Archivos para el tag ‘salsa Tabasco’

Pollo en salsa diabla

Laura Vichera | 2 de febrero de 2017 a las 8:13

  • 4 muslos de pollo de corral completos; muslos y contra muslos
  • 150 grs de jamón serrano en un solo trozo
  • 3 chalotas
  • 3 dientes de ajo
  • una lata grande de tomates enteros pelados
  • caldo de ave desgrasado
  • 2 cucharadas de vinagre
  • una cucharada de concentrado de tomate
  • un par de cucharadas de harina
  • unas gotas de salsa Worcestershire
  • unas gotas de salsa Tabasco rojo
  • unas ramitas de tomillo
  • 2 hojas de laurel
  • sal y pimienta negra molida
  • unos granos de pimienta rosa
  • aceite de oliva

 

Una vez separados los muslos de los contramuslos, le quitamos la piel al pollo y retiramos la grasa. Enjuagar cuidadosamente y secar con papel de cocina. Salpimentar y reservamos.

A continuación, en una cazuela, freímos los trozos de pollo, a fuego vivo hasta dorarlos. Se sacan bien escurridos a un plato.

Luego, añadir algo más de aceite a la cazuela y rehogar las chalotas cortadas en tiras muy finas. Cuando estén blanditas, espolvorear la harina y mezclamos bien hasta que quede tostada.

Unos minutos después, incorporar el concentrado de tomate y el vinagre. Agregar un par de vasos de caldo y dejamos que hierva. Incorporar los tomates bien escurridos y cortados en dados, los dientes de ajo muy picados y las hierbas atadas en un ramillete.

También añadimos una pizca de sal y pimienta y cocinar a fuego medio durante treinta minutos, aproximadamente y sin tapar para que la salsa vaya reduciendo.

Pasado este tiempo, retirar las hierbas y triturar. Volvemos a poner al fuego, agregar unas gotas de Tabasco y de salsa Worcestershire. Incorporar el pollo, los granos de pimienta rosa y el jamón cortado en daditos, sacudir la cazuela y cocinar a fuego suave durante media hora más. Acompañar con arroz salvaje.

Mejillones rellenos

Laura Vichera | 25 de octubre de 2016 a las 8:13

  • 2 kilos de mejillones hermosos
  • 2 huevos
  • 4 rebanadas de pan de molde sin corteza
  • 2 dientes de ajo
  • zumo y ralladura de medio limón
  • 4 cucharadas de concentrado de tomate
  • unas gotas de salsa Tabasco
  • unos tallos de cebollino
  • sal y pimienta negra molida
  • unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

Una vez limpios los mejillones, los enjuagamos con abundante agua fría y los vamos pasando a una cazuela grande. Añadimos unos granos de pimienta negra y unas gotas de zumo de limón. Tapamos, arrimar al fuego y cocer hasta que se abran.

Una vez abiertos, los sacamos bien escurridos y se reservan en una fuente. Cuando se enfríen un poquito, retiramos una de las conchas y colamos el caldo.

A continuación, precalentamos el horno a 180 grados. Troceamos el pan, lo pasamos a un cuenco y lo remojamos con el caldo de los mejillones cuando se haya enfriado.

En un cuenco batimos los huevos con un puñado de hojas de perejil y unos tallos de cebollino, todo muy picado. Agregar también la ralladura de piel de limón y el pan bien escurrido. Agregar el concentrado de tomate y trabajar todo bien.

Cuando todo esté bien trabado, agregar unas gotas de salsa Tabasco y ligar con un tenedor. Con esta mezcla vamos rellenando los mejillones y se van colocando sobre una fuente, bien juntos para que no se vuelquen. Salpimentar.

En el último momento, cuando vayamos a comer, horneamos durante veinte minutos y gratinar justo antes de sacar del horno. Servir recién hechos y acompañar con una ensalada y una guarnición de arroz blanco.

Escalopines en salsa de tomate

Laura Vichera | 14 de junio de 2016 a las 8:13

  • 12 escalopines de ternera
  • 6 tomates de pera maduros
  • 2 chalotas
  • un diente de ajo
  • ralladura y zumo de limón
  • unas gotas de Tabasco
  • un par de cucharadas de vinagre balsámico
  • unas ramitas de hierbas variadas: tomillo, romero, mejorana…
  • una cucharadita de azúcar
  • unos granos de pimienta negra
  • sal y pimienta negra recién molida
  • aceite de oliva

 

Unas horas antes, limpiar los escalopines de grasa. Si son muy grandes los cortamos en dos o tres, dependiendo del tamaño. Los aplastamos ligeramente, salpimentar por ambas caras y los pasamos a una fuente.

En el mortero preparamos un majado con el diente de ajo, parte de las hierbas muy picadas, unos granos de pimienta, ralladura de piel de limón. Trabajar todo bien hasta que tengamos una pasta. Desleír con un chorrito de aceite de oliva y el zumo de medio limón.

Con un pincel, pintar los filetes con la marinada y tapar con film transparente. Dejamos en el frigorífico mientras preparamos la salsa.

En una cazuela baja, vamos pochando las chalotas picadas en tiras finas con un poquito de aceite de oliva. Tapar y rehogar a fuego suave, moviendo de vez en cuando.

Luego, pelar los tomates, retirar las semillas y los picamos menudos. Se incorporan a la cazuela, añadir las hierbas, unas gotas de Tabasco,  el vinagre balsámico y también la cucharadita de azúcar. Sacudir suavemente, tapamos y cocinar a fuego muy suave.

En el momento de preparar los filetes, los asamos en la plancha muy caliente, un par de minutos, lo justo para que queden sellados. Los vamos metiendo en la salsa y damos un hervor todo junto. Acompañar con arroz blanco o pasta hervida.

Champiñones al horno

Laura Vichera | 18 de marzo de 2016 a las 8:13

  • 16 champiñones grandes
  • medio kilo de salchichas frescas de cerdo o de ave
  • 2 chalotas
  • zumo de medio limón
  • ralladura de piel de limón
  • unas cucharadas de pan rallado
  • queso Parmesano rallado
  • unas ramitas de tomillo
  • unas ramitas de perejil
  • unas gotas de salsa Tabasco
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

Antes de empezar a preparar los champiñones, picar muy menudas las chalotas y las ponemos en una sartén, con un chorrito de aceite de oliva. Arrimar a fuego suave y vamos moviendo para que se ablanden sin dorarse.

Mientras, quitar la tripa a las salchichas y las desmenuzamos en un cuenco. Agregar la ralladura de piel de limón, el tomillo desmenuzado, unas hojas de perejil picado, unas gotas de Tabasco, sal y pimienta negra molida. Precalentar el horno a 200 grados.

Luego, limpiar los champiñones, enjuagar y secar los sombreros y los rociamos con unas gotas de zumo de limón. Desechar la parte terrosa del final de los tallos, los picamos menudos y se incorporan a la sartén. Saltear ligeramente con las chalotas, apartamos y dejamos templar.

Cuando el sofrito se haya enfriado, lo mezclamos con las salchichas y trabajar con un tenedor hasta que todos los ingredientes queden bien trabados.

Sobre una fuente ligeramente engrasada colocamos los champiñones con el hueco hacia arriba. Vamos rellenando con la farsa que tenemos preparada. Agregar un hilo de aceite de oliva y espolvorear con el pan rallado mezclado con el Parmesano. Hornear durante media hora y acompañar con arroz blanco y una ensalada de lechugas variadas.

Champiñones rellenos

Laura Vichera | 11 de noviembre de 2015 a las 8:13

  • un kilo de champiñones medianos, del tipo que más nos guste
  • medio kilo de carne de ternera picada
  • ralladura de piel de limón
  • unas cucharadas de queso rallado, tipo Emmental
  • 3 huevos
  • 2 dientes de ajo
  • caldo de verduras
  • unas ramitas de perejil fresco
  • unos tallos de cebollino
  • unas gotas de salsa Tabasco
  • unas cucharadas de pan rallado
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

Para empezar, eliminar los pies de los champiñones, se les quita el extremo terroso y los picamos menudos. Se pasan a un cuenco. Secar cuidadosamente las “cazoletas” y las reservamos.

Luego, preparamos el relleno de carne para que se mezclen bien los sabores. Al cuenco donde tenemos el picadillo de champiñones incorporamos los huevos batidos. Agregar los dientes de ajo muy picados, la ralladura de piel de limón y las hierbas muy picadas también.

A continuación, incorporamos la carne, unas gotas de salsa Tabasco y un puñado de queso rallado. Trabajar bien con un tenedor hasta que todo quede bien mezclado y la carne se trabe con el resto de ingredientes. Tapar con film y dejamos en el frigorífico.

Un rato después, cuando la mezcla de carne esté más consistente, vamos formando bolitas con las que vamos rellenando las caperuzas de los champiñones. Presionamos para que no se salga.

A medida que los vayamos teniendo hechos, se van pasando a una fuente, bien juntos para que no se vuelquen.  Añadir un vasito de caldo de verduras, espolvorear los champiñones con pan rallado mezclado con algo más de queso. Agregar por encima un chorrito de aceite de oliva y hornear durante veinte minutos a 180 grados. Servir recién hechos.

.