del azúcar. Cocer a fuego muy suave y en el momento en que comience a hervir, apartamos, tapar y dejamos enfriar.

Aparte, fundimos el chocolate al baño María y en otro cuenco, batimos las seis yemas con el resto del azúcar. Trabajar hasta que queden espumosas e incorporamos el café. Cuando esté bien le vamos añadiendo poco a poco el chocolate templado.

A continuación, vamos agregando la leche colada, sin dejar de mover con las varillas, hasta que todo quede bien mezclado. Ponemos el bol con todos los ingredientes, de nuevo al baño María, y calentamos, sin dejar de mover. Cuando tenga una consistencia cremosa y espesa, apartar.

Una vez frío, agregar la nata montada, a cucharadas y moviendo despacio para que no pierda volumen. Volcar el helado en un molde, nivelamos con una espátula y cuando se enfríe completamente, lo pasamos al congelador durante un par de horas.

Pasado este tiempo, se saca y se mueve bien con un tenedor, desde los bordes al centro, de modo que no se formen cristales. Volver a congelar y repetir la operación un par de veces más.

Unos minutos antes de servir, lo sacamos del congelador para que no esté muy duro.

Etiquetas: , ,

Flan de café y cardamomo

Laura Vichera | 20 de mayo de 2012 a las 8:13

  • 600 mls de leche entera
  • 200 mls de nata para montar
  • 8 yemas de huevo
  • 2 cucharaditas de café molido
  • 100 grs de azúcar blanca
  • 5 bayas de cardamomo

        PARA EL CARAMELO

  •  azúcar
  • unos piñones
  • unas gotas de zumo de limón
  • aceite de girasol 

Con la punta de un cuchillo, abrimos las bayas de cardamomo y raspamos las semillas del interior. Se machacan en el mortero y las pasamos a un cazo con la leche y el café. Calentar a fuego suave, moviendo de vez en cuando y cuando arranque el hervor, apartar y dejamos reposar tapado. 

A continuación, en un cuenco y con ayuda de unas varillas, batimos las yemas con el azúcar, enérgicamente hasta que tengamos una mezcla blanquecina y espumosa. Colocar el cuenco sobre un cazo, al baño María. 

Poco a poco, vamos incorporando la leche colada, sin dejar de mover hasta que la crema vaya espesando. La pasamos por un colador o un chino y colocamos el cuenco sobre otro bol lleno de hielo. 

Cada rato vamos moviendo para que se enfríe y al cabo de una hora, incorporar la nata semi-montada y mezclar suavemente. Volcar en copas individuales y dejar en el frigorífico hasta el momento de servir. 

Mientras, preparamos el caramelo fundiendo el azúcar con un muy poco agua y unas gotas de zumo de limón  y cuando esté a punto, lo volcamos sobre una hoja de papel sulfurizado pintada con aceite. Repartir por encima los piñones, extender y dejamos enfriar. 

En el último momento, antes de sacar a la mesa, adornamos los flanes con unas lascas de caramelo.

 

Etiquetas: , ,