Archivos para el tag ‘enebro’

Pechuga de pollo a la naranja

Laura Vichera | 2 de junio de 2016 a las 8:13

  • 700 grs de pechuga de pollo de corral en filetes
  • 2 naranjas
  • un limón pequeño
  • unas bayas de enebro
  • una cucharada de  harina
  • unas hebras de azafrán
  • unos granos de pimienta rosa
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

PARA ACOMPAÑAR

  • 150 grs de quinoa
  • un calabacín pequeño
  • una zanahoria pequeña

 

Antes de empezar, limpiar los filetes de pollo de grasa y los enjuagamos. Dejamos en un escurridor, los secamos luego con papel de cocina y se cortan en tiras, a lo largo.

A continuación, enjuagamos las naranjas, frotar con un cepillo y sacamos tiras finas de piel que blanqueamos un par de minutos en agua hirviendo. Se enjuagan y escurrimos. Exprimir las naranjas y colar el zumo.

En una fuente, colocamos las tiras de pollo, salpimentar y enharinar ligeramente. En una sartén calentamos un chorrito de aceite de oliva y vamos friendo las tiras de pollo, a fuego vivo, dejando que se doren por todas partes.

Hecho esto, se sacan a la fuente y desglasar la sartén con el zumo de las naranjas. Incorporar las bayas de enebro y los granos de pimienta ligeramente machacados y también añadimos las hebras de azafrán.

Unos minutos después, incorporar nuevamente las tiras de pollo, agregar la juliana de piel de naranja y unas gotas de zumo de limón. Sacudir suavemente la sartén para que se traben todos los ingredientes. Probar de sal y damos un hervor todo junto.

Mientras, cocer la quinoa y la salteamos con el calabacín y la zanahoria picados en daditos. Servir con el pollo, napar con la salsa y acompañar también con una ensalada.

Estofado de cerdo en salsa de limón

Laura Vichera | 24 de noviembre de 2014 a las 8:13

  • un kilo de carne de cerdo para guiso: jamón, cabezada, lomo…
  • 3 limones grandes, de piel gruesa
  • 2 pimientos amarillos
  • 2 cebolletas
  • un ramillete de hierbas: laurel, tomillo, romero, salvia
  • caldo de verduras o de carne desgrasado
  • harina para rebozar
  • unas bayas de enebro
  • unos granos de pimienta rosa
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

Es importante empezar a preparar este guiso la víspera para que tome todo el sabor. Limpiar la carne de grasa y cortamos en dados medianos. Salpimentar y pasamos a un cuenco.

Luego, lavar dos de los limones, frotar con un cepillo bajo el grifo y cortamos los extremos. Cortamos luego en cuatro a lo largo y hacemos lonchas finas que incorporamos al cuenco con la carne.

También añadimos el zumo del otro limón, las bayas de pimienta rosa y de enebro ligeramente machacadas. Mezclar bien, tapar con film y dejamos en el frigorífico, moviendo de vez en cuando.

Cuando vayamos a preparar el guiso, sofreír la carne bien escurrida, a fuego vivo, en un chorrito de aceite de oliva. Vamos moviendo y dejamos que tome color. Sacamos y reservar en un plato.

En el aceite que nos queda en la cazuela, rehogar las cebolletas y los pimientos muy picados y a fuego muy suave. Cuando estén blanditos, incorporar nuevamente la carne, espolvorear una cucharada de harina y tostamos bien.

A continuación, agregar el ramillete de hierbas, el jugo de la marinada y las rodajas de limón y cubrir con el caldo templado. Sacudir la cazuela, tapar y cocer hora y media, a fuego mínimo. Vigilar la cocción por si fuera necesario agregar algo más de caldo o de agua.  Acompañar con pasta hervida o unas patatas al vapor.

 

Ternera estofada con apio y enebro

Laura Vichera | 20 de octubre de 2014 a las 8:13

  • 800 grs de ternera para guiso: falda, jarrete, babilla
  • unos tallos de apio con sus hojas
  • 2 zanahorias pequeñas
  • 3 tomates de pera maduros
  • 2 cebolletas
  • 3 dientes de ajo
  • una tira ancha de piel de naranja y otra de limón
  • un vasito de Jerez Amontillado
  • caldo de carne desgrasado
  • harina para rebozar
  • unas bayas de enebro
  • una pizca de nuez moscada
  • sal y pimienta negra molida
  • unos granos de pimienta
  • unas ramitas de perejil fresco
  • aceite de oliva

 

Cuando hayamos limpiado la carne de grasa, la atamos con hilo y salpimentamos. Pasamos por harina y freímos, a fuego vivo, en una cazuela con un chorrito de aceite de oliva. Sin pincharla, le vamos dando la vuelta para dorarla bien por todas partes. Luego, se saca a un plato y reservamos.

A continuación, agregar algo más de aceite en la cazuela si fuera necesario y añadimos los tallos de apio, limpios de hebras y las cebolletas, todo picado muy menudo. Bajar el fuego y rehogar hasta que estén blanditos.

Luego, agregamos las zanahorias cortadas en rodajas gruesas, los tomates rallados, la nuez moscadas, las bayas de enebro machacadas con los ajos, unos granos de pimienta y la tiras de piel de naranja y limón.

Una vez reducido el sofrito, incorporar nuevamente la carne a la cazuela y mojar con el Amontillado. Pasados unos minutos, rascar el fondo de la cazuela, añadir caldo hasta cubrir y sacudimos suavemente. Tapar y cocer a fuego suave durante una hora aproximadamente.

Pasado este tiempo, sacar la carne y la dejamos enfriar. Triturar la salsa y napar  el guiso. Agregar perejil picado por encima y acompañar con pasta larga hervida.

Lomo en salsa de almendras y naranja

Laura Vichera | 15 de septiembre de 2014 a las 8:13

  • 800 grs de lomo de cerdo en filetes
  • 100 grs de almendras crudas
  • 4 cebolletas
  • 2 dientes de ajo
  • ralladura de piel de naranja
  • zumo de media naranja
  • harina para rebozar
  • un vaso de Jerez Amontillado
  • un vaso de caldo de carne desgrasado
  • unas bayas de enebro
  • unos tallos de cebollino
  • sal y pimienta negra recién molida
  • una cucharada de mantequilla
  • aceite de oliva

 

Una vez limpios de grasa, aplanar ligeramente los filetes, salpimentar y se reservan.  Luego, se van rebozando en harina, sacudiendo para que no queden apelmazados. 

A continuación, calentamos un par de cucharadas de aceite de oliva en una sartén grande y se doran, por los dos lados durante un par de minutos. Se van sacando a una fuente y reservando al calor, hasta que los tengamos todos hechos.

En el mortero, machacar las almendras, dejándolas en trocitos y se reservan en un cuenco. Machacar igualmente las bayas de enebro con los dientes de ajo y las mezclamos con la ralladura de naranja.

Para la salsa, pelar y picar las cebolletas en tiras finas y rehogarlas a fuego suave en la misma sartén, agregando la mantequilla y algo más de aceite si fuera necesario.

Cuando comiencen a estar blanditas añadimos el Jerez y una vez evaporado el alcohol, incorporamos el majado de ajos, enebro y ralladura de piel de naranja. Agregar también el zumo, salpimentar y dejar cocer unos minutos.

Luego, metemos los escalopines en la salsa, agregamos las almendras y cubrir con el caldo de carne. Tapamos y cocemos todo junto veinte minutos más. Espolvorear el cebollino picado y acompañamos con pasta hervida.

Lomo de cerdo al vermú

Laura Vichera | 9 de septiembre de 2014 a las 8:13

  • 800 grs de lomo de cerdo, mejor ibérico
  • 4 cebolletas medianas
  • 3 dientes de ajo
  • un vaso de vermú blanco seco
  • caldo de carne desgrasado
  • medio limón, zumo y ralladura
  • unas bayas de enebro
  • sal y unos granos de pimienta negra
  • 3 cucharadas de mantequilla
  • aceite de oliva

 

Una vez limpio el lomo de grasa, le hacemos unas incisiones alrededor y le metemos dentro los dientes de ajo cortados a lo largo y algunas bayas de enebro. Atar con hilo de cocina para que no se deforme al cocer.

Luego, rallar la piel del limón y la machacamos en el mortero con sal gorda y unos granos de pimienta negra. Frotar la carne con esta mezcla y reservar en un plato. Limpiar las cebolletas y se cortan, con sus tallos, en tiras a lo largo.

En una cazuela grande, calentar un chorrito de aceite con dos cucharadas de mantequilla y freír la carne a fuego vivo, dándole la vuelta sin pincharla, para que se vaya dorando bien por todos lados.

Cuando veamos que ha tomado color, la sacamos nuevamente al plato, siempre sin pinchar la carne y en el aceite que nos ha quedado, pochar a fuego suave las cebolletas.

Pasados unos minutos, incorporar nuevamente la carne y mojar con el vermú. Dejamos que el alcohol se evapore y a continuación, agregar el zumo de limón y caldo hasta cubrir. Sacudir la cazuela, tapar y cocer durante una hora a fuego medio, agitando de vez en cuando para que se vaya trabando la salsa.

Justo antes de apartar, cuando la carne esté muy tierna, incorporar la cucharada de mantequilla que nos quedaba y acompañar con un puré de patatas casero.

 

 

 

 

 

 

 

Fiambre de trucha con lenguado

Laura Vichera | 18 de junio de 2014 a las 8:13

  • 8 filetes de lenguado limpios
  • 4 lomos de trucha
  • un huevo
  • unas hojas de salvia fresca
  • 3 cucharadas de nata líquida
  • unas bayas de enebro
  • sal y pimienta negra molida

PARA EL CALDO

  • las espinas del pescado
  • un puerro pequeño
  • un tomate maduro
  • una zanahoria
  • una hoja de laurel
  • un vaso de vino blanco
  • unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

En una cazuela colocamos las espinas con el puerro y la zanahoria limpios y en trozos grandes, el tomate entero, el laurel, el vino, la pimienta y un hilo de aceite de oliva. Cubrir con agua fría y arrimar al fuego. Cocer a fuego suave durante media hora. 

Con mucho cuidado, repasar los filetes de lenguado para que no tengan espinas, se aplanan ligeramente con el mazo y los reservamos. Repasar igualmente la trucha y limpiarla de piel y espinas. La picamos muy menuda a cuchillo o con ayuda de la picadora.

En un cuenco batimos el huevo con la nata, unas hojas de salvia picada, las bayas de enebro machacadas, sal y pimienta. Incorporar la trucha y mezclar con un tenedor hasta que tengamos todo bien trabado.

Sobre una lámina de papel de aluminio, colocamos cuatro filetes de lenguado, ligeramente montados uno sobre otro. Por encima repartimos la mitad del relleno y enrollamos , presionando bien para que quede muy compacto.  Repetimos con los otros cuatro filetes de lenguado y el resto de trucha picada.

Se pasan a una cazuela honda y volcar por encima el caldo de pescado colado. Cocer a fuego medio durante veinte minutos, aproximadamente. Servir en rodajas acompañados de una mayonesa casera y unas patatas al vapor.