Archivos para el tag ‘crema fría’

Crema fría de tomate y calabaza

Laura Vichera | 23 de julio de 2012 a las 8:13

  • 2 kilos de tomates de pera maduros
  • una rodaja de calabaza de pulpa naranja
  • 3 chalotas
  • un vasito de nata ligera
  • una cucharada de azúcar moreno
  • sal y pimienta negra molida
  • una pizca de pimentón picante
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • aceite de oliva

PARA LA GUARNICIÓN

  •  un puñado de maíz tostado (kikos)
  • unos tallos de cebollino

 

En la cazuela donde vayamos a preparar la crema, calentar la mantequilla con un hilo de aceite de oliva y, cuando esté fundida, rehogar las chalotas muy picadas, a fuego suave hasta que se ablanden.

A continuación, incorporar la calabaza, sin piel ni semillas, cortada en dados pequeños y rehogamos para que tome color. Cuando comience a ablandarse, incorporar los tomates bien lavados y sin pelar, cortados en trozos grandes. Damos unas vueltas, espolvorear el azúcar, el pimentón, una pizca de sal y pimienta, tapar la cazuela y cocer durante media hora aproximadamente.

Pasado este tiempo, dejamos enfriar un poquito, triturar con la batidora y pasamos luego por el chino para eliminar todas las pieles y las semillas. Agregar la nata, mezclar y poner nuevamente a fuego suave para que vaya espesando.

Cuando veamos que tiene más consistencia, apartar,  dejamos templar y cuando se enfríe, la conservamos en el frigorífico hasta el momento de servir. En el mortero, machacamos el maíz hasta dejarlo en trocitos, procurando que no quede pulverizado.

Una vez servida la crema, sobre cada uno de los cuencos, repartimos unas cucharadas de kikos machacados y unos tallos de cebollino muy picados.

Crema fría de brécol y calabacín

Laura Vichera | 9 de julio de 2012 a las 8:13

  • 200 grs de brécol
  • unas ramitas de apio con sus hojas
  • un calabacín grande
  • 3 chalotas
  • caldo de ave desgrasado o caldo de verduras
  • un vaso de nata líquida ligera
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • una pizca de nuez moscada
  • sal y pimienta negra recién molida

PARA ACOMPAÑAR

  •  100 grs de queso azul
  • unas semillas de amapola

 

Una vez limpio el brécol de hebras, quitar la parte dura del tallo y lo cortamos en rodajas. Separar los ramilletes y escaldar todo un par de minutos en agua hirviendo con una pizca de sal. Escurrir y reservar el agua de cocción.

Luego, en la cazuela donde vayamos a preparar la crema, rehogar las chalotas muy picadas con el apio limpio y también cortado en rodajitas y la mantequilla. Cuando comiencen a estar transparentes, incorporar el calabacín, sin pelar y cortado en daditos y también el brécol troceado.

Damos unas vueltas para que tomen el sabor del sofrito, agregar una pizca de nuez moscada, sal y pimienta. Añadir el agua de cocción del brécol y también un par de vasos de caldo si fuera necesario. Tapar la cazuela y cocer a fuego medio una media hora.

Pasado este tiempo, dejamos templar, retirar el exceso de caldo si lo hubiera y añadir la nata líquida. Triturar con la batidora y pasar por el chino hasta que tengamos una crema fina y no demasiado espesa. Dejar en el frigorífico hasta el momento de servir.

Antes de sacar a la mesa, sobre cada uno de los vasos o de los cuencos de crema, desmenuzar un trocito de queso azul y espolvorear unas semillas de amapola.

Crema fría de garbanzos

Laura Vichera | 13 de junio de 2012 a las 8:13

  • 200 grs de garbanzos
  • 2 zanahorias
  • unos tallos de apio
  • 2 dientes de ajo
  • unas hebras de azafrán
  • una hoja de laurel
  • unas semillas de comino
  • sal y unos granos de pimienta negra 
  • aceite de oliva

        PARA ACOMPAÑAR

  •  la parte blanca de un puerro
  • un trozo de calabaza
  • unas hojas grandes de albahaca
  • comino molido
  • unas escamas de sal
  • harina para rebozar

 

La víspera ponemos los garbanzos a remojar, luego, se enjuagan y los pasamos a una olla con la hoja de laurel, las dos zanahorias raspadas y enteras, las ramitas de apio, los dos dientes de ajo.

Luego, añadir las hebras de azafrán, una pizca de sal, pimienta y un hilo de aceite de oliva. Cubrir con agua templada y cocer hasta que las legumbres estén tiernos.

Una vez hechos, retirar la hoja de laurel y se trituran con parte del agua de cocción. Debe quedar una crema no demasiado espesa. Pasamos por el chino para que quede muy fina, probar de sal y dejamos en el frigorífico hasta el momento de utilizarla.

Con una mandolina, cortamos el puerro en juliana y la calabaza en lonchas finas. Enjuagar y secar las hojas de albahaca enteras. Pasar todo por harina y sacudir sobre un colador. Vamos friendo por tandas, hasta que queden muy crujientes. Se sacan bien escurridas y las dejamos sobre papel absorbente.

Servir la crema bien fría, en cuencos o en vasos anchos, añadir una gota de aceite de oliva, repartir por encima los chips de verdura y albahaca, espolvorear con comino molido y unas escamas de sal.

Crema de lechuga con virutas de jamón

Laura Vichera | 5 de junio de 2012 a las 8:13

  • 1 lechuga grande
  • 2 cebolletas
  • la parte blanca de un puerro
  • un vaso de nata ligera para cocinar
  • ½ litro de caldo de verduras
  • sal y pimienta recién molida
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • aceite de oliva

        PARA ACOMPAÑAR

 

  • 150 grs de jamón serrano en lonchas finas
  • 2 lonchas de pan de molde
  • una pizca de pimentón

 

En primer lugar, limpiar la lechuga, retirar las hojas más feas y se corta en trozos grandes que enjuagamos y dejamos en un escurridor. 

Luego, en una cazuela calentamos un par de cucharadas de aceite de oliva y agregamos la mantequilla. Poner a fuego suave y, cuando esté fundida, incorporar las cebolletas y el puerro, cortados en tiras muy finas y rehogamos hasta que estén blanditos, procurando que no se doren. 

A continuación, incorporar la lechuga, una pizca de sal, pimienta recién molida y rehogar a fuego medio hasta que tome color. Mojar con el caldo, tapar a medias y cocer durante  veinte minutos todo junto. Vigilar por si fuera necesario agregar más caldo. 

Mientras, quitar la grasa del jamón y colocar las lonchas, una al lado de otra, en una bandeja forrada con papel sulfurizado. Tapar con otra lámina de papel y colocar encima otra bandeja. Hornear a 200 grados unos diez minutos. Retirar las cortezas al pan y lo cortamos en bastones que freímos en una pizca de aceite de oliva. Cuando estén dorados, se sacan y dejamos escurrir. 

Una vez hechas las verduras, triturar, agregar la nata, pasar por el chino y cuando se enfríe del todo, dejamos en el frigorífico. 

Bien fría, la servimos en cuencos, repartir por encima unas migas de jamón, los bastones de pan y espolvorear con algo más de pimentón.

Etiquetas: ,