Archivos para el tag ‘pechuga de pollo’

Sopa de pollo, verduras y jengibre

Laura Vichera | 29 de septiembre de 2016 a las 8:13

  • 200 grs de pechuga de pollo de corral
  • 100 grs de fideos chinos
  • 3 tallos de apio con sus hojas
  • 2 zanahorias
  • 2 nabos pequeños
  • 2 patatas pequeñas
  • un trozo de calabaza
  • una cebolleta
  • una nuez de jengibre fresco
  • caldo de verduras o de ave desgrasado
  • unas hebras de azafrán
  • unas ramitas de perejil y culantro frescos
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Una vez limpia de grasa, enjuagar la pechuga, secamos con papel de cocina y troceamos en daditos que dejamos en un cuenco, con una pizca de sal y pimienta y el jengibre pelado y rallado. Tapar y reservamos en el frigorífico.

Luego, preparamos las verduras: pelar las patatas y se cortan en cubitos, hacemos lo mismo con los nabos y las zanahorias. Retirar la corteza de la calabaza y la cortamos del mismo modo. Quitar las hebras a los tallos de apio y se cortan en rodajitas.

En un cazo ponemos el caldo a calentar, a fuego suave. Aparte, en otra cazuela honda, calentamos un chorrito de aceite de oliva y rehogamos la cebolleta picada muy fina hasta que comience a ablandarse.

Pasados unos minutos, incorporar los dados de pollo y los doramos ligeramente. Mojar con el caldo caliente, añadir las verduras, las hebras de azafrán, una pizca de sal y pimienta y también un puñado de hojas de culantro y perejil picadas.  Mezclar bien, tapar y cocinar a fuego medio durante treinta minutos.

Antes de apartar, incorporamos los fideos chinos troceados y dar un último hervor todo junto. Servir muy caliente.

 

Pechuga rellena en salsa de verduras

Laura Vichera | 25 de septiembre de 2014 a las 8:13

  • 800 grs de pechuga de pollo de corral, sin trocear
  • un puerro
  • 3 zanahorias
  • una manzana pequeña, tipo Golden o Royal Gala
  • 3 cebolletas
  • 8 dientes de ajo
  • caldo de verduras
  • un vaso de Jerez Oloroso
  • salvia, romero y tomillo frescos
  • una cucharada de mantequilla
  • sal y pimienta negra recién molida
  • aceite de oliva

 

Una vez deshuesada y sin piel, limpiar la pechuga de grasa y la atamos con hilo de cocina. Frotamos con uno de los dientes de ajo, sal y pimienta. Se coloca en una fuente, con las verduras atadas en un ramillete y añadir un hilo de aceite de oliva.

También añadimos los otros dientes de ajo machacados y sin pelar y mojar con el Oloroso. Agregar también un hilo de aceite de oliva, tapar con film y dejamos en el frigorífico durante unas horas.

Luego, calentar algo más de aceite en una cazuela grande, enharinar la pechuga y la freímos a fuego vivo, dándole la vuelta con cuidado de no pincharla, hasta que quede bien dorada por todos lados. Se saca y se reserva en una fuente honda.

A continuación, en el aceite que nos ha quedado añadimos la cucharada de mantequilla y, cuando funda, rehogar las verduras y la manzana, muy picadas, a fuego suave, sin dejar de mover para que se ablanden sin dorarse.

Pasados unos minutos, volcar las verduras alrededor de la carne y mojar con un par de vasos de caldo. Tapar con papel de aluminio y hornear a 170 grados durante una hora aproximadamente.

Una vez hecha la carne, la sacamos y, cuando se enfríe, cortamos en rodajas finas. Triturar la salsa y napar la carne cortada en lonchas finas. Acompañar con pasta hervida.

Rollitos gratinados de pollo y calabacín

Laura Vichera | 11 de septiembre de 2014 a las 8:13

  • 8 filetes de pechuga de pollo de corral
  • 2 calabacines medianos
  • 150 grs de queso de cabra en rulo
  • unas cucharadas de queso Parmesano rallado
  • una chalota
  • una yema
  • unos tallos de cebollino
  • unas gotas de salsa Perrins
  • unos granos de pimienta rosa
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

PARA LA SALSA

  • 300 grs de tomate triturado
  • una cebolleta
  • 2 cucharadas de queso Parmesano
  • una pizca de orégano

 

Una vez limpios de grasa, aplanar los filetes de pechuga con un mazo y se cortan en dos o tres, según el tamaño. Despuntar los calabacines y, sin pelar, los lavamos y se cortan con una mandolina en lonchas finas, a lo largo. Se pasan a un escurridor, espolvoreamos con sal y se reservan.

A continuación, en un cuenco, desmenuzamos el queso de cabra. Añadirle los granos de pimienta rosa machacados, algo de pimienta negra molida, la chalota rallada, el cebollino picado, la salsa Perrins, la yema y unas cucharadas de queso Parmesano. Trabajar todo bien, tapar con film y dejamos en el frigorífico.

Luego, precalentar el horno a 180 grados. Salpimentar los filetes de pollo por ambas caras y los ponemos entre dos lonchas de calabacín. En el centro colocamos una cucharada de crema de queso y enrollar. Cerrar con un palillo.

Se van colocando muy juntos, en una fuente y agregar un hilo de aceite de oliva por encima. Hornear durante veinte minutos.

Mientras, preparar la salsa, rehogar la cebolleta muy picada y le añadimos el tomate, dejamos reducir a fuego medio y añadir el orégano. Cuando reduzca, agregar el Parmesano, mezclar y reservar.

Servir los rollitos recién hechos sobre una base de salsa. Acompañar con arroz blanco.

Redondo de pollo relleno

Laura Vichera | 16 de enero de 2014 a las 8:13

  • 800 grs de pollo de corral deshuesada y en un solo trozo
  • 100 grs de beicon ahumado
  • 2 cucharadas de aceitunas negras sin hueso
  • miga de pan remojada en leche
  • una manzana pequeña
  • una chalota
  • una pizca de nuez moscada
  • un huevo
  • unas gotas de salsa Worcestershire
  • sal y pimienta negra molida
  • unas ramitas de perejil fresco

PARA LA SALSA

  • 4 tomates de pera maduros
  • 2 cebolletas
  • un vasito de vino blanco seco
  • 2 dientes de ajo
  • pimienta rosa en grano
  • aceite de oliva

En primer lugar, limpiar el pollo y, con un cuchillo muy afilado, abrimos a lo largo, procurando no separar las dos mitades de carne. Aplanar con un mazo y dejarla lo más fina posible. Salpimentar por ambas caras.

Luego, en un bol picamos las aceitunas y añadimos el beicon en tiras, la chalota y el perejil muy picados, la manzana rallada y la miga de pan escurrida y desmenuzada.

A continuación, aderezar con una pizca de nuez moscada, sal y pimienta y añadir también la salsa Worcester. Agregar el huevo ligeramente batido y trabajar todo con un tenedor.

Vamos repartiendo el relleno en el centro de la pechuga y envolver con la carne. Luego, cosemos con bramante y freímos, a fuego vivo en una cazuela grande, hasta que quede bien dorada.

Unos minutos después, incorporar los tomates pelados y troceados, las cebolletas en gajos y los granos de pimienta. Mojar con el vino blanco, añadir algo de agua, sacudir la cazuela y dejar a fuego suave durante hora y media.

Pasado este tiempo, sacar la carne y triturar la salsa. Servir en rodajas finitas y acompañar con la salsa y un puré de patatas casero.

Pechuga rellena con pistachos y naranja

Laura Vichera | 22 de noviembre de 2012 a las 8:13

  • 8 filetes de pechuga de pollo de corral
  • 8 lonchas de queso para fundir
  • un puñado de pistachos pelados
  • una naranja
  • un vaso de zumo de naranja natural
  • un vasito de ron
  • harina para rebozar
  • unas hojas de hierbabuena fresca
  • unas bayas de enebro
  • unos granos de pimienta rosa
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Una vez limpia la pechuga de grasa, aplanar los filetes con un mazo, los salpimentamos por ambas caras y se reservan en un plato. En el mortero, machacar unas hojas de hierbabuena picada con algo de ralladura de piel de naranja y luego, añadir las bayas de enebro y unos granos de pimienta rosa y mezclar con los pistachos troceados.

Sobre la superficie de trabajo, colocar una hoja grande de film transparente y encima ponemos los filetes de pechuga, procurando que se monten unos sobre otros. Cubrir con las lonchas de queso, repartir por encima el relleno de forma que no llegue a los bordes y con ayuda del plástico, vamos enrollando como si fuera un brazo de gitano.

Cuando esté terminado, coser con hilo de cocina a lo largo y también por los extremos para que no se salga. Pasar por harina y en una cazuela amplia, con un hilo de aceite de oliva, freír a fuego vivo, dándole la vuelta sin pincharlo hasta que esté dorado.

A continuación, mojar con el ron, flambear y, cuando se evapore el alcohol, agregar el vaso de zumo de naranja, bajar el fuego, tapar y cocemos durante media hora. Si fuera necesario, añadimos algo más de zumo o de caldo.

Justo antes de apartar del fuego, añadir los gajos de la otra naranja, sin pieles ni semillas y dejamos cocer unos minutos más todo junto.