¿Qué comemos hoy? » pastel dulce

Archivos para el tag ‘pastel dulce’

Pastel de calabaza y macadamia

Laura Vichera | 10 de noviembre de 2013 a las 8:13

  • 250 grs de calabaza de pulpa naranja
  • 100 grs de nueces de Macadamia
  • 100 grs de azúcar moreno
  • 2 huevos grandes
  • 1/2 vasito de aceite
  • 50 grs de harina
  • una cucharadita de levadura
  • unas gotas de esencia de vainilla
  • una pizca de sal
  • mantequilla y harina para el molde
  • azúcar glas para decorar

Una vez limpia la calabaza, retirada  la corteza, las barbas y las semillas, la picamos muy fina a mano o con una mandolina. Reservar en un colador. Engrasar un molde cuadrado o rectangular con una pizca de mantequilla y espolvorear ligeramente con harina. Dejamos en el frigorífico y precalentar el horno a 180 grados.

En un cuenco, batimos los huevos con el azúcar y la vainilla y trabajar con varillas eléctricas hasta que tengamos una mezcla espumosa. Agregar el aceite en hilo y mezclar.

Cuando todo lo anterior esté bien mezclado, vamos incorporando la harina tamizada con la levadura. Machacar las nueces de Macadamia en el mortero o en la picadora hasta que queden en trocitos y se incorporan a la mezcla. Añadir también una pizca de sal y trabajar nuevamente hasta obtener una masa bien trabada y sin grumos.

Hecho ésto, incorporar la calabaza rallada y volver a mezclar hasta que quede todo integrado.  Sacar el molde del frigorífico, volcar la masa del pastel y sacudir para que no queden huecos. Hornear durante cuarenta y cinco minutos y, con la punta de un cuchillo,  comprobar que está cuajado antes de sacarlo.

Después de unos minutos, cuando ya esté templado, volcar sobre una rejilla y dejamos enfriar. Cortar luego en cuadraditos que vamos colocando dentro de unas cápsulas de papel y espolvorear con azúcar glas.

Pastel de arándanos y queso

Laura Vichera | 10 de junio de 2012 a las 8:13

  • 350 grs de arándanos, mejor frescos
  • 500 grs de queso blanco batido desnatado
  • 2 cucharadas de harina
  • 75 grs de azúcar
  • 4 huevos
  • ralladura de piel de un limón
  • una pizca de esencia de vainilla
  • azúcar glas para el acabado
  • algo más de mantequilla y azúcar para el molde
  • una pizca de sal

 

Si los arándanos son congelados, los dejamos en un colador, con un cuenco debajo para recoger el agua que suelten. Vamos precalentando el horno a 180 grados.

Con un pincel, pintamos con mantequilla un molde hondo y espolvoreamos con una cucharada de azúcar, la repartimos bien y dejamos el molde en el frigorífico mientras preparamos el resto de ingredientes.

En un cuenco grande montamos las claras a punto de nieve fuerte con una pizca de sal. Cuando comiencen a estar duras, vamos añadiendo el azúcar poco a poco, hasta que tengamos un merengue liso y brillante. Aparte, en otro cuenco, mezclamos el queso batido con las yemas, la esencia de vainilla y ralladura de piel de limón.

Cuando estén bien trabados, espolvorear las dos cucharadas de harina y vamos agregando, a cucharadas, las claras montadas, moviendo despacio para que no se bajen. Repartir la mitad de esta crema sobre el molde.

A continuación, colocar sobre ella los arándanos bien escurridos y “tapar” con la crema restante. Hornear durante cuarenta minutos aproximadamente.

Pasado este tiempo, sacamos del horno, dejamos enfriar y espolvorear generosamente con azúcar glas. Servir templada y acompañar de una bola de helado de vainilla y del jugo de los arándanos.