Archivos para el tag ‘hierbas aromáticas’

Truchas horneadas al vino blanco

Laura Vichera | 29 de marzo de 2017 a las 8:13

  • 4 truchas medianas de ración
  • 150 grs de champiñones pequeñitos
  • 2 tomates de pera maduros
  • 4 chalotas
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • ralladura de piel de limón
  • unos tallos de cebollino fresco
  • unas ramitas de eneldo fresco
  • unas ramitas de tomillo
  • un vaso de vino blanco seco
  • un pellizco de azúcar
  • sal y pimienta negra recién molida

 

Una vez limpias de escamas, abrir las truchas y las evisceramos. Podemos dejarles la cabeza o no, según nos guste más. Enjuagar y frotar el interior cuidadosamente hasta que queden perfectamente limpias.

Luego, las dejamos en un escurridor y las secamos luego por dentro y por fuera con papel absorbente. Salpimentamos el interior y las colocamos en una fuente grande.

En un cuenco picamos muy menudos los tallos de cebollino y las ramitas de eneldo, incorporar el tomillo desmenuzado y mezclar con las dos cucharadas de mantequilla y la ralladura de piel de limón, trabajando con un tenedor hasta obtener una pasta. Precalentamos el horno a 200 grados.

Luego, pelar los tomates, retirar las semillas y cortamos en daditos que dejamos en un colador para que suelten el agua. Limpiar los champiñones, retirar la parte final del pie y los cortamos en láminas. Pelar las chalotas y las cortamos en tiras finas.

Con la mantequilla de hierbas pintamos el interior de las truchas. Alrededor repartimos los tomates, las chalotas y los champiñones y aderezar con una pizca de sal, pimienta y azúcar. Mojar con el vino blanco y tapar con papel de aluminio. Hornear durante veinticinco minutos.

Pasado este tiempo, comprobar la cocción del pescado y servir enseguida acompañando con unas patatas al vapor.

Escalopines en salsa de tomate

Laura Vichera | 14 de junio de 2016 a las 8:13

  • 12 escalopines de ternera
  • 6 tomates de pera maduros
  • 2 chalotas
  • un diente de ajo
  • ralladura y zumo de limón
  • unas gotas de Tabasco
  • un par de cucharadas de vinagre balsámico
  • unas ramitas de hierbas variadas: tomillo, romero, mejorana…
  • una cucharadita de azúcar
  • unos granos de pimienta negra
  • sal y pimienta negra recién molida
  • aceite de oliva

 

Unas horas antes, limpiar los escalopines de grasa. Si son muy grandes los cortamos en dos o tres, dependiendo del tamaño. Los aplastamos ligeramente, salpimentar por ambas caras y los pasamos a una fuente.

En el mortero preparamos un majado con el diente de ajo, parte de las hierbas muy picadas, unos granos de pimienta, ralladura de piel de limón. Trabajar todo bien hasta que tengamos una pasta. Desleír con un chorrito de aceite de oliva y el zumo de medio limón.

Con un pincel, pintar los filetes con la marinada y tapar con film transparente. Dejamos en el frigorífico mientras preparamos la salsa.

En una cazuela baja, vamos pochando las chalotas picadas en tiras finas con un poquito de aceite de oliva. Tapar y rehogar a fuego suave, moviendo de vez en cuando.

Luego, pelar los tomates, retirar las semillas y los picamos menudos. Se incorporan a la cazuela, añadir las hierbas, unas gotas de Tabasco,  el vinagre balsámico y también la cucharadita de azúcar. Sacudir suavemente, tapamos y cocinar a fuego muy suave.

En el momento de preparar los filetes, los asamos en la plancha muy caliente, un par de minutos, lo justo para que queden sellados. Los vamos metiendo en la salsa y damos un hervor todo junto. Acompañar con arroz blanco o pasta hervida.

Pez espada con hierbas y limón

Laura Vichera | 26 de febrero de 2013 a las 8:13

  • 700 grs de pez espada en un solo trozo
  • 2 zanahorias
  • un calabacín pequeño
  • 2 dientes de ajo
  • unos tallos de apio con sus hojas
  • un limón
  • una pizca de tomillo y orégano
  • sal y pimienta negra en grano
  • aceite de oliva

Una vez limpio el pescado, lo dejamos entero, se enjuaga y se reserva. Despuntar las zanahorias, las raspamos y, con ayuda de una mandolina las cortamos en tiras largas. Hacemos lo mismo con el calabacín. Limpiar el apio y lo picamos menudo también.

En el mortero, machacar los dos dientes de ajo con una pizca de sal, ralladura de piel de limón y unos granos de pimienta negra. Agregar el orégano y el tomillo, un chorrito de aceite de oliva, zumo de limón y mezclar.

Luego, colocamos el pescado sobre un trozo grande de papel aluminio, le hacemos unas incisiones y le clavamos algunos granos más de pimienta y algo más de hierbas. Pintar con el adobo procurando que quede bien cubierto por todas partes.

A continuación, repartir alrededor del pescado el apio y las tiras de calabacín y zanahoria y cerramos bien el papel, procurando que no queden huecos por los que pueda salir el vapor. Dejamos reposar media hora en el frigorífico.

Unos minutos antes de preparar el pescado, precalentar el horno a 200 grados y hornear durante treinta minutos. Pasado este tiempo, dejamos reposar antes de sacar de su envoltorio. Napar con la salsa y acompañar con las verduras y un puré de patatas casero.