Archivos para el tag ‘vinagre’

Pollo en salsa diabla

Laura Vichera | 2 de febrero de 2017 a las 8:13

  • 4 muslos de pollo de corral completos; muslos y contra muslos
  • 150 grs de jamón serrano en un solo trozo
  • 3 chalotas
  • 3 dientes de ajo
  • una lata grande de tomates enteros pelados
  • caldo de ave desgrasado
  • 2 cucharadas de vinagre
  • una cucharada de concentrado de tomate
  • un par de cucharadas de harina
  • unas gotas de salsa Worcestershire
  • unas gotas de salsa Tabasco rojo
  • unas ramitas de tomillo
  • 2 hojas de laurel
  • sal y pimienta negra molida
  • unos granos de pimienta rosa
  • aceite de oliva

 

Una vez separados los muslos de los contramuslos, le quitamos la piel al pollo y retiramos la grasa. Enjuagar cuidadosamente y secar con papel de cocina. Salpimentar y reservamos.

A continuación, en una cazuela, freímos los trozos de pollo, a fuego vivo hasta dorarlos. Se sacan bien escurridos a un plato.

Luego, añadir algo más de aceite a la cazuela y rehogar las chalotas cortadas en tiras muy finas. Cuando estén blanditas, espolvorear la harina y mezclamos bien hasta que quede tostada.

Unos minutos después, incorporar el concentrado de tomate y el vinagre. Agregar un par de vasos de caldo y dejamos que hierva. Incorporar los tomates bien escurridos y cortados en dados, los dientes de ajo muy picados y las hierbas atadas en un ramillete.

También añadimos una pizca de sal y pimienta y cocinar a fuego medio durante treinta minutos, aproximadamente y sin tapar para que la salsa vaya reduciendo.

Pasado este tiempo, retirar las hierbas y triturar. Volvemos a poner al fuego, agregar unas gotas de Tabasco y de salsa Worcestershire. Incorporar el pollo, los granos de pimienta rosa y el jamón cortado en daditos, sacudir la cazuela y cocinar a fuego suave durante media hora más. Acompañar con arroz salvaje.

Albóndigas de pescado con mejillones

Laura Vichera | 2 de septiembre de 2016 a las 8:13

  • 600 grs de pescado limpio: merluza, rosada, cazón…
  • medio kilo de mejillones
  • un huevo
  •  5 tomates rojos maduros
  • medio pimiento rojo
  • 3 dientes de ajo
  • 2 cucharaditas de alcaparras pequeñas
  • una pizca de harina
  • unas ramitas de culantro fresco
  • una hoja de laurel
  • una pizca de comino
  • cúrcuma molida
  • un pellizco de pimentón
  • 4 cucharadas de vinagre
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Con cuidado, repasar el pescado para eliminar los restos de piel y las espinas que pudiera tener. Lo picamos en trozos pequeños, se pasa a un cuenco y lo mezclamos con el huevo batido y una pizca de cúrcuma.

A continuación, picar muy menudos el pimiento rojo y los tres dientes de ajo. Los machacamos en el mortero con una pizca de comino y pimentón, añadir también unas hojas de culantro picadas. Desleír con el vinagre.

Luego, salpimentar el pescado y añadir un par de cucharadas del majado de pimientos. Mezclar, tapar con film y dejamos en el frigorífico un par de horas.

En una cazuela amplia, calentamos el resto del majado con un chorrito de aceite de oliva. Agregar los tomates rallados, la hoja de laurel y un pellizco de sal. Mezclar bien y cocer a fuego suave durante diez minutos, sin tapar.

Aparte, abrimos los mejillones al vapor y, una vez abiertos, colar el caldo y reservar. Formar albóndigas de tamaño mediano y las enharinamos. Se van dorando en una sartén y se dejan escurrir sobre papel absorbente.

Por último, agregamos el caldo a la salsa junto con los mejillones,  las alcaparras y las albóndigas. Sacudir suavemente y dejamos cocer todo junto y sin tapar quince minutos más. Acompañar con arroz blanco.

 

 

Garbanzos y patatas en escabeche

Laura Vichera | 23 de febrero de 2016 a las 8:13

  • 300 grs de garbanzos
  • 700 grs de patatas de guarnición
  • un puerro mediano
  • 2 cebollas moradas
  • 10 dientes de ajo
  • un pimiento seco
  • 3 hojas de laurel
  • una cucharada de pimentón picante
  • un par de cucharadas de vinagre de Jerez
  • sal y unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

 

La víspera preparamos las patatas. Sin pelar, las limpiamos muy bien y se pasan a una cazuela con las cebollas y la parte blanca del puerro en juliana fina, el pimiento seco troceado y las otras dos hojas de laurel.

A continuación, añadimos medio vasito de aceite de oliva, las otras dos cucharadas de vinagre, el pimentón y ocho dientes de ajo machacados con su piel. Agregar un vaso de agua, tapar y cocer a fuego suave hasta que estén tiernas. Cuando estén templadas, se pasan a una fuente, cubiertas con su adobo y dejamos reposar unas horas.

También la víspera, ponemos los garbanzos en remojo. En el momento de prepararlos, enjuagar los garbanzos y los cocemos en una olla con una hoja de laurel, la parte verde del puerro y unos granos de pimienta negra.

Por último, agregar sal y un hilo de aceite de oliva, cubrir con agua templada y cocer hasta que estén tiernos. Una vez hechos, y queden “al dente”, se escurren, retiramos el laurel y el puerro y los colamos. Dejamos templar.

En una sartén grande, calentamos un chorrito de aceite de oliva y doramos los otros dos dientes de ajo muy picados. Incorporar los garbanzos hasta que se vayan dorando.

Luego añadimos las patatas escurridas, damos una vueltas para que se mezclen con los garbanzos y mojar con unas cucharadas del jugo del adobo. Servir templado.

Solomillo en salsa agridulce

Laura Vichera | 12 de enero de 2016 a las 8:13

  • 600 grs de solomillo de cerdo
  • 2 pimientos, uno rojo y uno amarillo
  • 2 zanahorias pequeñas
  • 2 cebolletas
  • caldo de carne desgrasado
  • 3 cucharadas de salsa de soja
  • 2 cucharadas de concentrado de tomate
  • 2 cucharadas de vinagre
  • una cucharada de azúcar moreno
  • 5 cucharaditas de harina de maíz
  • un huevo
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Cuando hayamos limpiado la carne de grasa, cortar en rodajas de unos tres centímetros de grosor y reservar en una fuente. Raspar las zanahorias y las picamos en taquitos. Pelar las cebolletas y las picamos menudas también.

A continuación, en un cazo, ponemos el caldo a calentar y le agregamos la salsa de soja, las dos cucharadas de concentrado de tomate, el vinagre y el azúcar. Arrimar al fuego y cocer hasta que comience a hervir.

Luego, añadimos dos cucharaditas de harina de maíz, diluídas en un par de cucharadas de caldo frío. Incorporamos al cazo y mover con varillas durante un minuto, para que no se formen grumos. Cuando espese ligeramente, apartamos.

En una cazuela baja, calentamos un chorrito de aceite de oliva y rehogamos los pimientos limpios y cortados en tiras, las zanahorias y las cebolletas. Sofreír durante diez minutos y bañar con el caldo. Dejar al fuego diez minutos.

Aparte, en un plato hondo, batir el huevo con el resto de la harina de maíz y bañar los filetes. Se fríen por ambos lados y los pasamos a la cazuela con la salsa. Dar un hervor todo junto, rectificar de sal y pimienta y acompañar con arroz blanco o unos fideos de soja.

Salteado de garbanzos con calabaza

Laura Vichera | 30 de diciembre de 2014 a las 8:13

  • 300 grs de garbanzos
  • 150 grs de chistorra o longaniza
  • un trozo de calabaza de pulpa naranja
  • 2 cebolletas
  • 2 dientes de ajo
  • un par de cucharadas de vinagre
  • unas ramitas de tomillo
  • una hoja de laurel
  • una guindilla
  • sal y unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

 

Una vez remojados, enjuagar y escurrir los garbanzos y se pasan a una olla con la hoja de laurel y unos granos de pimienta. Añadir sal y un chorrito de aceite de oliva.

Luego, cubrimos con agua templada, ponemos a fuego fuerte y cuando comiencen a hervir, bajamos el fuego y cocemos hasta que estén tiernos. Una vez cocidos, se vuelcan en un escurridor y se dejan enfriar.

En un wok, preparamos un sofrito con las cebolletas muy picadas. Cuando estén blanditas, incorporar la calabaza en dados. Saltear a fuego vivo procurando que no se deshaga, incorporar la guindilla, volcar en un cuenco y reservar.

A continuación, en la misma sartén, agregar una pizca más de aceite de oliva y saltear los dientes de ajo laminados. Cuando comiencen a tomar color, sin que estén dorados del todo, incorporar los garbanzos y el tomillo desmenuzado. Subir un poquito el fuego y vamos moviendo para que se tuesten.

Cuando todo esté bien doradito, incorporar la calabaza y saltear todo junto. Justo antes de apartar, agregar las dos cucharadas de vinagre y mezclar a fuego vivo.

En una sartén aparte, freír la chistorra troceada, la escurrimos sobre papel absorbente y se reparte sobre los garbanzos a la hora de sacar a la mesa.

 

 

Escabeche de salmón y verduras

Laura Vichera | 31 de enero de 2014 a las 8:13

  • 800 grs de lomo de salmón limpio, en un solo trozo
  • 4 zanahorias medianas
  • unas ramitas de apio
  • 3 cebolletas
  • una hoja de laurel
  • piel y zumo de una naranja pequeña
  • un vaso y medio de vino blanco seco
  • medio vaso de vinagre de sidra
  • unas ramitas de estragón fresco
  • sal y pimienta negra molida
  • unos granos de pimienta rosa
  • aceite de oliva

 

En primer lugar, arreglar el pescado, retirar los restos de piel y las espinas. Se corta en tacos gordos y añadimos una pizca de sal y pimienta molida. Lo doramos en una sartén, casi sin aceite, de modo que quede bien sellado y crudo por dentro. Reservar en una fuente refractaria y preparamos el escabeche.

Calentar un vaso y medio de aceite de oliva con una tira grande de piel de naranja, la hoja de laurel, unas ramitas de estragón y unos granos de pimienta rosa.

Cuando el aceite esté caliente, sin que llegue a hervir, apartar, tapamos y se deja templar. Pasados unos minutos, incorporar el vinagre, el vino y las zanahorias en rodajas, las cebolletas en aros finos y el apio troceado.

Arrimar nuevamente al fuego y cocer durante veinte minutos, sacudiendo la cazuela para que se suelten los aromas. Repartir las verduras alrededor del salmón y volcar todo el líquido sobre el pescado. Metemos al horno durante un cuarto de hora a 220 grados y luego sacamos y dejamos templar un poquito. Añadir algo más de estragón picado y dejamos enfriar completamente.

Por último y cuando esté frío del todo, tapar con film transparente y dejamos en el frigorífico un mínimo de veinticuatro horas para que el pescado tome todo el sabor del escabeche.

Solomillos con salsa agridulce de mango

Laura Vichera | 7 de mayo de 2013 a las 8:13

  • 2 solomillos de cerdo, mejor ibérico
  • 2 mangos medianos
  • 4 chalotas
  • 2 dientes de ajo
  • caldo de carne desgrasado
  • unas ramitas de tomillo fresco
  • 2 cucharadas de chutney de mango o de mermelada de melocotón
  • 3 cucharadas de vinagre de Módena
  • unas semillas de pimienta rosa
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Una vez pelados los mangos, retiramos los huesos y se cortan en daditos. Retirar la grasa de los solomillos y atarlos para que no pierdan la forma al cocer. Poner el caldo de carne al fuego y mantenerlo caliente hasta el momento de utilizarlo.

En una cazuela amplia y baja, calentamos unas cucharadas de aceite de oliva y freímos los solomillos a fuego vivo unos minutos, lo justo para sellar la carne y los sacamos a un plato con cuidado de no pincharlos.

Luego, en ese mismo aceite, rehogamos las chalotas muy picadas con los dientes de ajo igualmente picados, a fuego muy suave, para que se ablanden sin dorarse.

Cuando comiencen a estar blanditos, incorporar los dados de mango, tapar y cocer durante un cuarto de hora todo junto, moviendo de vez en cuando. Agregar el caldo, las dos cucharadas de chutney o de mermelada, el tomillo desmenuzado y las tres cucharadas de vinagre.

Cuando comience a hervir, bajamos el fuego al mínimo, metemos los solomillos en la cazuela, tapar y cocer veinte minutos más, sacudiendo de vez en cuando para que la salsa se trabe.

Pasado el tiempo de cocción, sacar la carne y la cortamos al bies en medallones anchos. Dejamos la salsa al fuego sin tapar para que reduzca, napar con ella los solomillos y acompañar con arroz Basmati.