¿Qué comemos hoy? » magdalenas

Archivos para el tag ‘magdalenas’

Magdalenas corazón de limón

Laura Vichera | 1 de febrero de 2015 a las 8:13

  • 80 grs de harina
  • 2 cucharadas de almendra molida
  • 90 grs de mantequilla a temperatura ambiente
  • 2 huevos medianos
  • 70 grs de azúcar blanca
  • ralladura de piel de limón
  • una cucharadita de levadura

PARA EL RELLENO

  • un huevo
  • 50 grs de azúcar
  • zumo de un limón pequeño
  • una cucharadita de mantequilla
  • 1 gramo de agar-agar

PARA EL GLASEADO

  • una clara
  • 5 cucharadas de azúcar glas

Un rato antes, preparamos el relleno. Batir los huevos con el azúcar en un cazo. Arrimar a fuego muy suave, agregar el zumo de limón y la mantequilla, añadimos el agar-agar, y seguimos moviendo despacio hasta que espese. Pasamos por el chino y volcar en una cubitera pequeña. Cuando se enfríe, dejamos en el congelador un par de horas.

Mientras, preparamos las magdalenas. Trabajar la mantequilla en un cuenco con el azúcar hasta que queden bien trabadas. Agregar los huevos uno a uno y añadimos también la ralladura de limón.

A continuación, incorporar la almendra molida y la harina tamizada con la levadura. Pasar la masa a una manga pastelera y la dejamos reposar una hora en el frigorífico. Precalentar el horno a 180 grados.

Pasado ese tiempo de reposo, con cuidado, rellenar las cápsulas de papel hasta algo más de la mitad, colocar encima un cubito de crema de limón y aplastar un poquito para que quede “enterrado”. Hornear unos veinte minutos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

En un cuenco, batir la clara con el azúcar glas y adornar las magdalenas con unos hilos de glasa y se dejan secar completamente.

Etiquetas: , ,

Magdalenas de chocolate con avellanas

Laura Vichera | 19 de octubre de 2014 a las 8:13

  • 100 grs de harina de repostería
  • 100 grs de azúcar
  • 2 huevos medianos
  • una cucharada de levadura
  • 100 grs de mantequilla a temperatura ambiente
  • 2 cucharadas de cacao puro, en polvo
  • un puñado de avellanas
  • mantequilla para engrasar los moldes
  • algo más de azúcar para hornear las magdalenas

 

En el mortero, machacamos las avellanas dejándolas en trocitos medianos que tostamos en una sartén, sin nada de aceite, procurando que no se quemen. se sacan a un plato y reservar.

Luego, engrasar los moldes de papel o la bandeja metálica o de silicona para magdalenas, con un pincel mojado en mantequilla y dejamos en el frigorífico.

En un cuenco grande mezclamos el azúcar con los huevos y batimos enérgicamente con varillas eléctricas hasta que tengamos una mezcla blanquecina y espumosa.

A continuación, agregamos la harina tamizada con la levadura y las dos cucharadas de cacao en polvo. Continuamos mezclando y añadir la mantequilla y las avellanas. Terminar de mezclar todos los ingredientes, pasamos la masa a una manga pastelera y dejamos en el frigorífico una media hora.  Precalentar el horno a 170 grados.

Pasado el tiempo de reposo, rellenar los moldes con la masa y espolvorear por encima con algo más de azúcar.  Procurar no llenar los moldes del todo para que no se “desarmen”.

Hornear durante doce o quince minutos, procurando que suban bien y que queden doraditas por encima. Se dejan enfriar sobre una rejilla, espolvoreamos con azúcar glas y guardamos luego en una caja hermética, donde podremos conservarlas varios días.

Magdalenas con corazón de piña

Laura Vichera | 18 de mayo de 2014 a las 8:13

  • 3 huevos
  • 150 grs de mantequilla a temperatura ambiente
  • 150 grs de azúcar moreno
  • 150 grs de harina
  • medio vasito de zumo de piña
  • una cucharadita de levadura
  • unas rodajas de piña en su jugo
  • unas gotas de esencia de vainilla
  • una pizca de sal
  • algo más mantequilla para los moldes

Una vez separadas las yemas, montar las claras a punto de nieve fuerte con una pizca de sal. Dejamos en el frigorífico mientras preparamos el resto de ingredientes. Sobre una bandeja vamos colocando los moldes y los engrasamos ligeramente con un pincel mojado en algo de mantequilla fundida.

Luego, en otro cuenco, batimos la mantequilla con el azúcar (reservando un par de cucharadas para espolvorear las magdalenas antes de hornear) y trabajar hasta que tengamos una mezcla blanquecina. A continuación,  añadir las yemas una a una y cuando se hayan trabado bien, incorporar la harina tamizada con la levadura.

Una vez mezclados todos estos ingredientes, incorporar la esencia de vainilla y el jugo de la piña. Mezclar todo bien y, por último, añadir las claras montadas y mover despacio para que no bajen. Pasar la masa a una manga pastelera y dejamos reposar en el frigorífico durante media hora. Precalentar el horno a 200 grados.

Pasado este tiempo, con cuidado, vamos  cubriendo el fondo de los moldes con muy poca masa. Ponemos un trocito de piña en el centro y cubrir con el resto de masa, siempre sin llegar al borde.

Cuando estén todos llenos, espolvorear con algo más de azúcar y hornear unos doce o quince minutos. Cuando estén hechas, se sacan y las dejamos enfriar sobre una rejilla antes de guardarlas en un recipiente hermético.

Magdalenas de chocolate con naranja

Laura Vichera | 12 de enero de 2014 a las 8:13

  • 90 grs de harina
  • 2 huevos hermosos
  • 100 grs de chocolate para fundir
  • 100 grs de mantequilla a temperatura ambiente
  • 60 grs de azúcar moreno y algo más para espolvorear antes del horneado
  • ralladura de piel de naranja
  • 2 cucharadas de zumo de naranja
  • una pizca de vainilla, líquida o en polvo
  • una cucharadita de levadura
  • azúcar glas para adornar

Con un rallador grueso, sacar virutas de chocolate y se reservan en un cuenco. Luego, batimos los huevos con el azúcar y cuando tengamos una mezcla espumosa, incorporar la ralladura de piel de naranja con las cucharadas de zumo y la vainilla.

A continuación, incorporar la mantequilla cortada en trocitos pequeños y los fideos de chocolate. Vamos trabajando con varillas hasta que se integre todo bien.

Luego, tamizar la harina con la levadura y se van incorporando  a la mezcla anterior y cuando la masa esté a punto, la pasamos a una manga pastelera y dejamos en el frigorífico durante una hora para que repose y quede más consistente.

Pasado este tiempo, precalentar el horno a 180 grados. Forrar una bandeja con papel sulfurizado y colocamos encima las cápsulas de papel y las llenamos dejando un tercio de los moldes libres para que no se derramen al cocer.

Antes de meterlas en el horno, adornar con una pizca de azúcar y hornear durante doce minutos. Una vez hechas, se sacan y las dejamos enfriar sobre una rejilla. Cuando estén completamente frías, espolvorear con azúcar glas y se guardan en un recipiente hermético.