Archivos para el tag ‘huevo’

Albóndigas con zanahorias y champiñones

Laura Vichera | 9 de diciembre de 2016 a las 8:13

  • 700 grs de carne de ternera picada
  • medio kilo de champiñones
  • un calabacín pequeño
  • 2 cebolletas
  • 4 zanahorias
  • un huevo
  • miga de pan mojada en leche
  • harina para rebozar
  • una  hoja de laurel
  • una pizca de nuez moscada
  • 2 clavos de olor
  • unas ramitas de perejil fresco
  • sal y pimienta negra recién molida
  • aceite de oliva

 

Para preparar las albóndigas, pelar y despuntar el calabacín y lo rallamos. Se pasa a un colador, espolvoreado con sal y con un peso encima y dejamos que suelte el agua.

Luego, mezclar con la carne, añadir una de las cebolletas picada muy fina y también un huevo batido. Agregar la miga de pan escurrida, aderezar con sal y pimienta y también la nuez moscada.

Con un tenedor mezclamos bien hasta que tengamos una masa compacta. Tapamos con film y dejamos en el frigorífico mientras preparamos la salsa.

A continuación, limpiar las zanahorias y partirlas en rodajas gruesas. Pelar la otra cebolleta, la picamos menuda. Las rehogamos a fuego suave, con un chorrito de aceite de oliva.

Cuando estén blanditas, agregar la hoja de laurel, los clavos, el vaso de vino blanco y añadimos un par de vasos de agua. Bajar el fuego y cocer durante media hora.

Luego, formar las albóndigas, y las pasamos por harina. Se van friendo y las dejamos escurrir sobre papel absorbente. Las incorporamos a la cazuela y añadir también los champiñones, limpios y enteros si no son demasiado grandes.

Suavemente, sacudimos la cazuela para que se trabe la salsa, añadir unas hojas de perejil picado y servimos acompañadas de pasta larga.

Mejillones rellenos

Laura Vichera | 25 de octubre de 2016 a las 8:13

  • 2 kilos de mejillones hermosos
  • 2 huevos
  • 4 rebanadas de pan de molde sin corteza
  • 2 dientes de ajo
  • zumo y ralladura de medio limón
  • 4 cucharadas de concentrado de tomate
  • unas gotas de salsa Tabasco
  • unos tallos de cebollino
  • sal y pimienta negra molida
  • unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

Una vez limpios los mejillones, los enjuagamos con abundante agua fría y los vamos pasando a una cazuela grande. Añadimos unos granos de pimienta negra y unas gotas de zumo de limón. Tapamos, arrimar al fuego y cocer hasta que se abran.

Una vez abiertos, los sacamos bien escurridos y se reservan en una fuente. Cuando se enfríen un poquito, retiramos una de las conchas y colamos el caldo.

A continuación, precalentamos el horno a 180 grados. Troceamos el pan, lo pasamos a un cuenco y lo remojamos con el caldo de los mejillones cuando se haya enfriado.

En un cuenco batimos los huevos con un puñado de hojas de perejil y unos tallos de cebollino, todo muy picado. Agregar también la ralladura de piel de limón y el pan bien escurrido. Agregar el concentrado de tomate y trabajar todo bien.

Cuando todo esté bien trabado, agregar unas gotas de salsa Tabasco y ligar con un tenedor. Con esta mezcla vamos rellenando los mejillones y se van colocando sobre una fuente, bien juntos para que no se vuelquen. Salpimentar.

En el último momento, cuando vayamos a comer, horneamos durante veinte minutos y gratinar justo antes de sacar del horno. Servir recién hechos y acompañar con una ensalada y una guarnición de arroz blanco.

Mini-brioches con pepitas de chocolate

Laura Vichera | 12 de octubre de 2014 a las 8:13

  • 650 grs de harina de fuerza
  • un huevo + otro huevo para pintar
  • 120 grs de mantequilla a temperatura ambiente
  • 250 mls de leche
  • 4 cucharadas soperas de azúcar
  • 20 grs de levadura fresca, de panadería
  • 60 grs de pepitas de chocolate negro
  • una cucharadita de sal
  • algo más de mantequilla para el molde

 

En un cuenco al baño María, fundir la mantequilla. Cuando esté líquida, apartar del fuego y añadir la leche. Dejamos templar un poquito, agregar la levadura desmenuzada y una cucharada de azúcar. Desleír y dejamos reposar cinco minutos.

Luego, cuando la levadura comience a formar pequeñas burbujas, incorporar el resto del azúcar, uno de los huevos batidos, la cucharadita de sal, las pepitas de chocolate y la harina tamizada.

Cuando todos los ingredientes estén mezclados, trabajar la masa sobre una superficie ligeramente enharinada, formar una bola, pulverizar la superficie con agua para que no se seque y dejamos reposar una hora, cubierta con un paño limpio.

Pasado este tiempo, engrasar un molde grande, dividir la masa en ocho o diez porciones y formamos bolitas que encajamos una al lado de otra en el molde, sin que pierdan la forma.

Nuevamente, pulverizamos con algo más de agua y volvemos a tapar con un paño. Dejamos que la masa suba durante cuarenta y cinco minutos, aproximadamente. Precalentar el horno a 190 grados.

Pintar cada uno de los bollitos con el otro huevo batido y hornear unos quince o veinte minutos, hasta dorar. Desmoldar cuando se enfríe y dejamos enfriar del todo sobre una rejilla.

Sopa de verduras con huevo escalfado

Laura Vichera | 9 de enero de 2013 a las 8:13

  • 3 zanahorias pequeñas
  • un puñado de judías verdes redondas
  • 2 calabacines pequeños también
  • 2 cebolletas
  • la parte blanca de un puerro
  • 1 diente de ajo
  • un litro y medio de caldo de verdura
  • unas hojas de hierbabuena fresca
  • unas hebras de azafrán
  • unas gotas de Tabasco verde
  • sal y pimienta negra
  • aceite de oliva

PARA ACOMPAÑAR

 

  • un trozo de queso Parmesano
  • 4 huevos
  • una cucharada de vinagre
  • pimienta negra recién molida

 

En un hilo de aceite de oliva sofreímos las cebolletas, la parte blanca del puerro y el diente de ajo todo muy picado. Pochar a fuego suave y vamos moviendo para que se ablanden sin dorarse.

A continuación, incorporar las judías verdes, limpias de hebras y troceadas, las zanahorias raspadas y cortadas en daditos pequeños y también los calabacines, despuntados y cortados del mismo modo.

Cuando las verduras vayan tomando color, incorporar el azafrán, una pizca de sal y pimienta y un puñado de hojas de hierbabuena muy picada. Cubrir con el caldo de verduras caliente, mezclar suavemente con las verduras, tapar a medias la cazuela y dejar al fuego una media hora, procurando que las verduras queden “al dente”.

Mientras, en otra cazuela, calentar agua con una cucharada de vinagre y unas gotas de zumo de limón. Justo cuando el agua vaya a hervir, bajar el fuego al mínimo. Cascar los huevos uno a uno en un bol y los volcamos en el agua con cuidado de que no se rompan. Escalfar durante tres o cuatro minutos, sacar con una espumadera y escurrir bien.

Servir la sopa en cuencos o en platos hondos, recortar los bordes a los huevos y se colocan en el centro de cada plato, adornar con unas lascas de Parmesano y moler pimienta negra por encima.

 

Etiquetas: , , ,