Archivos para el tag ‘empanada salada’

Empanada de calabaza y queso de cabra

Laura Vichera | 18 de enero de 2014 a las 8:13

  • 2 láminas de masa quebrada
  • medio kilo de calabaza de pulpa naranja pelada
  • 150 grs de queso de cabra en rulo
  • 3 chalotas
  • unas cucharadas de leche y una yema para pintar
  • unas ramitas de tomillo fresco
  • unas hebras de azafrán
  • unos granos de pimienta negra
  • sal y aceite de oliva

 

En primer lugar, precalentar el horno a 180 grados. Luego, forrar un molde redondo desmontable con una de las láminas de masa, pinchar el fondo y presionar sobre las paredes. Dejamos en el frigorífico mientras preparamos el relleno.

Una vez limpia la calabaza de barbas y semillas,  la cortamos en rodajas gruesas que vamos colocando sobre una bandeja forrada con papel sulfurizado y añadimos un hilo de aceite de oliva.

Luego, hornear durante treinta minutos hasta que comience a tomar color, sacamos y machacamos ligeramente con un tenedor. Volvemos a poner sobre la bandeja y horneamos diez minutos más para que quede bien seca.

En una sartén con una pizca de aceite, pochamos las cebolletas cortadas en tiras finas, a fuego muy suave. Cuando estén blanditas, incorporar el tomillo desmenuzado, unos granos de pimienta negra machacados, las hebras de azafrán y la calabaza. Mezclar y dejamos que reduzca todo el jugo. Apartar y dejamos enfriar.

Sobre el fondo de masa repartimos el sofrito de forma que quede bien extendido. Por encima colocamos el queso de cabra cortado en lonchas finas y “tapar” con la otra lámina de masa. Pegar los bordes y pintar con la yema y la leche mezcladas. Pinchar para que salga el vapor y hornear durante cuarenta minutos, comprobando que la masa esté bien cuajada. Servir templada y acompañar con una ensalada.

Empanada de boquerones y pimientos

Laura Vichera | 23 de junio de 2012 a las 8:13

  • 2 láminas de masa quebrada
  • una docena de boquerones grandes
  • 2 pimientos rojos para asar
  • 2 pimientos amarillos
  • unas cucharadas de salsa de tomate casera
  • 6 cebolletas
  • unas ramitas de perejil fresco
  • ½ vasito de leche 
  • una yema para pintar
  • sal y pimienta negra recién molida
  • aceite de oliva

 

Una vez engrasado el fondo de un molde redondo desmontable, cubrir con una de las láminas de pasta. Dejamos en el frigorífico mientras preparamos el relleno.

Luego, pintar los pimientos con aceite de oliva y los asamos a 200 grados hasta que la piel quede tostada. Una vez hechos, se sacan y se dejan enfriar y, cuando estén tibios, se pelan, y se trocean, reservando el jugo que hayan soltado.

En una sartén grande rehogamos las cebolletas en tiras muy finas, a fuego suave, hasta que queden bien pochadas. Agregar luego unas cucharadas de  salsa de tomate, los pimientos asados y parte de su jugo. Cocemos a fuego suave, sin tapar, moviendo de vez en cuando para que el sofrito se vaya trabando y quede más cuajado.

Mientras, limpiar los boquerones, los enjuagamos bien y se dejan escurrir. Una vez hecho el sofrito, probamos de sal, volcar en un cuenco y dejamos que se enfríe. Precalentamos el horno a 200 grados.

Sobre el fondo de masa quebrada repartimos la mitad del sofrito, colocamos encima los boquerones, muy juntos y cubrimos con el resto del sofrito.

Por último, “tapar” con la otra lámina de pasta,  cerrar y pinchamos para que salga el vapor al cocer. Pintar la superficie con la yema de huevo mezclada con una cucharada de leche.

Bajar la temperatura a 170 grados y hornear durante  cincuenta minutos, hasta que quede doradita. Dejamos reposar y servir templada.