Archivos para el tag ‘harina’

Albóndigas con zanahorias y champiñones

Laura Vichera | 9 de diciembre de 2016 a las 8:13

  • 700 grs de carne de ternera picada
  • medio kilo de champiñones
  • un calabacín pequeño
  • 2 cebolletas
  • 4 zanahorias
  • un huevo
  • miga de pan mojada en leche
  • harina para rebozar
  • una  hoja de laurel
  • una pizca de nuez moscada
  • 2 clavos de olor
  • unas ramitas de perejil fresco
  • sal y pimienta negra recién molida
  • aceite de oliva

 

Para preparar las albóndigas, pelar y despuntar el calabacín y lo rallamos. Se pasa a un colador, espolvoreado con sal y con un peso encima y dejamos que suelte el agua.

Luego, mezclar con la carne, añadir una de las cebolletas picada muy fina y también un huevo batido. Agregar la miga de pan escurrida, aderezar con sal y pimienta y también la nuez moscada.

Con un tenedor mezclamos bien hasta que tengamos una masa compacta. Tapamos con film y dejamos en el frigorífico mientras preparamos la salsa.

A continuación, limpiar las zanahorias y partirlas en rodajas gruesas. Pelar la otra cebolleta, la picamos menuda. Las rehogamos a fuego suave, con un chorrito de aceite de oliva.

Cuando estén blanditas, agregar la hoja de laurel, los clavos, el vaso de vino blanco y añadimos un par de vasos de agua. Bajar el fuego y cocer durante media hora.

Luego, formar las albóndigas, y las pasamos por harina. Se van friendo y las dejamos escurrir sobre papel absorbente. Las incorporamos a la cazuela y añadir también los champiñones, limpios y enteros si no son demasiado grandes.

Suavemente, sacudimos la cazuela para que se trabe la salsa, añadir unas hojas de perejil picado y servimos acompañadas de pasta larga.

Buñuelos de calabaza, queso y curry

Laura Vichera | 7 de octubre de 2016 a las 8:13

  • 800 grs de calabaza de pulpa naranja
  • 100 grs de queso tierno de cabra
  • 2 huevos
  • 80 grs de harina de repostería
  • 60 grs de harina de maíz
  • medio litro de leche
  • una cucharada de curry en pasta o en polvo
  • unas hebras de azafrán
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

En primer lugar, retirar la corteza, las pipas y las barbas de la calabaza y la rallamos, con un rallador grueso, de forma que no se deshaga, sino que se noten los trocitos. Pasamos a un escurridor y dejamos con un peso encima para que suelte la mayor cantidad de agua posible.

A continuación cortar el queso en daditos y reservar. Separamos las claras y las montamos a punto de nieve con una pizca de sal. En un cuenco, mezclamos los dos tipos de harina tamizada con las dos yemas, el curry y una pizca de sal.

Cuando todo esté bien mezclado, incorporar poco a poco la leche fría y un chorrito de aceite de oliva y movemos para que no se formen grumos. Podemos terminar de mezclar utilizando la batidora.

Por último, incorporar las claras montadas y  las hebras de azafrán. Mezclar despacio y dejamos en el frigorífico, para que repose, al menos durante una hora.

En el momento de preparar los buñuelos, vamos añadiendo la calabaza rallada y los daditos de queso a la pasta de rebozar. Vamos echando cucharadas de masa en una sartén grande con abundante aceite bien caliente.

A medida que se vayan dorando, les vamos dando la vuelta y los sacamos a escurrir sobre papel absorbente. Servir recién hechos y acompañar con una ensalada.

Galletas de Parmesano y aceitunas

Laura Vichera | 25 de junio de 2016 a las 8:13

  • 150 grs de harina de repostería
  • 100 grs de mantequilla muy fría
  • 100 grs de queso Parmesano rallado
  • una cucharada sopera de nata
  • una docena de aceitunas negras sin hueso
  • unas semillas de amapola
  • unas espigas de romero
  • pimienta negra molida

 

En primer lugar, escurrir las aceitunas y las picamos menudas. Se reparten sobre un trozo de papel sulfurizado y las secamos durante un minuto y medio en el microondas a media potencia. Se dejan enfriar.

Luego, en un cuenco tamizamos la harina y la mezclamos con el queso Parmesano rallado. Añadimos las semillas de amapola, las espigas de romero muy picadas, las aceitunas y una pizca de pimienta negra recién molida.

A continuación, agregar la mantequilla cortada en daditos, la cucharada de nata y una cucharada de agua helada. Mezclamos con la punta de los dedos, no demasiado tiempo, hasta que tengamos una masa arenosa.

Dividimos la masa en dos y formamos dos cilindros que envolvemos separadamente en film transparente y dejamos en el frigorífico durante, al menos, dos horas.

En el momento de preparar las galletas, precalentamos el horno a 180 grados. Forrar una bandeja con una lámina de papel sulfurizado. Cortamos la masa en discos de un par de centímetros de grosor aproximadamente y los vamos colocando en la fuente, separados unos de otros.

Con el dorso de una cuchara mojada, aplastamos las galletas ligeramente y las horneamos durante quince minutos. Deben quedar doraditas, pero no demasiado.

Cuando estén hechas, se van sacando y las dejamos sobre una rejilla hasta que estén completamente frías. Luego se guardan en una caja hermética.  Servir como aperitivo o también acompañando una ensalada.

Suflé de atún y piquillos

Laura Vichera | 19 de marzo de 2016 a las 8:13

  • 100 grs de atún al natural
  • 3 pimientos de piquillo en conserva
  • 3 huevos
  • 2 claras
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 2 cucharadas de harina
  • 2 vasitos de leche templada
  • una pizca de nuez moscada
  • mantequilla y pan rallado para los moldes
  • sal y pimienta negra recién molida

 

En primer lugar, engrasar un molde grande para suflé (o cuatro pequeños) con algo más de mantequilla. Espolvorear el interior con pan rallado y sacudir bocabajo. Dejamos en el frigorífico y precalentar el horno a 180 grados.

Luego, separar las tres yemas y montamos las cinco claras a punto de nieve muy fuerte con una pizca de sal. Escurrimos el atún, reservando el jugo. Con ayuda de un tenedor lo desmenuzamos en trozos grandes. Escurrir y secar muy bien los pimientos, los cortamos, primero en tiras y luego en daditos pequeños.

En una sartén calentamos la mantequilla a fuego suave y, cuando funda, incorporar la harina y la nuez moscada, tostamos bien, sin dejar de mover para que no se hagan grumos.

A continuación,  añadimos el jugo del atún y la leche y, sin dejar de mover, seguir cocinando a fuego muy suave para que vaya espesando. Justo antes de apartar, añadir el atún y los piquillos. Fuera del fuego, incorporar también las yemas, una pizca de sal y de pimienta y mezclamos bien.

Cuando la mezcla haya perdido un poco de calor, vamos añadiendo las claras montadas, moviendo delicadamente para que no pierdan volumen. Volcar en el molde, dejando un tercio libre para que pueda subir al cocer.

En el último momento, metemos en el horno bien caliente durante veinte minutos aproximadamente. Servir enseguida, antes de que baje y acompañar con una buena ensalada.