Archivos para el tag ‘sésamo negro’

Tarta de verduras con nueces

Laura Vichera | 17 de octubre de 2015 a las 8:13

  • una lámina de masa quebrada
  • 2 calabacines pequeños
  • 2 chirivías
  • 2 zanahorias medianas
  • 2 huevos
  • una tarrina de queso para untar (natural, con queso azul o a las finas hierbas)
  • un vasito de nata ligera
  • unas semillas de sésamo negro
  • sal y pimienta negra molida

En primer lugar, forramos un molde desmontable con papel sulfurizado y colocar la lámina de masa encima. Presionar las paredes y pinchar el fondo. Dejamos en el frigorífico hasta el momento de hornear.

Luego, lavar los calabacines, los despuntamos y sin pelar, les sacamos tiras finas a lo largo, con ayuda de un pelador o, mejor aún, una mandolina. Raspar y despuntar las chirivías y las zanahorias y hacemos lo mismo.

A continuación, en un cuenco, batimos los dos huevos con la nata y la crema de queso con una pizca de sal y pimienta negra. Trabajar con la batidora hasta obtener una crema fina y sin grumos. Añadimos las nueces desmenuzadas y mezclar. Precalentamos el horno a 180 grados.

Para montar la tarta, ponemos dos o tres tiras de la misma verdura, una encima de otra y enrollamos. Se van colocando los cilindros sobre la base de pasta quebrada y los abrimos un poquito por arriba para formar una flor.

Vamos colocando los rollitos de verdura combinando los colores, muy juntos, para que no se abran. Con ayuda de una cuchara, repartimos la mezcla de queso y huevo dentro y alrededor de todas las “flores” y espolvorear las semillas de sésamo.

Por último, hornear unos cuarenta minutos y doramos ligeramente la superficie. Servir templada y acompañar con una ensalada de tomates y canónigos.

 

Rollitos de langostino en pasta brick

Laura Vichera | 13 de septiembre de 2014 a las 8:13

  • 16 langostinos grandes
  • 8 hojas de pasta brick
  • unas hojas de col china
  • 2 cebolletas
  • una lima, zumo y ralladura
  • unas semillas de sésamo negro
  • una cucharadita de cúrcuma
  • una cucharada de mantequilla
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

En primer lugar, pelar los langostinos, retirar la vena dorsal, los enjuagamos y se dejan en un cuenco. Agregar el zumo y ralladura de media lima, una cucharada de aceite de oliva, la cúrcuma y una pizca de sal y pimienta negra. Mezclar bien, tapar con film y dejamos en el frigorífico.

Luego, cortar muy finas las hojas de col china. Limpiar las cebolletas y las picamos del mismo modo. En una sartén, calentar un chorrito de aceite de oliva y pochar las verduras, a fuego suave, moviendo para que se ablanden.

Pasados unos minutos, subir el fuego, espolvorear algo más de cúrcuma, sal y pimienta molida. Sacar a un plato para que se enfríen. Precalentar el horno a 200 grados.

A continuación, fundir la mantequilla en un cuenco. Despegar las hojas de pasta brick y las cortamos en dos o tres tiras anchas, dependiendo del tamaño.

En el extremo de cada una de ellas, repartir una cucharada de verduras y encima colocamos un langostino atravesado y enrollar, procurando que el relleno quede bien sujeto.

Se van colocando sobre una bandeja forrada con papel sulfurizado, con el cierre de la pasta hacia abajo y, cuando estén todas, las pintamos con algo más de mantequilla y espolvorear el sésamo negro. Hornear unos diez minutos y servir enseguida acompañados del resto de verdura.

 

Galletas de jengibre y sésamo negro

Laura Vichera | 29 de diciembre de 2013 a las 8:13

  • 2 huevos medianos
  • 250 grs de harina
  • 125 grs de mantequilla a temperatura ambiente
  • 115 grs de azúcar moreno
  • 2 cucharadas de leche o de nata ligera
  • un trozo de jengibre fresco
  • ralladura de piel de limón
  • unas semillas de sésamo negro
  • una cucharada de levadura en polvo
  • ½ cucharadita de bicarbonato
  • otra cucharada de leche para pintar
  • una pizca de sal

 

En un cuenco tamizamos la harina con la levadura y reservar. En otro cuenco mezclamos la ralladura de piel de limón con el azúcar y los huevos.

Cuando tengamos estos ingredientes bien trabados, incorporar el  jengibre pelado y rallado. Incorporar la mantequilla en pedacitos, el bicarbonato, las dos cucharadas de leche y una pizca de sal.

A continuación, agregamos la mezcla de harina y levadura y trabajar todo junto. Por último, incorporar las semillas de sésamo y amasamos hasta que quede una masa que podamos trabajar con las manos.

Luego, dividir la masa en dos y formamos dos cilindros del tamaño que deseemos para las galletas. Envolver con film transparente, enrollando los extremos con fuerza para que la masa quede bien prensada. Dejamos en el frigorífico unos cuarenta minutos.

Pasado este tiempo, forrar una bandeja con papel sulfurizado y precalentar el horno a 180 grados.

Con un cuchillo ligeramente humedecido, cortamos la masa en “rodajitas” que vamos colocando sobre la bandeja, separadas unas de otras. Las aplastamos un poquito con el dorso de una cuchara y hornear por tandas unos veinte minutos.

Dejamos que se enfríen sobre una rejilla y las guardamos en una caja hermética donde se conservarán durante varios días.

Crema verde con bacalao

Laura Vichera | 22 de noviembre de 2013 a las 8:13

  • ½ kilo de espinacas frescas
  • 2 calabacines hermosos
  • la parte blanca de un puerro
  • 3 chalotas
  • ½ vasito de nata líquida ligera
  • caldo de verduras
  • una pizca de nuez moscada
  • unas hebras de azafrán
  • sal y pimienta negra molida
  • una cucharada de mantequilla
  • aceite de oliva

PARA ACOMPAÑAR

  •  150 grs de bacalao salado
  • unas semillas de sésamo negro

 

Una vez desalado desde la noche anterior, enjuagar el bacalao, lo secamos bien y se desmenuza en migas no demasiado pequeñas. Lavar y secar las hojas de espinaca y las picamos menudas. Despuntar los calabacines y se pelan a medias. Los cortamos en daditos y se reservan.

A continuación, en la cazuela donde vayamos a preparar la crema, calentar unas cucharadas de aceite de oliva con la mantequilla y rehogamos las chalotas y la parte blanca del puerro, todo muy picado, a fuego suave y vamos moviendo de vez en cuando hasta que se ablanden.

Cuando el sofrito esté a punto, incorporar las espinacas y los calabacines y mezclamos. Añadir una pizca de nuez moscada, las hebras de azafrán, sal y pimienta negra recién molida.

En cuanto las verduras comiencen a tomar color, cubrir con el caldo caliente, mezclar bien, tapar la cazuela y bajar el fuego. Dejamos que cueza durante media hora aproximadamente.

Mientras, calentar unas gotas de aceite en una sartén y dorar las migas de bacalao hasta que tomen color. Se sacan a escurrir sobre papel absorbente.

Al finalizar la cocción, triturar la crema, incorporar la nata y dejar al fuego unos minutos más. Servir muy caliente, repartir por encima el bacalao y espolvorear con unas semillas de sésamo negro.