Archivos para el tag ‘potaje’

Garbanzos con calabacín y piñones

Laura Vichera | 28 de septiembre de 2015 a las 8:13

  • 400 grs de garbanzos lechosos
  • 2 calabacines hermosos
  • una cebolleta
  • 2 dientes de ajo
  • caldo de verduras
  • una hoja de laurel
  • una pizca de pimentón picante
  • sal y unos granos de pimienta
  • aceite de oliva

PARA EL MAJADO

  • 2 cucharadas de piñones
  • un diente de ajo
  • una rebanada del pan del día anterior
  • unas hojas de culantro fresco
  • unas hebras de azafrán
  • una cucharadita de granos de comino
  • una cucharadita de vinagre de Jerez

Para empezar, enjuagamos y escurrimos los garbanzos del agua de remojo. Los ponemos en la olla, con unos granos de pimienta y la hoja de laurel. Cubrimos con agua templada y cocemos hasta que estén tiernos.

En una sartén grande, freímos el pan y uno de los dientes de ajo pelados. Cuando estén doraditos, incorporar unas hojas de culantro y los piñones, vigilar para que no se quemen. Sacar todo bien escurrido al mortero y machacar con los granos de comino, las hebras de azafrán y la cucharadita de vinagre.

Luego, en la misma sartén, rehogamos los otros dos dientes de ajo picados y la cebolleta cortada en tiras finas. Pasados unos minutos, agregamos los calabacines, despuntados y sin pelar, cortados en rodajas no demasiado finas. Cuando comiencen a tomar color, agregamos el pimentón y algo más de culantro muy picado.

Una vez tiernos los garbanzos, se pasan a una cazuela, incorporamos el majado de piñones y el sofrito de calabacín. Cubrir con caldo de verduras, sacudir suavemente la cazuela, rectificar de sal y cocer a fuego suave unos quince minutos, moviendo de vez en cuando para que nos quede un caldo bien trabado.

Judías pintas con verduras

Laura Vichera | 1 de diciembre de 2014 a las 8:13

  • 250 grs de judías pintas
  • 2 tomates maduros
  • un bulbo de hinojo
  • 2 zanahorias
  • 2 cebolletas
  • 3 dientes de ajo
  • una hoja de laurel
  • una rebanada de pan del día anterior
  • caldo de verduras
  • unas ramitas de perejil fresco
  • unas semillas de comino
  • unas hebras de azafrán
  • una pizca de pimentón
  • sal y unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

 

 

La víspera, ponemos las judías a remojar. Luego, se pasan a una olla con una de las zanahorias y una de las cebolletas enteras. Añadir el laurel, una pizca de sal y unos granos de pimienta. Cubrir con agua y arrimar al fuego.

Al comenzar a hervir, cortamos el hervor tres veces con un poco de agua fría y quitamos la espuma que vayan soltando. Cocemos hasta que estén tiernas.

Mientras, calentar un chorrito de aceite de oliva en una cazuela y freímos la rebanada de pan con los tres dientes de ajo pelados y enteros y unas ramitas de perejil. Freír hasta que todo quede doradito y sacar bien escurrido al mortero. Machacar con unas semillas de comino y las hebras de azafrán.

En la misma cazuela, añadir algo más de aceite y rehogar la otra zanahoria cortada en daditos, la otra cebolleta y el hinojo muy picados.  Pochar a fuego suave hasta que se ablanden. Incorporar los tomates rallados y el pimentón y dejamos que se vaya haciendo el sofrito. Poner el caldo a calentar en un cazo aparte.

Cuando las judías estén hechas, volcar en un escurridor.  Se incorporan a la cazuela y damos unas vueltas. Agregar el majado y cubrir con el caldo. Sacudir la cazuela, tapar a medias y cocer media hora más todo junto a fuego suave.

 

Garbanzos con hinojo y costillas

Laura Vichera | 28 de enero de 2014 a las 8:13

  • medio kilo de garbanzos lechosos
  • 300 grs de costillas de cerdo ibérico
  • 2 bulbos grandes de hinojo
  • 2 zanahorias
  • una cebolla morada
  • 3 dientes de ajo
  • caldo de verduras
  • unas hebras de azafrán
  • una pizca de pimentón
  • sal y pimienta negra molida
  • unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

 

La víspera dejamos los garbanzos en remojo y a la hora de preparar el guiso, se enjuagan, se pasan a una cazuela con las zanahorias sin trocear. Agregar los granos de pimienta y cubrir con agua templada y cocemos hasta que estén tiernos, sin ablandarse demasiado.

Mientras, retirar la grasa de las costillas y las troceamos. En una sartén con un chorrito de aceite de oliva, freír los ajos machacados y sin pelar y cuando comiencen a tomar color, los sacamos y freímos las costillas hasta que se doren. Se sacan bien escurridas a un plato.

En la cazuela donde vayamos a terminar el guiso, calentar unas cucharadas de aceite y pochar a fuego muy suave los bulbos de hinojo agregar algo de aceite de oliva a la cazuela y rehogar los bulbos de hinojo y la cebolla cortados en tiras finas.

Una vez pochados, añadir los garbanzos, retirando parte del caldo. Incorporar también las costillas, las hebras de azafrán, espolvorear el pimentón y cubrir con caldo. Sacudir la cazuela y dejamos al fuego quince minutos, hasta que el guiso quede bien trabado.

En el último momento, probar de sal, incorporar las zanahorias cortadas en daditos y servir muy caliente. Espolvorear algo más de pimentón sobre cada uno de los platos.

Judías pintas con costillas

Laura Vichera | 23 de diciembre de 2013 a las 8:13

  • 300 grs de judías pintas
  • 200 grs de costillas de cerdo
  • 2 puerros
  • una zanahoria
  • una cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • unas cucharadas de salsa de tomate casera
  • caldo de verduras
  • una pizca de pimentón, dulce o picante
  • 2 clavos de olor
  • una hoja de laurel
  • unas hebras de azafrán
  • unos granos de pimienta negra
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Una vez remojadas durante la noche, enjuagar las judías y se pasan a una cazuela con la cebolla a la que habremos pinchado los dos clavos y la zanahoria entera. Incorporar la hoja de laurel y unos granos de pimienta. Agregar una pizca de sal y cubrir con agua fría.

Cuando arranque el hervor, lo cortamos un par de veces con medio vasito de agua y luego ya, dejamos cocer hasta que la legumbre esté tierna.

Mientras, preparamos las costillas y el sofrito. En una sartén, calentar un chorrito de aceite de oliva y freír los dientes de ajo enteros con su piel.

Una vez dorados, se sacan y en ese aceite, freír las costillas a fuego vivo hasta que se tuesten. Las sacamos a un plato y reservar.

Luego, en otra cazuela, calentar algo más de aceite y freír la parte blanca de los puerros cortada en aros finos. Cuando estén blanditos, incorporar las alubias bien escurridas, las costillas, agregar el pimentón y las hebras de azafrán y unas cucharadas de salsa de tomate.

Damos unas vueltas todo junto, cubrir con el caldo caliente, sacudir la cazuela y dejamos a fuego suave y tapado media hora más. Antes de terminar la cocción, probar de sal e incorporar la zanahoria cortada en rodajas finas.

 

 

Curry de lentejas y arroz

Laura Vichera | 11 de diciembre de 2013 a las 8:13

  • 250 grs de lentejas muy tiernas
  • un puñado de arroz tipo Thaï o Basmati
  • 8 salchichas frescas de cerdo o de ave
  • medio pimiento rojo
  • 2 tomates de pera maduros
  • 2 chalotas
  • 2 dientes de ajo
  • una manzana tipo Golden
  • caldo de verduras
  • una cucharada de pasta de curry
  • unas ramitas de culantro fresco
  • unas semillas de comino
  • unas semillas de culantro
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Un rato  dejamos las lentejas en agua templada.  En el mortero, machacamos las semillas de comino y culantro con los dos dientes de ajo y una pizca de sal.

Luego, quitar la piel a las salchichas y las cortamos en dos o tres trozos, dependiendo del tamaño. Las salteamos a fuego vivo, lo justo para que se doren por fuera. Apartar y reservamos.

En la sartén donde vayamos a preparar el guiso, calentar algo más de aceite y preparar un sofrito con el pimiento y las chalotas todo muy picado. Cuando todo esté blandito, agregar los tomates rallados y dejamos que se haga todo junto sin tapar.

Una vez reducido el jugo de las verduras, incorporar la manzana pelada y cortada en dados y las lentejas. Sofreír brevemente, agregar una pizca de sal y pimienta molida, la pasta de curry y el caldo templado. Sacudir la cazuela, tapar y dejamos cocer hasta que la legumbre esté casi hecha.

Entonces, añadimos el arroz y el majado. Probar de sal, comprobar el punto de curry y agregar más caldo si fuera necesario. Dejar al fuego hasta que el arroz esté cocido y justo antes de apartar, incorporar las salchichas y dar un último hervor todo junto. Servir muy caliente.

 

 

 

 

Garbanzos caldosos con mejillones

Laura Vichera | 29 de noviembre de 2013 a las 8:13

  • 300 grs de garbanzos lechosos
  • un kilo de mejillones
  • 2 cebolletas
  • 2 tomates maduros
  • 2 dientes de ajo
  • un vasito de vino blanco seco
  • una hoja de laurel
  • unas ramitas de apio
  • unas hebras de azafrán
  • sal y pimienta negra molida
  • unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

 

Una vez remojados de víspera, enjuagar los garbanzos y los cocemos en una olla con la hoja de laurel, la parte verde del puerro y unos granos de pimienta negra. Agregar sal y un hilo de aceite de oliva, cubrir con agua templada y cocer hasta que estén tiernos.

Mientras se hacen, rascamos los mejillones con un cuchillo, se enjuagan bien y los colocamos en una cazuela con la hoja de laurel, unas ramitas de apio cortada en trozos grandes y los granos de pimienta. Mojamos con un par de vasos de agua y el vino, se tapan y ponemos al fuego hasta que se abran. Apartamos y se dejan templar.

Una vez fríos, colamos el caldo, sacamos los mejillones de las cáscaras y reservamos. Mientras, calentamos un chorrito de aceite en una cazuela amplia y rehogamos los ajos, algo más de apio y las cebolletas todo muy picado.

Unos minutos después, incorporar los tomates rallados y vamos moviendo para que se integren en el sofrito y vayan soltando el agua de vegetación. Bajar el fuego.

Cuando los garbanzos estén hechos, se cuelan y los incorporamos a la cazuela con el sofrito. Añadir también las hebras de azafrán y mojar con el caldo de cocción de los mejillones. Sacudir la cazuela y añadir algo más de agua si fuera necesario.

Rectificar de sal y pimienta y dejamos a fuego suave unos quince minutos.

Etiquetas: , ,

Potaje de alubias con chorizo

Laura Vichera | 11 de noviembre de 2013 a las 8:13

  • 300 grs de alubias blancas
  • 200 grs de chorizo extra ahumado
  • un trozo de calabaza de pulpa naranja
  • 2 tomates maduros
  • 2 cebolletas
  • 3 dientes de ajo
  • una hoja de laurel
  • unos granos de comino
  • una pizca de pimentón dulce
  • caldo de verduras
  • sal y unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

 

La víspera, ponemos las alubias a remojar. Se escurren, las enjuagamos y se reservan. En una cazuela amplia, calentamos una pizca de aceite de oliva y rehogamos las cebolletas muy picadas. Pochamos a fuego suave hasta que estén blanditas y luego incorporar los tomates sin piel ni semillas cortados en cubitos.

Dar unas vueltas a fuego vivo y, cuando estén bien sofritos, agregar las alubias escurridas, una pizca de sal, unas semillas de comino, la hoja de laurel, unos granos de pimienta y cubrimos con el caldo.

Cuando comience a hervir,  cortar el hervor un par de veces con algo más de caldo o agua fría y ya dejamos cocer, a fuego suave hasta que la legumbre esté tierna.

Mientras, pinchar el chorizo y lo hervimos para quitarle la mayor parte de la grasa. Se saca bien escurrido y reservamos.

En una sartén, con una pizca de aceite de oliva, sofreír los dientes muy picados. Antes de que se doren, incorporar la calabaza cortada en daditos y saltear.

Cuando las alubias estén hechas, incorporar el chorizo cortado en rodajas y el sofrito de calabaza. Espolvorear el pimentón, sacudir ligeramente y  dejar al fuego todo junto quince minutos más. Servir muy caliente.

 

Garbanzos guisados con choco

Laura Vichera | 11 de octubre de 2013 a las 8:13

  • 400 grs de garbanzos lechosos
  • 4 chocos medianos
  • 2 zanahorias
  • 2 cebolletas
  • 2 dientes de ajo
  • un pimiento seco grande
  • 2 vasos de caldo de verduras o de pescado
  • un vasito de vino blanco seco
  • unas hebras de azafrán
  • 2 hojas de laurel
  • sal y unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

 

La víspera, dejamos los garbanzos en remojo. Los escurrimos, enjuagamos y colocamos en una cazuela grande, con las zanahorias peladas y en rodajas gruesas, las hojas de laurel y una pizca de sal. Cubrimos de agua templada y ponemos al fuego hasta que estén tiernos.

Luego, limpiar los chocos y una vez retirados los tentáculos, los cortamos en tiras anchas que enjuagamos y dejamos escurrir. Limpiar el pimiento, retirar el rabillo y las semillas, lo abrimos a lo largo y lo dejamos en un cuenco con agua tibia para que se ablande. Luego, con un cuchillo, raspar la pulpa y reservamos.

En la cazuela donde vayamos a preparar el guiso, rehogar, a fuego suave,  las cebolletas y los dientes de ajo, todo muy picado.   Cuando comiencen a tomar color, incorporar los trozos y los tentáculos de choco y cuando el agua que hayan soltado, mojar con el vino y dejamos al fuego unos minutos.

Una vez hechos los garbanzos, se escurren y los pasamos a la cazuela. Mezclar con el sofrito, incorporar las hebras de azafrán y la pulpa del pimiento. Añadir una pizca de sal y unos granos de pimienta y cubrir con el caldo caliente. Sacudir la cazuela para que todo se trabe, tapar a medias y cocer durante media hora, a fuego suave, todo junto.

Pasado este tiempo, apartamos, dejamos que repose y servir muy caliente.

 

 

Etiquetas: , , ,

Alubias con acelgas y jamón

Laura Vichera | 4 de octubre de 2013 a las 8:13

  • 400 grs de alubias blancas pequeñas
  • 100 grs de jamón serrano en lonchas gruesas
  • 6 pencas de acelgas tiernas
  • 2 tomates de pera maduros
  • 2 zanahorias
  • 2 cebolletas
  • 2 dientes de ajo
  • caldo de verduras o de pollo desgrasado
  • 2 hojas de laurel
  • sal y pimienta negra molida
  • una pizca de pimentón picante
  • unos granos de pimienta
  • aceite de oliva

 

La víspera, ponemos las alubias en remojo. Se enjuagan y las escurrimos. Se pasan a una cazuela con las hojas de laurel, una cebolleta cortada en gajos grandes, las zanahorias raspadas y enteras, unos granos de pimienta y un hilo de aceite de oliva.

Luego, cubrir con agua fría y cuando comience a hervir, cortar la ebullición un par de veces y dejamos ya que cueza, a fuego medio hasta que las legumbres estén tiernas. Se vuelcan en un escurridor y reservamos.

En otra cazuela, calentamos un chorrito de aceite de oliva y preparamos un sofrito con la otra cebolleta muy picada. Cuando esté blandita, incorporar los tomates rallados, una pizca de sal y pimienta y dejamos reducir.

Entonces, agregar las alubias y las pencas de las acelgas, limpias de hebras y cortadas en trocitos.  Cubrir con el caldo, probar de sal y dejar a fuego suave.

En una sartén, doramos los dientes de ajo muy picados y saltear el jamón cortado en daditos. A continuación, incorporar las hojas de las acelgas hervidas y picadas. Volcar todo en la cazuela, espolvorear el pimentón y dejamos al fuego quince minutos más.  Servir muy caliente.

Lentejas con buñuelos de bacalao

Laura Vichera | 13 de noviembre de 2012 a las 8:13

  • 400 grs de lentejas
  • 2 zanahorias
  • 1 cebolleta grande
  • 2 dientes de ajo
  • 1 litro de caldo de verduras
  • 1 hoja de laurel
  • sal y unos granos de pimienta negra

         PARA LOS BUÑUELOS

  •  100 grs de migas de bacalao
  • 2 huevos
  • unas ramitas de perejil fresco
  • pan rallado
  • sal y pimienta negra molida

 

La víspera, ponemos a remojar el bacalao. Una vez desalado, se seca con papel de cocina, repasamos bien para eliminar las espinas y desmenuzamos en trozos pequeños.

Luego, ponemos las lentejas en una cazuela con la cebolleta, las zanahorias peladas y cortados en rodajas,  los dientes de ajo enteros, el laurel y la mitad del caldo.

A continuación, añadimos una pizca de sal y unos granos de pimienta negra y arrimar al fuego. Durante la cocción vamos agregando más caldo templado.

En un bol batimos los huevos y añadimos unas hojas de perejil picado. Agregar el bacalao y lo mezclamos bien. Trabajar con un tenedor y añadir poco a poco pan rallado para trabar. No debe quedar demasiado compacto.

Con una cucharita vamos haciendo porciones de masa que vamos friendo por tanda en abundante aceite y se les va dando la vuelta hasta que estén doraditas.

Cuando las lentejas estén casi a punto, procurar que estén muy caldosas. Incorporar los buñuelos, sacudir ligeramente la cazuela y dejar al fuego todo junto cinco minutos más. Servir muy caliente.

SUGERENCIA: Los buñuelos podemos prepararlos igualmente con espinacas muy picadas y una pizca de curry o con unas gambas troceadas.