Archivos para el tag ‘pasta larga’

Pasta salteada con almejas

Laura Vichera | 6 de julio de 2016 a las 8:13

  • 200 grs de pasta larga fresca
  • un kilo de almejas
  • un par de cucharadas de salsa de tomate casera
  • un vaso de vino blanco
  • 2 dientes de ajo
  • 2 chalotas
  • una guindilla
  • una hoja de laurel
  • unas ramitas de perejil
  • una cucharadita de harina
  • una pizca de pimentón picante
  • unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

 

Dos o tres horas antes de preparar el plato, dejamos las almejas en remojo en un cuenco con agua fría y un puñado de sal, procurando cambiarle el agua varias veces.

Pasado el tiempo de remojo, las enjuagamos y las frotamos enérgicamente y se dejan escurrir. En una cazuela ponemos a calentar la mitad del vino y cuando comience a hervir, agregar la hoja de laurel y unos granos de pimienta negra.

A continuación, incorporar las almejas, tapamos y cocer un par de minutos y cuando estén abiertas, las sacamos escurridas a un cuenco, colar el caldo y reservar aparte.

En una cazuela amplia rehogamos las chalotas y los dientes de ajo muy picados con una pizca de aceite de oliva. Agregar la guindilla y espolvorear el pimentón y la harina, bajar el fuego al mínimo y remover durante un minuto.

Cuando el sofrito esté bien trabado, agregar el resto del vino blanco y arrimar al fuego sin dejar de remover. Agregar el agua de cocción  y la salsa de tomate. Mezclar bien y apartar.

Aparte, cocer la pasta el tiempo indicado por el fabricante. Cuando esté “al dente” escurrir y refrescar con agua fría. Se incorpora a la cazuela, agregar también las almejas y un buen puñado de hojas de perejil picado. Saltear todo junto, probar de sal y servir enseguida.

Pasta con almejas y tomates secos

Laura Vichera | 13 de enero de 2016 a las 8:13

  • 300 grs de pasta larga fresca: espaguetis, linguine…
  • un kilo de almejas medianas
  • 4 o 5 orejones de tomate
  • 3 chalotas
  • 2 dientes de ajo
  • un vaso de vino blanco seco
  • una guindilla
  • unas ramitas de perejil
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

Antes de empezar a preparar el plato, ponemos las almejas en un cuenco con agua fría y un buen pellizco de sal. Procurar que el agua las cubra, así irán soltando la tierra que puedan tener.

A continuación, dejamos los orejones de tomate en remojo en agua templada. Picar menudas las chalotas y los dientes de ajo. Calentar un chorrito de aceite en una cazuela y los rehogamos, a fuego suave, moviendo para que no se doren.

Cuando estén blanditos, incorporar un puñado de tallos de perejil muy picados, la guindilla y las almejas bien escurridas y enjuagadas. Agregar el vaso de vino blanco, sacudir la cazuela y tapamos a medias.

Pasados unos minutos, cuando las almejas se hayan abierto, se sacan de las conchas, dejando algunas de ellas con sus cáscaras. Sacar el caldo y lo reservamos para incorporarlo al final.

Aparte, en otra cazuela, hervimos la pasta el tiempo indicado por el fabricante. La dejamos “al dente” escurrimos bien y volcar en la cazuela con las almejas.

También añadimos los tomates secos bien escurridos y cortados en tiras, subir el fuego y saltear todo junto, sin dejar de mover. Vamos agregando el caldo poco a poco, para que la pasta quede más bien seca. Añadir algunas hojas de perejil picado y algo más de pimienta negra molida y sacar enseguida a la mesa.

 

Pasta con berenjenas asadas

Laura Vichera | 7 de octubre de 2014 a las 8:13

  • 350 grs de pasta larga
  • 2 berenjenas grandes
  • unas cucharadas de requesón
  • queso Parmesano rallado
  • 8 tomates secos
  • 3 dientes de ajo
  • pimentón picante
  • orégano
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Sin pelar, despuntamos las berenjenas y se cortan en daditos pequeños que dejamos en un escurridor espolvoreadas con sal gorda. Precalentar el horno a 200 grados.

Luego, enjuagar las berenjenas, se secan con papel de cocina y las colocamos sobre una bandeja forrada con papel sulfurizado. Salpicar con una pizca de aceite de oliva, hornear durante veinte minutos y apartamos. Dejar los orejones de tomate en agua templada para que se hidraten.

En una sartén grande, calentamos un chorrito de aceite de oliva y dorar los ajos laminados, a fuego suave, procurando que no se quemen. Incorporar luego los tomates, bien escurridos y cortados en tiras finas.

Cuando se ablanden un poquito, añadimos las berenjenas, espolvorear el pimentón, añadir el orégano, subir el fuego y saltear un par de minutos. Apartamos.

Aparte, en una cazuela con agua abundante y un pellizco de sal, cocemos la pasta el tiempo indicado por el fabricante hasta dejarla “al dente”. Volcar en un escurridor y refrescar con agua fría.

Por último, arrimar nuevamente la sartén al fuego, incorporar la pasta y damos unas vueltas todo junto. Servir y en el centro de cada plato, colocamos una cucharada de requesón y espolvoreamos algo más de pimentón y de orégano. Añadir por encima Parmesano rallado y sacar enseguida a la mesa.