Archivos para el tag ‘suflé’

Suflé de atún y piquillos

Laura Vichera | 19 de marzo de 2016 a las 8:13

  • 100 grs de atún al natural
  • 3 pimientos de piquillo en conserva
  • 3 huevos
  • 2 claras
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 2 cucharadas de harina
  • 2 vasitos de leche templada
  • una pizca de nuez moscada
  • mantequilla y pan rallado para los moldes
  • sal y pimienta negra recién molida

 

En primer lugar, engrasar un molde grande para suflé (o cuatro pequeños) con algo más de mantequilla. Espolvorear el interior con pan rallado y sacudir bocabajo. Dejamos en el frigorífico y precalentar el horno a 180 grados.

Luego, separar las tres yemas y montamos las cinco claras a punto de nieve muy fuerte con una pizca de sal. Escurrimos el atún, reservando el jugo. Con ayuda de un tenedor lo desmenuzamos en trozos grandes. Escurrir y secar muy bien los pimientos, los cortamos, primero en tiras y luego en daditos pequeños.

En una sartén calentamos la mantequilla a fuego suave y, cuando funda, incorporar la harina y la nuez moscada, tostamos bien, sin dejar de mover para que no se hagan grumos.

A continuación,  añadimos el jugo del atún y la leche y, sin dejar de mover, seguir cocinando a fuego muy suave para que vaya espesando. Justo antes de apartar, añadir el atún y los piquillos. Fuera del fuego, incorporar también las yemas, una pizca de sal y de pimienta y mezclamos bien.

Cuando la mezcla haya perdido un poco de calor, vamos añadiendo las claras montadas, moviendo delicadamente para que no pierdan volumen. Volcar en el molde, dejando un tercio libre para que pueda subir al cocer.

En el último momento, metemos en el horno bien caliente durante veinte minutos aproximadamente. Servir enseguida, antes de que baje y acompañar con una buena ensalada.

 

 

Suflé de queso azul y piñones

Laura Vichera | 18 de octubre de 2014 a las 8:13

  • 5 huevos
  • 150 grs de queso azul, tipo Roquefort o Bavaria
  • un puñado de piñones
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 2 cucharadas de harina
  • 2 vasos de leche
  • una pizca de nuez moscada
  • sal y pimienta negra recién molida
  • mantequilla y pan rallado para el molde

 

En primer lugar, separar las yemas y montar las claras a punto de nieve muy fuerte en un recipiente bien frío con una pizca de sal y dejamos en el frigorífico. Tostar los piñones en una sartén sin nada de aceite hasta que queden doraditos. Se reservan.

A continuación, engrasamos un molde grande o cuatro individuales con la mantequilla y espolvoreamos las paredes y el fondo con pan rallado. Sacudimos para eliminar el sobrante y dejamos los moldes en el frigorífico igualmente.

Luego, en una sartén grande, calentamos las dos cucharadas de mantequilla y espolvoreamos la harina, rehogamos para que quede bien tostada y vamos incorporando la leche, a temperatura ambiente, poco a poco y sin dejar de mover.

 

También añadimos sal, pimienta recién molida y una pizca de nuez moscada. Dejar a fuego lento, sin dejar de mover durante hasta que adquiera consistencia. Apartamos y dejamos templar. Precalentar el horno a 200 grados.

 

Una vez fría la bechamel, le añadimos las yemas una a una para que la masa las vaya absorbiendo. Cuando estén todas incorporadas, agregar el queso desmenuzado y los piñones ligeramente machacados.

A cucharadas, le vamos agregando las claras montadas, moviendo muy despacio para que no se bajen. Rellenar los moldes dejando un tercio libre de modo que al subir no se derrame. Horneamos durante quince o veinte minutos y servimos enseguida. Acompañamos los suflés con una ensalada de lechugas variadas.

 

 

 

Etiquetas: , ,

Suflé de plátano y pepitas de chocolate

Laura Vichera | 8 de diciembre de 2013 a las 8:13

  • 2 plátanos pequeños y maduros
  • 100 grs de pepitas de chocolate
  • 3 yemas de huevo
  • 4 claras
  • un vaso y medio de leche
  • 125 grs de azúcar
  • unas gotas de esencia de vainilla
  • 25 grs de harina de maíz
  • mantequilla y harina para el molde
  • azúcar glas para decorar

 

En primer lugar, engrasar un molde redondo, de paredes altas, con una pizca de mantequilla. Espolvoreamos con harina y sacudimos bocabajo. Dejamos en el frigorífico hasta el momento de hornear.

A continuación, montar las claras a punto de nieve fuerte, con una pizca de sal y las reservamos igualmente en el frigorífico.

Luego, en un cuenco grande diluímos la harina de maíz con un poquito de leche fría. Pelar los plátanos, retirar las hebras, trocearlos y machacarlos con un tenedor hasta que queden completamente triturados. Precalentar el horno a 180 grados.

Calentar el resto de leche a fuego suave y le agregamos el puré de plátano. Movemos despacito y le vamos añadiendo poco a poco el azúcar. Cuando esté todo bien caliente y se haya disuelto el azúcar, incorporamos la harina de maíz. Seguir moviendo y cocer hasta que la crema comience a espesar.

Apartamos y, pasados unos minutos, cuando esté templado, incorporamos las pepita de chocolate y la esencia de vainilla. Una a una, incorporamos las yemas y trabajar hasta que todo quede bien trabado.

Cuando esté casi frío, incorporar las claras montadas a cucharadas y movemos despacio para que no pierdan volumen. Volcar la mezcla en el molde sin llegar al filo, para que no se desborde al subir.

En el último momento, hornear durante veinte o veinticinco minutos. Espolvorear generosamente con azúcar glas y servir enseguida para que no baje.

Suflé de melocotón y vainilla

Laura Vichera | 20 de octubre de 2013 a las 8:13

  • 2 huevos grandes
  • 2 melocotones medianos, maduros pero no blandos
  • 5 cucharadas de azúcar moreno
  • una cucharada de mantequilla
  • una tacita de leche semi desnatada
  • una copita de Amaretto o algún licor similar
  • una tira de piel de limón
  • un palo de vainilla
  • esencia de vainilla líquida o en polvo
  • una cucharada de harina
  • una cucharada de harina de maíz
  • una pizca de sal
  • algo más de mantequilla y harina para el molde

 

Cuando tengamos los melocotones pelados, retirar el hueso y se cortan en daditos pequeños. Los pasamos a una sartén con la mantequilla y la mitad de la vainilla, abierta por la mitad y ligeramente machacada.

Unos minutos después, mojar con el licor, flambear y apartamos. Engrasar un molde de suflé con una pizca de mantequilla y espolvorear con harina. Dejamos en el frigorífico mientras preparamos la masa.

Aparte, ponemos la leche a calentar con una tira de piel de limón y el resto de la vainilla. Arrimar al fuego y cuando comience a hervir, apartamos, tapar y dejamos templar. Precalentar el horno a 210 grados.

A continuación, separar las yemas y montamos las claras a punto de nieve con una pizca de sal. En otro cuenco, mezclar las yemas con el azúcar hasta que tengamos una mezcla blanquecina. Luego, agregamos la esencia de vainilla y los dos tipos de harina y poco a poco, vertemos la leche colada.

Calentar el cuenco al baño María y continuamos moviendo con las varillas. Cuando tenga cierta consistencia y sin grumos, apartar y dejamos enfriar. Incorporar los melocotones bien escurridos y añadir poco a poco las claras montadas.

Por último, volcar en el molde y hornear unos veinte minutos. Servir enseguida para que no baje.