Archivos para el tag ‘pisto’

Pisto con bacalao

Laura Vichera | 21 de noviembre de 2014 a las 8:13

  • 300 grs de bacalao
  • 2 berenjenas pequeñas
  • 2 calabacines
  • 4 tomates de pera maduros
  • ½  pimiento rojo
  • un pimiento verde
  • 2 cebolletas
  • 2 dientes de ajo
  • unas hojas de salvia fresca
  • una copita de vino blanco seco
  • una pizca de azúcar
  • sal y pimienta negra recién molida
  • unas rebanadas de pan del día anterior
  • aceite de oliva

 

La víspera, ponemos el bacalao a remojar, cambiándole el agua varias veces. Cuando esté desalado, enjuagar y secamos bien. Desmenuzar en migas hermosas y repasar para eliminar todos los restos de piel y las espinas que pudiera tener. 

Una vez peladas las berenjenas, se pican en dados pequeños que dejamos en un escurridor espolvoreados con sal. Despuntar los calabacines, los pelamos a medias y los cortamos igualmente en taquitos medianos.

En una cazuela amplia calentamos un chorrito de aceite de oliva y rehogar, en primer lugar, las cebolletas, los pimientos y los dientes de ajo. Pochar a fuego suave hasta que se ablanden.

A continuación, incorporar los tomates rallados, una pizca de sal, pimienta y azúcar y añadimos también la salvia picada. Mojar con la copita de vino blanco, mezclar y dejamos estofar a fuego suave unos veinte minutos.

Cuando veamos que la verdura está blandita y el jugo haya reducido, incorporar las migas de bacalao, probar de sal y dejamos al fuego cinco minutos más.

Mientras, freír las rebanadas de pan, las escurrimos bien y las servimos acompañando cada uno de los platos de pisto.

Sanjacobos de merluza y pisto

Laura Vichera | 18 de diciembre de 2013 a las 8:13

  • 4 filetes gruesos de merluza limpios de piel
  • un calabacín mediano
  • un pimiento verde
  • 2 tomates de pera maduros
  • la parte blanca de un puerro
  • 2 cebolletas
  • 2 huevos
  • una pizca de pimentón dulce
  • unas hojas de salvia fresca
  • sal y pimienta negra molida
  • harina y pan rallado para rebozar

 

En una sartén con unas gotas de aceite de oliva, rehogamos el puerro, el pimiento y las cebolletas cortados en tiras muy finas. Cuando estén blanditos, incorporar la berenjena y el calabacín cortado en daditos pequeños.

Pasados unos minutos, cuando las verduras hayan tomado color, agregar los tomates rallados, el pimentón, unas hojas de salvia molida, sal y pimienta. Rehogar todo junto y dejamos que se vaya haciendo el pisto.

Con el mazo, aplanamos ligeramente los filetes de pescado y se cortan en dos. Repasar bien para eliminar las espinas y salpimentar por ambas caras.

Cuando el pisto esté hecho, esperar a que reduzca todo el jugo y apartamos. Volcar en una fuente y dejamos enfriar del todo. Batir los huevos en un plato, en otros dos ponemos el pan rallado y la harina.

Sobre la mitad de los filetes, en el centro de cada uno de ellos, colocamos una cucharada de pisto. “Tapar” con otro filete y presionamos. Pasar por harina, huevo batido y pan rallado, apretando con las manos para que quede bien pegado.

En aceite bien caliente, se van friendo uno a uno, dándoles la vuelta con cuidado para que no se abran. Se dejan escurrir sobre papel absorbente y servir enseguida acompañados de una ensalada.

 

 

Etiquetas: , ,

Cuajado de pisto, patatas y atún

Laura Vichera | 6 de noviembre de 2013 a las 8:13

  • 5 patatas hermosas
  • 200 grs de atún en aceite
  • una berenjena
  • un calabacín
  • 3 tomates de pera maduros
  • ½ pimiento rojo
  • un pimiento verde
  • 2 cebolletas
  • 2 dientes de ajo
  • un huevo
  • un vaso de leche
  • un vasito de nata ligera
  • unas ramitas de perejil
  • una pizca de comino molido
  • una cucharada de mantequilla
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

En una cazuela con poca agua o, mejor aún, al vapor, cocemos las patatas con su piel. Se pelan aún calientes y las machacamos en un cuenco con una cucharada de mantequilla, un poquito de leche, perejil picado, sal, pimienta, comino y nuez moscada. Tapar y reservar.

Luego, pelar y picar la berenjena y el calabacín en daditos.  Quitar la piel y las semillas a los tomates y se trocean. Preparamos un sofrito con las cebolletas, los dientes de ajo y los pimientos todo muy picado.

Cuando comiencen a estar blanditos, incorporar los dados de berenjena y calabacín, sofreír brevemente y luego, añadir los tomates rallados y espolvorear una pizca de azúcar.

Una vez mezclados todos los ingredientes del pisto, sofreímos, sin tapar, para que reduzca un poquito. Luego,  tapamos y cocer quince minutos a fuego medio. Apartar del fuego y cuando se enfríe, incorporar el atún escurrido y desmigado. Mezclar bien.

Sobre una fuente ligeramente engrasada, repartimos la mitad del puré. Por encima, extendemos la mezcla de pisto y atún y cubrimos con el puré restante.

Por último, hacemos unos surcos con el tenedor y por encima repartimos el otro huevo batido con la nata. Gratinar a 210 grados, unos quince minutos hasta que quede una corteza dorada y crujiente.

Patatas rellenas de pisto y queso

Laura Vichera | 22 de febrero de 2013 a las 8:13

  • 4 patatas grandes

  • 100 grs de queso curado de oveja

  • 1 berenjena

  • 1 calabacín pequeño

  • 3 tomates de pera maduros

  • 1/2 pimiento rojo

  • 1 pimiento verde

  • 2 cebolletas

  • un diente de ajo

  • una pizca de azúcar

  • sal y pimienta negra molida

        PARA LA SALSA

  •  2 tomates maduros
  • una zanahoria

  • una cebolleta

  • un diente de ajo

  • 4 pimientos de Piquillo en conserva

  • un vaso de caldo de verduras

  • aceite de oliva

En primer lugar, preparamos el pisto según tengamos costumbre de prepararlo, pero procurando trocear la verdura en daditos pequeños. Una vez hecho, rectificar de sal y pimienta y si estuviera demasiado ácido, añadir una pizca de azúcar y mantener a fuego suave para que reduzca.

Para la salsa, en otra cazuela, rehogamos la cebolleta y la zanahoria muy picada. Añadir el diente de ajo y los tomates rallados y cuando se vaya evaporando el jugo de las verduras, incorporar los pimientos cortados en tiras, el caldo de verduras, sal y pimienta y dejamos al fuego durante quince o veinte minutos. Una vez hecha la salsa, triturar y reservamos.

Luego, pelar las patatas, se enjuagan, las cortamos por la mitad a lo largo y con un vaciador les hacemos un hueco amplio en el centro. Cuando el pisto esté templado, incorporar el queso cortado en daditos y mezclar.

Con cuidado, rellenar las patatas, las cerramos y se atan con hilo de cocina. Se meten en la cazuela, sacudir despacio para que no se vuelquen y añadir algo más de caldo si fuera necesario. Tapar la cazuela y cocer a fuego mínimo unos treinta y cinco minutos.