¿Qué comemos hoy? » lima

Archivos para el tag ‘lima’

Curry de gambas y arroz

Laura Vichera | 10 de septiembre de 2014 a las 8:13

  • docena y media de gambas grandes
  • 150 grs de arroz Basmati
  • 2 cebolletas
  • una lima
  • un diente de ajo
  • una guindilla
  • una cucharada de curry en pasta o en polvo
  • un vasito de ron
  • un manojo de culantro fresco
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Con cuidado, pelamos las gambas dejando el extremo de la cola. Retirar la vena dorsal, se enjuagan, las secamos y se pasan a un cuenco.

En un bol mezclamos ralladura y zumo de la lima, un puñado de hojas de culantro picadas, el diente de ajo muy picado, la guindilla machacada y el curry. Agregar un pellizco de sal y pimienta negra molida y volcar sobre las gambas. Mezclar bien, tapar con film y dejamos en el frigorífico durante una hora.

A continuación, calentar un chorrito de aceite de oliva en un wok y saltear las cebolletas, cortadas en tiras finas, a lo largo, incluyendo parte de sus tallos.

Aparte, en un cazo, cocer el arroz, previamente lavado, y lo dejamos “al dente”. Volcar en un colador, refrescar con agua fría y reservamos.

Una vez sofritas las cebolletas, se sacan a un plato y en el wok salteamos las gambas con el jugo que han soltado. Un par de minutos después, mojar con el ron y flambear.

Por último, incorporar nuevamente las cebolletas, agregar también el arroz, agregar algo más de curry si fuera necesario y saltear todo junto un par de de minutos más. Antes de servir, agregar algo más de culantro picado y repartir en los platos. Acompañar con una ensalada.

Bacalao en salsa de hinojo

Laura Vichera | 2 de julio de 2014 a las 8:13

  • 800 grs de bacalao fresco en filetes
  • 4 bulbos de hinojo
  • un limón
  • una lima
  • 3 dientes de ajo pequeños
  • 2 hojas de laurel
  • una pizca de comino en polvo
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

Una vez repasado el pescado para eliminar las espinas, cortamos cada uno de los filetes en dos o tres medallones, dependiendo del tamaño. Se pasan a una fuente y rociamos con parte del zumo de lima y limón, ralladura de parte de su piel.

También añadimos una pizca de comino y pimienta negra molida y un hilo de aceite de oliva. Tapar con film y dejar un par de horas en el frigorífico.

A continuación, limpiar el hinojo, retirar las capas exteriores y cortar los bulbos en tiras finas. En una cazuela baja, calentar un chorrito de aceite y los ponemos a pochar a fuego suave.

Agregar el resto de zumo de limón y lima, los dientes de ajo pelados y machacados, las hojas de laurel y un vasito de agua. Cocer durante diez minutos, hasta que la verdura se ablande. Precalentar el horno a 190 grados.

Cuando el sofrito esté a punto, volcar el hinojo sobre una fuente y repartirlo bien. Encima colocamos los filetes de pescado, espolvorear con algo más de comino molido y rociar con el jugo de la marinada y algo más de aceite. Tapar con papel de aluminio y hornear durante diez minutos.

Servir recién hecho y acompañar con unas patatas al vapor.

Etiquetas: , , , ,

Pastas de coco y lima

Laura Vichera | 15 de diciembre de 2013 a las 8:13

  • 75 grs de coco rallado
  • una lima
  • 200 grs de harina
  • 175 grs de mantequilla a temperatura ambiente
  • 130 grs de azúcar blanca
  • 2 huevos pequeños
  • unas gotas de agua de azahar
  • una pizca de cardamomo molido
  • azúcar glas para el acabado

La masa de estas pastas debe reposar un buen rato, para poder moldearlas, así que es mejor prepararlas con antelación.

En un cuenco mezclamos la mantequilla con el azúcar y la ralladura de piel de lima y trabajamos con varillas eléctricas hasta que quede una crema bien homogénea.

A continuación, incorporar el cardamomo molido, el zumo de media lima, el agua de azahar y el coco rallado. Continuamos trabajando hasta que todos los ingredientes queden perfectamente integrados.

Entonces, añadimos la harina tamizada y acabamos de unir todo. Tapar con film transparente y dejamos en el frigorífico un par de horas aproximadamente.

Pasado este tiempo, precalentar el horno a 160 grados.  Con las manos y con ayuda de una cucharilla, vamos cogiendo bolitas, del tamaño de una nuez. Las vamos pasando a un plato con azúcar glas y las rebozamos.

Sobre una bandeja forrada con papel sulfurizado, se van colocando, bien separadas unas de otras y las aplastamos ligeramente con el dorso de una cucharilla. Hornear de quince a veinte minutos y se sacan cuando aún están blandas y se van dejando a enfriar sobre una rejilla.

Tarta merengada de queso y lima

Laura Vichera | 17 de marzo de 2013 a las 8:13

  • 200 grs de galletas tipo Digestive
  • 80 grs de mantequilla a “punto de pomada”
  • 3 claras de huevo
  • 125 grs de azúcar
  • una pizca de sal

       PARA EL RELLENO

  • ½ kilo de queso batido, tipo Philadelphia
  • 4 limas
  • 3 yemas de huevo
  • unas semillas de cardamomo

 

En una bolsa de plástico metemos las galletas y las aplastamos con el rodillo. Se vuelcan en un cuenco y las mezclamos con la mantequilla. Trabajar hasta que tengamos una pasta trabada con la que forramos un molde desmontable, presionando bien sobre el fondo y las paredes.

A continuación, metemos en el horno precalentado a 180 grados durante diez o doce minutos, sacamos y cuando esté completamente frío, lo dejamos en el frigorífico para que endurezca bien.

Luego, en el mortero, abrir las vainas de cardamomo y machacar las semillas. En un cuenco montamos las tres claras a punto de nieve fuerte con el azúcar y trabajar hasta que queden duras. Dejamos en el frigorífico también.

Para el relleno,  lavar dos de las limas,  rallamos la piel y la pasamos a un cuenco. Incorporar el queso batido y trabajar con varillas eléctricas hasta que quede suelto y ligero.

Enseguida, incorporamos el zumo de las cuatro limas, las semillas de cardamomo machacadas y las tres yemas. Trabajar todo bien y volcar sobre la base de la tarta.  Nivelar con una espátula y hornear durante veinticinco minutos, hasta que cuaje.

Una vez fría, repartir por encima el merengue y formar picos.  Gratinar a 200 grados, con mucho cuidado de que no se queme.  Dejamos reposar fuera del horno y luego dejamos en el frigorífico hasta el momento de servir.