Archivos para el tag ‘queso azul’

Hojaldres de pera y queso azul

Laura Vichera | 5 de septiembre de 2015 a las 8:13

  • una lámina grande de hojaldre
  • 2 peras tipo Williams o Conferencia
  • 100 grs de queso azul: Roquefort, Bavaria o Cabrales suave
  • unos tallos de apio con sus hojas
  • 8 nueces peladas
  • una cucharada de mantequilla
  • una cucharadita de azúcar moreno
  • una pizca de pimentón
  • pimienta negra molida

Antes de empezar a preparar el relleno, precalentar el horno a 200 grados. Estirar la masa de hojaldre y la extendemos sobre una bandeja forrada con papel sulfurizado, ligeramente humedecido.

A continuación, pinchamos toda la masa con el tenedor, cubrir con otra lámina de papel y repartimos peso por encima. Hornear durante diez minutos.

Fuera del horno, dejamos templar un poquito y, con ayuda de una rueda dentada la cortamos en dieciséis cuadraditos o rombos que dejamos enfriar completamente.

Luego, pelar las peras, retirar el corazón y las cortamos en daditos de tamaño más o menos similar. Limpiar los tallos de apio, retirar las hebras y los picamos muy menudos.

En una sartén alentamos la mantequilla a fuego suave y cuando funda, rehogamos el apio. Vamos moviendo y, cuando comience a estar transparente incorporamos las peras y saltear brevemente. Volcar en un cuenco y dejamos enfriar.

Sobre cada una de las piezas de hojaldre repartimos unas cucharadas del sofrito de pera y apio, espolvorear una pizca de pimienta recién molida y pimentón y adornar con media nuez. Agregar una pizca de azúcar y horneamos durante diez minutos, lo justo para que el queso funda un poquito. Servir templado y acompañar con una ensalada de lechugas variadas.

Crema de patatas con queso azul

Laura Vichera | 5 de diciembre de 2014 a las 8:13

  • 5 patatas medianas
  • la parte blanca de un puerro grande
  • 2 chalotas
  • un trozo de queso azul, mejor Bavaria o Gorgonzola (más suaves que el queso Roquefort)
  • caldo de verduras
  • unas semillas de alcaravea
  • unas hebras de azafrán
  • sal y pimienta negra recién molida
  • una cucharada de mantequilla
  • aceite de oliva

 

En primer lugar, preparamos el sofrito y ponemos el caldo a calentar en un cazo pequeño. Picar muy menudas las dos chalotas y picar también la parte blanca del puerro. Los rehogamos a fuego suave, en otra cazuela con un chorrito de aceite de oliva y la cucharada de mantequilla, moviendo para que se vayan ablandando sin dorarse.

A continuación, incorporar las semillas de alcaravea ligeramente machacadas y las hebras de azafrán. Tostar un poquito y cuando vayan soltando aroma y color, incorporamos las patatas cascadas en trozos medianos.

Durante unos minutos, vamos moviendo, añadir una pizca de sal y de pimienta negra molida. Cubrir con el caldo caliente, mezclar y tapar a medias la cazuela. Cuando comience a hervir, bajar el fuego y cocer unos veinticinco minutos.

Pasado este tiempo, dejamos templar un poquito y triturar con la batidora hasta obtener una crema fina. Añadir parte del queso en trocitos y triturar de nuevo.  Podemos dejarla así o la pasamos por el chino.  Dejar a fuego muy suave, moviendo para que espese ligeramente.

En la plancha, tostamos unas rebanadas de pan cortadas muy finitas. Al sacar a la mesa, se sirve la crema bien caliente, en platos hondos. En el centro de cada uno de ellos, colocamos una rebanada de pan y repartimos por encima unas migas de queso y también algunas semillas de alcaravea.

Suflé de queso azul y piñones

Laura Vichera | 18 de octubre de 2014 a las 8:13

  • 5 huevos
  • 150 grs de queso azul, tipo Roquefort o Bavaria
  • un puñado de piñones
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 2 cucharadas de harina
  • 2 vasos de leche
  • una pizca de nuez moscada
  • sal y pimienta negra recién molida
  • mantequilla y pan rallado para el molde

 

En primer lugar, separar las yemas y montar las claras a punto de nieve muy fuerte en un recipiente bien frío con una pizca de sal y dejamos en el frigorífico. Tostar los piñones en una sartén sin nada de aceite hasta que queden doraditos. Se reservan.

A continuación, engrasamos un molde grande o cuatro individuales con la mantequilla y espolvoreamos las paredes y el fondo con pan rallado. Sacudimos para eliminar el sobrante y dejamos los moldes en el frigorífico igualmente.

Luego, en una sartén grande, calentamos las dos cucharadas de mantequilla y espolvoreamos la harina, rehogamos para que quede bien tostada y vamos incorporando la leche, a temperatura ambiente, poco a poco y sin dejar de mover.

 

También añadimos sal, pimienta recién molida y una pizca de nuez moscada. Dejar a fuego lento, sin dejar de mover durante hasta que adquiera consistencia. Apartamos y dejamos templar. Precalentar el horno a 200 grados.

 

Una vez fría la bechamel, le añadimos las yemas una a una para que la masa las vaya absorbiendo. Cuando estén todas incorporadas, agregar el queso desmenuzado y los piñones ligeramente machacados.

A cucharadas, le vamos agregando las claras montadas, moviendo muy despacio para que no se bajen. Rellenar los moldes dejando un tercio libre de modo que al subir no se derrame. Horneamos durante quince o veinte minutos y servimos enseguida. Acompañamos los suflés con una ensalada de lechugas variadas.

 

 

 

Etiquetas: , ,

Buñuelos rellenos de crema de queso

Laura Vichera | 14 de diciembre de 2013 a las 8:13

  • 100 grs de harina
  • 70 grs de mantequilla a temperatura ambiente
  • 3 huevos no muy grandes
  • 4 cucharadas de queso Emmental rallado
  • sal y pimienta negra molida

PARA EL RELLENO

  •  200 grs de requesón
  • 100 grs de queso Gorgonzola o queso azul
  • unos tallos de cebollino fresco
  • unos granos de pimienta negra

 

Con antelación, preparamos la pasta choux. Ponemos a calentar una taza de agua, unos 150 mls. aproximadamente y añadir la mantequilla, una pizca de sal y pimienta negra molida.

Cuando la mantequilla se haya fundido del todo, apartar del fuego y volcar la harina de golpe en el cazo y mezclar enérgicamente con unas varillas o una espátula.

A continuación, ponemos nuevamente a fuego suave y continuar moviendo para que la masa coja aire y quede bien seca. Dejamos templar y pasamos a una manga pastelera.  Precalentar el horno a 190 grados.

Mientras, preparar la crema de queso. En un cuenco desmenuzar el requesón bien escurrido y lo mezclamos con el queso Gorgonzola. Incorporar los granos de pimienta machacados y unos tallos de cebollino muy picados. Trabajar bien con un tenedor, pasar a otra manga y dejamos en el frigorífico.

Luego, forrar una bandeja con papel sulfurizado y vamos haciendo montoncitos de masa, bien separados unos de otros. Hornear unos quince o veinte minutos, hasta que suban y queden bien dorados.

A medida que estén hechos, se van sacando y los dejamos enfriar sobre una rejilla. Unos minutos antes de sacar a la mesa, hacemos un pequeño agujero en un lateral y los rellenamos con la crema de queso. Servir como aperitivo.

 

Pastel de patatas, hinojo y queso azul

Laura Vichera | 5 de octubre de 2013 a las 8:13

  • 5 patatas medianas
  • 2 bulbos de hinojo
  • 150 grs de queso azul o Gorgonzola
  • un yogur natural cremoso
  • una cucharada de semillas de hinojo
  • un huevo
  • una pizca de pimentón dulce
  • unas hebras de azafrán
  • unos granos de pimienta negra
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

En una sartén calentamos un chorrito de aceite de oliva y pochamos los dos bulbos de hinojo, cortados en tiras finas. Rehogar a fuego suave, moviendo de vez en cuando para que no se doren y queden blanditos. Cuando estén, apartamos y se dejan enfriar.

Luego, pelar las patatas y las cortamos en rodajas muy finas que dejamos en un cuenco cubiertas de agua fría para que no se oxiden.  En el mortero, machacamos las semillas de hinojo con unos granos de pimienta, las hebras de azafrán y una pizca de sal.

Una vez majado todo, mezclar en un cuenco con el queso azul desmenuzado, el yogur y el huevo batido, agregar una pizca de pimentón y un hilo de aceite de oliva. Reservar.

A continuación, precalentamos el horno a 200 grados. Pintar el fondo de una fuente con una pizca de aceite de oliva y cubrir con la mitad de las patatas, salpimentadas.  Cubrir con parte del sofrito de hinojos y luego, unas cucharadas de la mezcla de yogur y por encima colocamos algo más de patatas y vamos alternando hasta acabar con todos los ingredientes.

Por último, sacudir para que la mezcla penetre bien entre las capas de patatas y hornear unos cuarenta minutos. Dejamos que se dore por encima antes de retirar del horno. Servir templado y acompañar con una ensalada de tomates y canónigos.

Crema de endivias, apio y queso azul

Laura Vichera | 23 de enero de 2013 a las 8:13

  • 5 endivias
  • unos tallos tiernos de apio con sus hojas
  • 2 peras Blanquilla maduras
  • 100 grs de queso azul
  • caldo de verduras
  • un brick de nata ligera
  • 4 rebanadas de pan de molde para acompañar
  • sal y pimienta negra recién molida
  • una cucharada de mantequilla
  • aceite de oliva

 

En una cazuela grande ponemos a fundir la mantequilla con un hilo de aceite de oliva. Incorporar los tallos de apio sin hebras y picaditos. Limpiar las endivias, retirar la parte más dura del tronco y las cortamos en rodajas. Las incorporamos también a la cazuela y dejamos que vayan ablandándose.

Luego, pelar las peras, retirar el corazón y las troceamos. Se agregan a la cazuela, subir un poquito el fuego, damos unas vueltas para que se mezclen con las endivias y el apio y cuando todo vaya tomando color, añadir una pizca de sal y pimienta.

A continuación, agregar un litro de caldo de verduras, mezclamos, tapar a medias la cazuela y cocer durante cuarenta minutos. Mientras se hace la crema, retirar la corteza a las rebanadas de pan y las cortamos en tiras largas que tostamos en el horno o en una plancha hasta que queden bien doraditas por ambos lados. También las podemos freír.

Pasado el tiempo de cocción de la crema, dejamos templar y añadir la nata y parte del queso azul. Triturar con la batidora y pasamos luego por el chino. Poner nuevamente a fuego muy suave y vamos moviendo hasta que vaya espesando.

Servir muy caliente y, sobre cada uno de los platos ponemos unos palitos de pan, añadir unas migas de queso azul y algo más de pimienta negra. En vez del pan, podemos acompañar también con unas nueces.

 

 

 

Etiquetas: , ,

Risotto con calabaza y queso azul

Laura Vichera | 3 de noviembre de 2012 a las 8:13

  • 300 grs de arroz de grano redondo

  • un trozo grande de calabaza de pulpa naranja

  • 2 cebolletas

  • 2 dientes de ajo

  • caldo de verduras

  • un vaso de vermú blanco seco

  • unas hebras de azafrán

  • 150 grs de queso azul

  • queso Parmesano rallado

  • unas hojas de salvia fresca

  • unas ramitas de tomillo y romero

  • unos tallos de cebollino

  • sal y pimienta negra recién molida

  • una cucharada de mantequilla

  • aceite de oliva

En la cazuela donde vayamos a preparar el risotto, calentar una cucharada de mantequilla con un chorrito de aceite de oliva y rehogar las cebolletas y el bulbo de hinojo muy picados. Pochar a fuego suave, moviendo de vez en cuando.

Mientras, en un cuenco, machacamos el queso azul con las hierbas muy picadas y trabajar todo junto hasta que tengamos una pasta. Reservar.

Cuando tengamos el sofrito a punto, incorporar también los dientes de ajo picados finos y les damos una vuelta para que tomen un ligero color.

A continuación, añadimos el calabacín bien lavado y sin pelar, cortado en dados pequeños y la calabaza cortada del mismo modo.

Una vez salteadas las verduras, incorporar el arroz, las hebras de azafrán, sal y una pizca de pimienta molida. Mezclar bien y mojamos con el vaso de vermú. Dejamos que se evapore el alcohol.

Luego, cucharón a cucharón, vamos incorporando el caldo para que el grano lo vaya absorbiendo y continuamos moviendo y añadiendo más caldo hasta que el grano esté “al dente”.

Justo antes de apartar, agregar unas cucharadas de queso y hierbas y mezclar bien. Espolvorear algo de Parmesano por encima y sacar enseguida a la mesa.

Etiquetas: , ,

Patatas al horno con queso azul

Laura Vichera | 16 de mayo de 2012 a las 8:13

  • 4 patatas medianas
  • 60 grs de queso azul, puede ser Roquefort, Gorgonzola…
  • 6 chalotas
  • una cucharada de azúcar moreno
  • una cucharada de nata ligera
  • una cucharada de mantequilla
  • sal y pimienta negra recién molida

 

Procuramos que todas las patatas sean más o menos del mismo tamaño. Se frotan con un cepillo, las enjuagamos y se secan. Enteras y sin pelar, se cuecen al vapor hasta que queden “al dente”. Cuando estén, las dejamos enfriar.

A continuación, en una sartén preparamos el relleno. Calentar la mantequilla y pochamos a fuego muy suave las chalotas cortadas en tiras lo más finas posible. Tapamos y dejamos unos diez minutos.

Pasado este tiempo, espolvorear el azúcar, agregar una pizca de sal y pimienta recién molida y dejamos al fuego unos minutos más para que quede una textura melosa. Volcar en un cuenco y dejamos enfriar.

Mientras, en un bol, machacamos el queso azul con la cucharada de nata y una pizca de pimienta molida. Trabajar con un tenedor hasta que tengamos una pasta.

Luego, abrir las patatas a lo largo, procurando no separar las dos mitades. Ahuecar ligeramente el corte y rellenar con las chalotas confitadas. Precalentar el horno a 240 grados.

En el último momento, repartimos sobre las patatas unas cucharadas de queso azul y gratinamos, tres o cuatro minutos, hasta que se forme una costra en la superficie. Servir enseguida, antes de que se enfríen y acompañar con una ensalada de lechugas variadas.