¿Qué comemos hoy? » sardinas

Archivos para el tag ‘sardinas’

Albóndigas de sardina en salsa

Laura Vichera | 29 de septiembre de 2015 a las 8:13

  • ½ kilo de sardinas limpias, en filetes
  • 2 huevos
  • 2 dientes de ajo
  • unas ramitas de culantro fresco
  • ralladura de piel de limón
  • miga de pan mojada en leche
  • pan rallado
  • harina para rebozar
  • sal y pimienta recién molida
  • aceite de oliva

PARA LA SALSA

  •  6 tomates de pera maduros
  • un trozo de calabaza
  • 2 cebolletas grandes
  • 2 dientes de ajo
  • unas semillas de comino

 

Unas horas antes preparamos la masa de las albóndigas para que tome consistencia. Quitar la cabeza y las espinas a las sardinas y las limpiamos cuidadosamente hasta dejarlas bien limpias. Se enjuagan y las secamos con papel absorbente.

En un cuenco, mezclamos el culantro y los dientes de ajo muy picados. Incorporar los huevos y la ralladura de piel de limón. Batimos y añadimos una pizca de sal y pimienta negra molida.

Luego, incorporar las sardinas picadas muy pequeñas, a cuchillo y mezclar muy bien. Añadir la miga de pan bien escurrida y trabajar bien. Espolvorear pan rallado hasta que tengamos una masa bien trabada que podamos mezclar con las manos. Tapar con film y dejamos en el frigorífico.

Mientras, rehogar las cebolletas y los dientes de ajo picados. Luego, agregamos la calabaza en daditos y las semillas de comino ligeramente machacadas.

A continuación, incorporar los tomates rallados, una pizca de sal y pimienta, mezclamos, tapar la cazuela y cocer a fuego suave una media hora.

Vamos formando las albóndigas, se pasan por harina y se fríen. Se escurren y las vamos metiendo en la salsa. Mezclar y cocer a fuego suave todo junto diez minutos más. Servir con arroz o pasta hervida.

Quiche de sardinas y tomate

Laura Vichera | 28 de junio de 2014 a las 8:13

  • una lámina de masa quebrada
  • 3 huevos grandes
  • una taza de leche
  • 2 latas de sardinas con tomate
  • 4 orejones de tomate seco
  • queso Gruyère o Emmental rallado
  • una cucharada de harina de maíz
  • unas semillas de hinojo
  • una pizca de pimentón picante
  • una pizca de nuez moscada
  • sal

 

Sobre el fondo de un molde desmontable estiramos la lámina de masa. Presionar sobre las paredes y pinchar el fondo. Dejamos en el frigorífico mientras preparamos el relleno.

En un cuenco con agua templada dejamos los orejones de tomate en remojo para que se ablanden. Un ratito después, los escurrimos, se secan bien y los cortamos en tiras. Precalentar el horno a 180 grados.

Con cuidado, retirar la espina de las sardinas y se desmenuzan en trozos grandes. En un cuenco batimos los huevos con la taza de leche y añadimos una pizca de pimentón, sal y las semillas de hinojo.

También añadimos la cucharada de harina de maíz y unas cucharadas de queso rallado. Agregar la salsa de las sardinas y mezclar bien todos los ingredientes.

Sobre el fondo de masa vamos repartiendo las migas de sardina. Napamos con la crema que tenemos preparada y sacudir el molde para que todo quede bien trabado.

Por último, hornear durante cuarenta minutos hasta que quede bien cuajada y tome color. Servir templada o fría y acompañar con una ensalada de canónigos.

SUGERENCIA.-  Podemos sustituir las sardinas con tomate por atún con tomate o mezclar atún y anchoas.

Sardinas rellenas rebozadas

Laura Vichera | 13 de noviembre de 2013 a las 8:13

  • 16 sardinas hermosas, que estén muy frescas
  • un bulbo pequeño de hinojo
  • una zanahoria mediana
  • un diente de ajo
  • miga de pan mojada en leche
  • 2 huevos, harina y pan rallado para rebozar
  • unas ramitas de perejil
  • una pizca de cúrcuma
  • comino molido
  • sal y pimienta recién molida
  • aceite de oliva

 

En primer lugar, limpiar las sardinas, retirar las escamas, la cabeza, las tripas y la espina central, dejándolas abiertas a lo largo, sin separar los lomos. Se lavan bajo el grifo, con abundante agua y las dejamos sobre un escurridor. Las secamos con papel absorbente y reservamos.

A continuación, limpiar el bulbo de hinojo, retirar la parte más dura y picar muy menudo. Raspar la zanahoria y la picamos en daditos pequeños.

En un chorrito de aceite de oliva y doramos ligeramente el diente de ajo muy picado. Antes de que se dore en exceso, incorporar las verduras y pochar a fuego suave hasta que estén muy blanditas.

Antes de apartar, subimos el fuego para que se evapore todo el jugo y sacar a un bol. Añadir la miga de pan desmenuzada, unas hojas de perejil picado, incorporar también el comino molido, la cúrcuma, sal y pimienta. Trabajar con un tenedor hasta que todo quede bien mezclado.

Con ayuda de una cucharilla, vamos rellenando las sardinas, se cierran y se pasan por harina. Presionamos para que no se abran, las metemos en huevo batido y se pasan por pan rallado.

En el último momento, se van friendo por tandas, a fuego vivo, unos minutos por cada lado. Se sacan bien escurridas, se dejan sobre papel absorbente y se sirven recién hechas acompañadas de una ensalada.

Etiquetas: , ,

Albóndigas de sardina con tomate

Laura Vichera | 11 de septiembre de 2012 a las 8:13

 

  • un kilo de sardinas hermosas
  • 4 tomates de pera maduros
  • un bulbo de hinojo
  • una cebolleta
  • 2 dientes de ajo
  • una hoja de laurel
  • unas hojas de perejil fresco
  • unas ramitas de culantro
  • unas semillas de comino
  • una pizca de comino molido
  • una pizca de pimentón
  • harina para rebozar
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

En primer lugar, limpiar las sardinas, retirar las tripas, la cabeza y la espina, dejando solamente los lomos limpios. Enjuagar cuidadosamente y los secamos con papel absorbente.

Luego, los trituramos en la picadora con los dos dientes de ajo, puñado de hojas de perejil y culantro y unas semillas de comino. Volcar en un cuenco grande, añadir una pizca de pimentón y pimienta negra. Mezclar con un tenedor, tapar con film y dejamos en el frigorífico un ratito para que quede más trabada.

Mientras, en una cazuela baja, vamos preparando la salsa. Calentar unas cucharadas de aceite de oliva y rehogar la cebolleta y el bulbo de hinojo todo cortado en tiras finas. Pochar a fuego suave hasta que se ablanden.

A continuación, incorporar los tomates rallados, la hoja de laurel, algo más de pimentón, una pizca de sal y pimienta negra molida. Tapar la cazuela a medias, bajar el fuego y cocer durante veinte minutos. Una vez hecha la salsa, podemos dejarla tal cual o triturar.

Con la masa formamos albóndigas no muy grandes, que pasamos por harina y freímos brevemente. Las escurrimos sobre papel absorbente y las metemos en la salsa. Dar un hervor todo junto y servir con arroz salvaje.

Etiquetas: ,

Sardinas con patatas al horno

Laura Vichera | 27 de julio de 2012 a las 8:13

  • una docena de sardinas grandes
  • unas hojas de espinaca
  • 4 tomates de pera maduros
  • 3 patatas medianas
  • 3 dientes de ajo
  • unas hojas de culantro fresco
  • zumo y ralladura de medio limón
  • unas semillas de comino
  • una pizca de pimentón
  • sal y pimienta molida
  • unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

 

Limpiar las sardinas, retirar la cabeza, las tripas y la espina central, procurando no separar del todo los lomos. Se enjuagan bien y las dejamos escurrir.

En el mortero machacamos unos granos de pimienta con el comino, unas hojas de culantro, la ralladura de piel de limón, dos ajos, sal y un poquito de pimentón. Desleír con un hilo de aceite de oliva y un chorrito de zumo de limón.

Con un pincel o una cucharita vamos pintando con parte del adobo el interior de las sardinas, se cierran, las tapamos con film transparente y se dejan en el frigorífico.

En una sartén con una pizca de aceite, doramos el otro diente de ajo muy picado, salteamos las espinacas troceadas y dejamos que se vaya evaporando el agua de vegetación. Se vuelcan en un plato y dejamos enfriar.

Sobre una fuente de horno ligeramente engrasada, colocamos las patatas y los tomates cortados en rodajas medianas. Agregar una pizca de sal y pimienta molida.

Se van rellenando las sardinas con las espinacas y las vamos colocando en la fuente. Repartir por encima el resto del adobo y añadir algo más de aceite si fuera necesario.

Tapar con papel de aluminio y hornear a 180 grados durante veinticinco minutos. Destapar la fuente y gratinar cinco minutos más y servir enseguida.

 

Etiquetas: ,