Archivos para el tag ‘cardamomo’

Arroz azafranado con piñones y pasas

Laura Vichera | 23 de septiembre de 2016 a las 8:13

  • 300 grs de arroz Basmati, Thaï o Jazmín
  • una cebolleta grande
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de piñones
  • un puñado de pasas sin semillas
  • caldo de pollo desgrasado
  • 3 semillas de cardamomo verde
  • una pizca de cúrcuma molida
  • un puñado de hebras de azafrán
  • sal y unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

 

Con la punta de un cuchillo, abrimos las vainas de cardamomo y sacamos las semillas. Se machacan en el mortero con las hebras de azafrán, unos granos de pimienta y los dientes de ajo. Trabajar hasta que tengamos una pasta y reservar.

En un cuenco dejamos las pasas en remojo con agua templada. Enjuagar el arroz y lo dejamos escurrir. Tostar los piñones y se reservan.

Ponemos una cazuela al fuego y calentamos un chorrito de aceite de oliva donde pochamos la cebolleta picada muy fina. Vamos moviendo, a fuego suave y, cuando comience a ablandarse y a tomar color, incorporar el arroz y sofreír un par de minutos.

A continuación, espolvorear la cúrcuma y añadimos también el majado de ajos, azafrán y cardamomo. Agregar una pizca de sal y caldo templado en cantidad suficiente, mezclar bien y bajar el fuego. Tapamos y cocer durante dieciocho minutos aproximadamente.

Pasado este tiempo, incorporamos las pasas bien escurridas y también los piñones. Mezclamos y dejamos reposar fuera del fuego, unos minutos más sin destapar. El arroz debe quedar muy suelto.

SUGERENCIA: Es un acompañamiento perfecto para cualquier carne o pescado y también como plato vegetariano.

Choco guisado con tomate y arroz

Laura Vichera | 13 de julio de 2016 a las 8:13

  • 800 grs de choco limpio
  • 800 grs de tomates de pera maduros
  • 2 dientes de ajo
  • una nuez de jengibre fresco
  • una pizca de comino molido
  • 2 hojas de laurel
  • una guindilla
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

PARA EL ARROZ

  • 250 grs de arroz
  • un diente de ajo
  • unas semillas de culantro
  • 3 granos de cardamomo verde
  • unas ramitas de tomillo

 

Antes de empezar a preparar el guiso, pasar el arroz a un colador y lo enjuagamos con abundante agua fría para que vaya soltando todo el almidón. Trocear el choco y lo enjuagamos también.

En el mortero machacamos el diente de ajo con unas ramitas de tomillo, las semillas de culantro y el cardamomo. Se rehogan en un chorrito de aceite de oliva y, cuando comiencen a soltar los aromas, incorporar el arroz.

Pasados unos minutos, agregar sal, pimienta negra molida y agua en cantidad suficiente. Cubrir la cazuela con papel de aluminio y tapar. Cocer durante diez o quince minutos a fuego medio. Separar luego los granos para que queden sueltos y reservar.

Luego, escaldar los tomates, retirar la piel y las semillas y los cortamos en dados medianos. En una cazuela amplia, salteamos los trozos de choco y dejamos unos minutos al fuego.

Cuando se evapore el agua, sacar el choco bien escurrido y reservar. Incorporar los dados de tomate a la cazuela, los dientes de ajo picados, el jengibre rallado y el resto de especias. Mezclar bien y dejamos a fuego medio.

Quince minutos después, incorporar nuevamente los calamares a la cazuela, sacudir para que se empapen de la salsa y cocer cinco minutos más. Servir enseguida y acompañar con el arroz.

Arroz indio con pollo

Laura Vichera | 12 de marzo de 2015 a las 8:13

  • 300 grs de arroz Basmati o arroz Thaï
  • 300 grs de pechuga de pollo de corral en filetes finos
  • 2 chalotas
  • una pizca de ralladura de piel de naranja
  • una nuez de jengibre fresco
  • caldo de pollo desgrasado
  • un puñado de pasas sin semillas
  • 8 vainas de cardamomo
  • unas semillas de culantro
  • unas hebras de azafrán
  • una pizca de cúrcuma en polvo
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva suave

En primer lugar, limpiar los filetes de pollo de grasa y se cortan en tiras largas que enjuagamos y secamos bien. Luego, se pasan a un cuenco, agregar al ralladura de piel de naranja, parte de la cúrcuma y una pizca de sal. Tapar con film y dejamos en el frigorífico un par de horas.

Luego, abrir las vainas de cardamomo y sacar las semillas. Se pasan al mortero y las machacamos con las semillas de culantro, las hebras de azafrán y una pizca de sal.

A continuación, ponemos el caldo a calentar en un cazo y lo mantenemos caliente. Dejar las pasas en un cuenco con agua templada para que se hidraten.

En el wok, calentamos un chorrito de aceite y rehogamos las chalotas muy picadas, a fuego suave, para que se hagan sin dorarse. Incorporar el jengibre pelado y rallado y el majado. Añadimos las pasas bien escurridas y el arroz.

Un par de minutos después, mojar con caldo en cantidad suficiente, agregar una pizca de sal y tapar. Cocinar durante veinte minutos.

Aparte, en otra sartén, saltear las tiras de pollo con una pizca de aceite hasta que queden bien doraditas. Cuando estén hechas, se incorporan al wok, mezclamos con el arroz y dejamos reposar cinco minutos. Servimos enseguida.

Tarta de naranja y cardamomo

Laura Vichera | 22 de diciembre de 2013 a las 8:13

  • una lámina de masa quebrada dulce
  • 2 naranjas grandes
  • 3 huevos hermosos
  • 80 grs de azúcar
  • una cucharada de agua de azahar
  • 40 grs de harina de maíz
  • una lata pequeña de leche de coco
  • una pizca de cardamomo molido
  • azúcar glas para presentar

          PARA EL ALMÍBAR

  • 4 cucharadas de azúcar
  • unas vainas de cardamomo
  • 2 clavos de olor
  • medio vasito de agua

 

Con un cepillo frotar las naranjas y las enjuagamos bien. Sacar la piel a tiras, con un acanalador. Abrir las semillas de cardamomo y  las machacamos ligeramente en el mortero. Forrar un molde desmontable con la lámina de pasta y presionamos sobre las paredes, pinchar el fondo y dejamos en el frigorífico.

En un cazo ponemos el agua a hervir con el azúcar, el cardamomo y los clavos. Cuando empiece a hervir, incorporamos las tiras de piel de naranja y dejamos al fuego unos minutos. Se sacan y las dejamos en un escurridor.

Luego, exprimir las naranjas y colar el zumo. Mezclar con la harina de maíz procurando que no queden grumos. En otro cuenco, batir los huevos con el azúcar y el agua de azahar. Incorporar el zumo y la leche de coco.

Por úlfimo, agregar las tiras de piel de naranja y mezclar todo bien. Precalentar el horno a 180 grados.  Volcar la crema en el molde y hornear durante cuarenta minutos aproximadamente.

Una vez cocida la masa, comprobar que el relleno está cuajado. Sacamos y dejamos enfriar completamente antes de desmoldar.

 

Pastel de zanahorias, jengibre y piñones

Laura Vichera | 21 de julio de 2013 a las 8:13

  • 2 huevos grandes
  • 250 grs de zanahorias
  • un trozo grande de jengibre fresco
  • 100 grs de piñones
  • 100 grs de azúcar moreno
  • 50 grs de harina
  • una cucharadita de levadura
  • unas vainas de cardamomo
  • un vasito pequeño de aceite
  • una pizca de sal
  • mantequilla y harina para el molde
  • azúcar glas para decorar

 

En una sartén, sin nada de aceite, tostamos los piñones con cuidado de que no se quemen y los sacamos a un plato. Abrir las  vainas de cardamomo, sacamos las semillas y se machacan en el mortero. Pelar y rallar el jengibre y lo pasamos a un cuenco. Rallar las zanahorias con una mandolina, las mezclamos con el jengibre y  el cardamomo.

Luego, engrasar un molde cuadrado o rectangular con una pizca de mantequilla, espolvorear ligeramente con harina y lo dejamos en el frigorífico. Precalentar el horno a 180 grados.

Aparte, en otro cuenco batimos los huevos con el azúcar y trabajar con varillas eléctricas hasta que tengamos una mezcla espumosa. Agregar el aceite y mezclar. Incorporar la harina tamizada con la levadura, una pizca de sal y los piñones tostados. Trabajar todo junto de modo que nos quede una masa lisa y sin grumos.

Por último, incorporar las zanahorias, el jengibre y el cardamomo y mezclar todo bien. Volcar en el molde, sacudir ligeramente para que no queden huecos y nivelar la superficie. Hornear durante cuarenta y cinco minutos y comprobar que está cuajado antes de sacarlo.

Por último, dejamos templar antes de sacar del molde y dejamos enfriar sobre una rejilla. Cuando esté frío del todo, cortar en cuadraditos que colocaremos en cápsulas de papel y espolvoreamos generosamente con azúcar glas.

Pollo con cardamomo, anís y vainilla

Laura Vichera | 3 de enero de 2013 a las 8:13

  • un pollo de corral grande
  • 4 cebolletas
  • caldo de verduras o caldo de ave desgrasado
  • 2 cucharadas de bayas de cardamomo
  • una estrella de anís
  • un palo de vainilla
  • unas hebras de azafrán
  • unos granos de pimienta rosa
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Una vez troceado el pollo, retirar la piel y la grasa y lo enjuagamos bien. Se deja escurrir. Luego secamos los trozos con papel de cocina y se salpimentan.  En el mortero, machacamos ligeramente las bayas de cardamomo para que las semillas desprendan mejor el aroma.

En una cazuela grande de barro, calentamos un chorrito de aceite de oliva y freímos los trozos de pollo, para que se doren bien por todos lados, con cuidado de no pincharlos. Se sacan a una fuente y en el aceite que nos ha quedado, rehogamos, a fuego suave, las cebolletas cortadas en aros finos, una pizca de sal, la mitad de las semillas de cardamomo y vamos moviendo.

Cuando las cebolletas estén pochadas, incorporamos nuevamente los trozos de pollo a la cazuela,  los sofreímos unos diez minutos, dándoles la vuelta sin pincharlos. Repartir por encima los granos de pimienta rosa, la estrella de anís y el palo de vainilla abierto a lo largo. Añadir también las hebras de azafrán y el resto del cardamomo.

Una vez sofrito todo junto, agregar una taza de caldo, subir el fuego, sacudir la cazuela y llevar a ebullición. Cuando comience a hervir, tapar y dejar a fuego mínimo durante tres cuartos de hora. El pollo debe quedar muy tierno. Servir muy caliente y acompañar con unas patatas pequeñas salteadas y napadas con la salsa.

 

Etiquetas: , ,

Bizcocho de chocolate y cardamomo

Laura Vichera | 18 de noviembre de 2012 a las 8:13

  • 3 huevos grandes
  • 220 grs de chocolate para fundir, 70% de cacao
  • un vasito de leche de coco
  • 4 cápsulas de cardamomo
  • una varita de vainilla
  • un yogur natural, tipo cremoso
  • 90 grs de azúcar moreno
  • 160 grs de harina
  • una cucharada de levadura
  • una pizca de sal

 

Una vez separadas las yemas, montar las claras a punto de nieve fuerte con un pellizco de sal y reservamos en el frigorífico.

En otro cuenco troceamos el chocolate, agregar la leche de coco y ponemos sobre una cazuela con agua, al fuego y vamos calentando al baño María, moviendo para que vaya deshaciéndose.

Con un cuchillo abrimos la vainilla, por la mitad a lo largo, raspamos las semillas del interior y las pasamos al mortero. Abrir también el cardamomo y machacamos todo junto.

Cuando tengamos una pasta, la incorporamos al cuenco que tenemos al fuego y mezclamos bien hasta que todo quede fundido. Luego apartamos y dejamos templar. Precalentar el horno a 180 grados.

Aparte, mezclar las yemas con el azúcar y añadir, a continuación, el yogur. Una vez mezclados, incorporamos la harina tamizada con la levadura. Luego agregar la mezcla de chocolate y leche de coco y cuando todo esté bien trabado, añadir las claras montadas y mover despacio para que no se bajen.

Por último, engrasar ligeramente un molde antiadherente y volcar la mezcla. Hornear durante treinta y cinco minutos aproximadamente. Comprobar que está cuajado antes de sacar del horno. Dejamos enfriar del todo antes de desmoldar y espolvoreamos generosamente con azúcar glas.

 

 

Flan de café y cardamomo

Laura Vichera | 20 de mayo de 2012 a las 8:13

  • 600 mls de leche entera
  • 200 mls de nata para montar
  • 8 yemas de huevo
  • 2 cucharaditas de café molido
  • 100 grs de azúcar blanca
  • 5 bayas de cardamomo

        PARA EL CARAMELO

  •  azúcar
  • unos piñones
  • unas gotas de zumo de limón
  • aceite de girasol 

Con la punta de un cuchillo, abrimos las bayas de cardamomo y raspamos las semillas del interior. Se machacan en el mortero y las pasamos a un cazo con la leche y el café. Calentar a fuego suave, moviendo de vez en cuando y cuando arranque el hervor, apartar y dejamos reposar tapado. 

A continuación, en un cuenco y con ayuda de unas varillas, batimos las yemas con el azúcar, enérgicamente hasta que tengamos una mezcla blanquecina y espumosa. Colocar el cuenco sobre un cazo, al baño María. 

Poco a poco, vamos incorporando la leche colada, sin dejar de mover hasta que la crema vaya espesando. La pasamos por un colador o un chino y colocamos el cuenco sobre otro bol lleno de hielo. 

Cada rato vamos moviendo para que se enfríe y al cabo de una hora, incorporar la nata semi-montada y mezclar suavemente. Volcar en copas individuales y dejar en el frigorífico hasta el momento de servir. 

Mientras, preparamos el caramelo fundiendo el azúcar con un muy poco agua y unas gotas de zumo de limón  y cuando esté a punto, lo volcamos sobre una hoja de papel sulfurizado pintada con aceite. Repartir por encima los piñones, extender y dejamos enfriar. 

En el último momento, antes de sacar a la mesa, adornamos los flanes con unas lascas de caramelo.

 

Etiquetas: , ,