Archivos para el tag ‘queso de cabra’

Quiche de espinacas y queso de cabra

Laura Vichera | 14 de septiembre de 2013 a las 8:13

  • una lámina de masa de hojaldre precocinado
  • 250 de espinacas cocidas
  • 200 grs de tomates cherry
  • 150 grs de queso de cabra
  • un vaso de leche
  • 2 huevos
  • orégano
  • sal y pimienta negra recién molida
  • aceite de oliva

En primer lugar, dejamos las espinacas cocidas en un colador con un peso encima para que suelten el agua. Engrasar un molde desmontable redondo con unas gotas de aceite de oliva. Forramos el fondo con la masa de hojaldre bien extendida, recortar los bordes y dejamos en el frigorífico. Precalentamos el horno a 180 grados.

Luego, lavar los tomates, los secamos se cortan por la mitad y se dejan escurrir bocabajo para que suelten el agua. Cortamos el queso también en rodajas finas. En un cuenco batimos los dos huevos y agregamos la leche. Sazonamos con la pimienta y el orégano y añadimos una pizca de sal.

Sobre el fondo de masa colocamos unas rodajas de queso y sobre ellas, repartimos las espinacas bien picadas. Salpimentar y añadir un poquito de orégano.

A continuación, colocamos por encima los tomates con la parte cortada hacia arriba. Agregar una pizca de sal y pimienta recién molida y tapamos con la otra mitad de queso de cabra en rodajas. Bañar con parte de la mezcla de leche y huevos, haciendo huecos con un tenedor para que penetre entre las verduras.

Por último, estirar el hojaldre que nos ha sobrado y cortamos unas tiras con las que hacemos un enrejado sobre la tarta. Pintar con el resto de la mezcla de huevos y hornear durante cuarenta minutos aproximadamente. Dejamos templar antes de sacar del molde.

Patatas rellenas de pisto y queso

Laura Vichera | 22 de febrero de 2013 a las 8:13

  • 4 patatas grandes

  • 100 grs de queso curado de oveja

  • 1 berenjena

  • 1 calabacín pequeño

  • 3 tomates de pera maduros

  • 1/2 pimiento rojo

  • 1 pimiento verde

  • 2 cebolletas

  • un diente de ajo

  • una pizca de azúcar

  • sal y pimienta negra molida

        PARA LA SALSA

  •  2 tomates maduros
  • una zanahoria

  • una cebolleta

  • un diente de ajo

  • 4 pimientos de Piquillo en conserva

  • un vaso de caldo de verduras

  • aceite de oliva

En primer lugar, preparamos el pisto según tengamos costumbre de prepararlo, pero procurando trocear la verdura en daditos pequeños. Una vez hecho, rectificar de sal y pimienta y si estuviera demasiado ácido, añadir una pizca de azúcar y mantener a fuego suave para que reduzca.

Para la salsa, en otra cazuela, rehogamos la cebolleta y la zanahoria muy picada. Añadir el diente de ajo y los tomates rallados y cuando se vaya evaporando el jugo de las verduras, incorporar los pimientos cortados en tiras, el caldo de verduras, sal y pimienta y dejamos al fuego durante quince o veinte minutos. Una vez hecha la salsa, triturar y reservamos.

Luego, pelar las patatas, se enjuagan, las cortamos por la mitad a lo largo y con un vaciador les hacemos un hueco amplio en el centro. Cuando el pisto esté templado, incorporar el queso cortado en daditos y mezclar.

Con cuidado, rellenar las patatas, las cerramos y se atan con hilo de cocina. Se meten en la cazuela, sacudir despacio para que no se vuelquen y añadir algo más de caldo si fuera necesario. Tapar la cazuela y cocer a fuego mínimo unos treinta y cinco minutos.

Pasta con berenjenas y queso de cabra

Laura Vichera | 21 de noviembre de 2012 a las 8:13

  • 300 grs de pasta corta, tipo macarrones o fusilli
  • ½ rulo de queso de cabra
  • 2 berenjenas medianas
  • 4 tomates de pera maduros, pero no blandos
  • 2 dientes de ajo
  • un buen manojo de albahaca fresca
  • unas hojas de culantro fresco
  • ½ cucharadita de semillas de comino
  • una pizca de pimentón
  • sal y unos granos de pimienta rosa
  • aceite de oliva

 

Una vez despuntadas las berenjenas, las cortamos a lo largo, sin pelar, las espolvoreamos con sal gorda y se dejan en un escurridor una media hora para que suelten el jugo amargo. Precalentar el horno a 180 grados.

Luego, se enjuagan, las secamos con papel de cocina y se colocan sobre una bandeja forrada con papel sulfurizado. Agregar unas gotas de aceite de oliva y hornear unos quince minutos, hasta que se ablanden. Dejamos templar.

En una sartén grande, calentamos un par de cucharadas de aceite de oliva y rehogamos los dos dientes de ajo muy picados. Incorporar los tomates sin piel ni semillas cortados en dados, agregar unas hojas de albahaca picada, el pimentón y las semillas de comino ligeramente machacadas con los granos de pimienta rosa.

Cuando el sofrito reduzca un poquito, incorporar las berenjenas y dejamos al fuego unos diez minutos y luego volcar en un cuenco y dejamos reposar.

En el último momento, calentar agua en una cazuela grande y cocemos la pasta el tiempo indicado por el fabricante. Una vez “al dente”, escurrimos bien y mezclamos con la salsa.

Calentar todo junto un par de minutos, agregar algunas hojas más de albahaca y, una vez en los platos, repartir por encima el queso desmenuzado y unos granos de pimienta rosa.

 

Papillote de verduras, queso y jamón

Laura Vichera | 6 de junio de 2012 a las 8:13

  • una berenjena grande o dos pequeñas
  • 2 tomates no muy maduros
  • un rulo de queso de cabra
  • 4 lonchas de jamón serrano
  • 2 dientes de ajo
  • unas ramitas de tomillo
  • sal y unos granos de pimienta negra
  • unas gotas de vinagre balsámico
  • aceite de oliva

 

Una vez despuntada la berenjena, la cortamos en rodajas gruesas que espolvoreamos con sal y dejamos en un escurridor. Retirar el corazón a los tomates y los cortamos igualmente en rodajas medianas.

En el mortero machacamos unos granos de pimienta con los dos dientes de ajo pelados y unas ramitas de tomillo desmenuzado. Agregar un hilo de aceite de oliva y unas gotas de vinagre. Precalentar el horno a 200 grados.

Cuando vayamos a montar las papillotes, poner la plancha a calentar. Asar las rodajas de berenjena, a fuego fuerte, unos minutos por cada lado, de modo que queden crudas por dentro y tostadas por fuera. Se sacan a un plato y se reservan. Hacemos lo mismo con las rodajas de tomate.

Sobre la encimera colocamos cuatro cuadrados grandes de papel sulfurizado o papel de aluminio. En la base, ponemos media loncha de jamón, una rodaja de berenjena, luego unas rodajas finas de queso, unas cucharadas del aliño y la otra media loncha de jamón.

A continuación, tapamos con una capa de tomate y rociamos con unas cucharadas de aliño. Con cuidado de no desmontar las verduras, cerrar el papel procurando que no quede ningún hueco y colocamos los “paquetitos” sobre una bandeja.

En el último momento, damos un golpe de horno, cinco minutos, no más, lo justo para que el queso funda. Servir enseguida como entrante o como acompañamiento de una carne o un pescado.

 

 

Pasta con calabacín, tomate y romero

Laura Vichera | 28 de mayo de 2012 a las 8:13

  • 350 grs de pasta larga
  • 4 o 5 calabacines pequeños
  • 4 tomates de pera maduros
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cebolletas
  • queso de cabra en rulo
  • unas hojas de albahaca fresca
  • unas ramitas de romero
  • una cucharadita de pimentón picante
  • sal y pimienta recién molida
  • aceite de oliva 

 

Una vez despuntados los calabacines, se lavan y los cortamos en rodajas finas, que espolvoreamos con sal y dejamos en un escurridor. Pelar las cebolletas y se pican en tiras finas que rehogamos con un chorrito de aceite de oliva en una sartén grande a fuego suave. 

Cuando estén transparentes, incorporar los ajos picados, damos unas vueltas y una vez dorados, se agregan los tomates, sin piel ni semillas cortados en daditos y un puñado de espigas de romero. 

Pasados unos minutos, cuando los tomates hayan soltado todo el agua, incorporar las rodajas de calabacín y el romero desmenuzado. Agregar el pimentón, una pizca de sal y pimienta y rehogamos sin tapar, moviendo de vez en cuando para que se evapore el líquido que vayan soltado. Apartar del fuego. 

En el último momento cocer la pasta hasta dejarla “al dente”. Una vez hecha, volcar en un escurridor y luego la incorporamos a la sartén con el sofrito de verduras. 

Arrimar al fuego, mezclar bien con la salsa y cuando esté bien caliente, volcar en los platos. Desmenuzar por encima el queso de cabra, agregar un puñado de hojas de albahaca picada y espolvorear una pizca de pimentón. Agregar un hilo de aceite de oliva y sacar enseguida a la mesa.