Archivos para el tag ‘vino blanco’

Pollo con patatas y pimientos

Laura Vichera | 20 de noviembre de 2014 a las 8:13

  • un pollo de corral grande
  • 3 patatas medianas
  • 2 pimientos rojos de asar
  • 3 cebolletas
  • 6 dientes de ajo
  • una rebanada de pan del día anterior
  • 2 vasos de vino blanco seco
  • un vaso de caldo de ave
  • una pizca de cúrcuma
  • pimentón dulce o picante
  • unas semillas de comino
  • unos granos de pimienta negra
  • sal y aceite de oliva

La víspera, troceamos el pollo, quitamos la piel y los restos de grasa. Se enjuaga y  secamos con papel de cocina, salpimentar, agregar la cúrcuma y el pimentón y lo pasamos a un cuenco grande con las cebolletas troceadas, cuatro dientes de ajo machacados con su piel, el comino y unos granos de pimienta.  

Por último, agregar los dos vasos de vino, tapamos y dejamos en el frigorífico durante veinticuatro horas, moviendo de vez en cuando.

Una vez enjuagados los pimientos, se secan y los pintamos con aceite de oliva. Hornear unos treinta minutos a 180 grados, dándoles la vuelta para que se tuesten por igual. Dejamos enfriar tapados.

Cuando estén fríos, colamos el caldo, pelamos los pimientos y retirar las semillas. Se cortan en tiras y reservamos.

Luego, rehogamos los trozos de pollo bien escurridos, a fuego vivo. Se sacan y en el mismo aceite, freímos el pan y los otros dos dientes de ajo. Bien escurridos, se machacan en el mortero.

Nuevamente, incorporamos el pollo a la cazuela, añadir el majado y también el adobo. Sacudir bien, añadir el jugo de los pimientos y el caldo templado, tapar y cocer a fuego suave durante una hora.

A media cocción, añadimos las tiras de pimiento y las patatas cascadas en trozos medianos. Sacudir la cazuela y dejar al fuego hasta que las patatas estén tiernas.

Pollo al vino con champiñones

Laura Vichera | 13 de noviembre de 2014 a las 8:13

  • un pollo de corral grande
  • 300 grs. de champiñones
  • 2 patatas
  • un limón
  • 6 dientes de ajo
  • 3 cebolletas
  • una copita de brandy
  • un vaso grande de vino blanco seco
  • caldo de ave desgrasado
  • unas ramitas de tomillo
  • sal y unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

 

Una vez troceado el pollo, retirar la piel y la grasa, enjuagamos bien, secar con papel de cocina y salpimentar. Pasamos a un cuenco grande y añadimos los seis dientes de ajo, sin pelar y ligeramente machacados, unas ramitas de tomillo, zumo y ralladura de medio limón. 

También añadimos la copita de brandy y un chorrito de aceite de oliva. Mezclar todo bien, tapar con film y dejar en el frigorífico un par de horas para que el pollo tome el sabor de todos los ingredientes. Precalentar el horno a 200 grados.

En una cazuela calentamos un chorrito de aceite de oliva y rehogar las cebolletas cortadas en tiras finas. Pochar a fuego suave y cuando estén blanditas se vuelcan en una fuente y sobre repartir por encima las patatas cortadas en rodajas medianas.

Luego, limpiar los champiñones y si no son muy grandes, los dejamos enteros y los salteamos en la misma sartén.

Sobre la cama de patatas y cebolletas colocamos los trozos de pollo, los dientes de ajo y el jugo de la marinada. Agregar el vino blanco,  un vaso de caldo y los granos de pimienta. Repartir los champiñones alrededor y hornear durante cuarenta minutos.

A media cocción, damos la vuelta, regamos con el jugo que se vaya formando y dejamos dorar.

 

Pollo con crema de queso y tomillo

Laura Vichera | 16 de octubre de 2014 a las 8:13

  • un pollo de corral hermoso
  • 3 cebolletas medianas
  • la parte blanca de un puerro
  • unas ramitas de tomillo fresco
  • 2 yemas de huevo
  • un vasito de nata ligera
  • medio litro de vino blanco seco
  • caldo de pollo desgrasado
  • 100 grs de queso rallado suave, tipo Gruyère o Emmental
  • harina para rebozar
  • unos granos de pimienta rosa
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

Una vez troceado el pollo, en trozos grandes, retiramos la piel y la grasa. Enjuagar bien y dejamos en un escurridor. Secamos luego con papel de cocina, salpimentar y pasamos por harina.

En la cazuela donde vayamos a preparar el guiso, calentar un chorrito de aceite de oliva y freír los trozos de pollo por tandas, a fuego vivo, para que queden muy dorados por fuera. Se van sacando a escurrir sobre papel absorbente.

Luego, en el aceite que nos ha quedado, rehogar las tres cebolletas y la parte blanca del puerro, todo muy picado, en tiras o en daditos pequeños. Vamos moviendo para que se ablanden.

Cuando el sofrito esté a punto, incorporar nuevamente los trozos de pollo a la cazuela y añadir también el tomillo desmenuzado. Mojar con el vino blanco y dejamos que se evapore el alcohol.

Unos minutos después, cubrir con el caldo templado, agregar los granos de pimienta rosa y sacudir la cazuela. Tapar y cocer a fuego suave durante cuarenta minutos.

Pasado este tiempo, retirar el pollo de la cazuela y añadir las yemas batidas con la nata a la salsa. Mover despacio, sin que hierva. Apartar del fuego, agregar el queso rallado y mezclar bien. Volcar sobre los trozos de pollo y servir enseguida acompañado de pasta hervida.

Caldereta de arroz negro y chipirones

Laura Vichera | 10 de octubre de 2014 a las 8:13

  • 300 grs de arroz bomba, de grano redondo
  • medio kilo de chipirones
  • 2 bolsas de tinta de calamar
  • 3 cebolletas
  • un tomate grande
  • 4 pimientos de Piquillo
  • unas hebras de azafrán
  • un vaso de vino blanco seco
  • pimentón picante
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

PARA EL CALDO

  • un puerro
  • un tomate maduro
  • 2 dientes de ajo
  • un pimiento seco
  • unas pieles y espinas de pescado para el caldo
  • unos granos de pimienta negra

En una cazuela ponemos todos los ingredientes del caldo, cortamos el tomate en cuartos, el puerro en trozos grandes y el pimiento, lo abrimos por la mitad. Dejamos los dientes de ajo enteros, añadimos las pieles y espinas de pescado y cubrir con agua fría. Arrimar al fuego y cocer durante media hora.

Una vez limpios los chipirones, les damos la vuelta y les metemos dentro sus patas y sus aletas. Se reservan en un escurridor mientras preparamos el sofrito.

En una cazuela honda calentamos un chorrito de aceite de oliva y rehogar las cebolletas muy picadas. Unos minutos después, incorporar el tomate rallado y los pimientos de piquillo cortados en tiras. Dejamos reducir y agregar entonces los chipirones, espolvorear el pimentón y mojar con el vino.

Una vez reducido el jugo, añadir la tinta diluída en un vasito de caldo. Mezclar bien, agregar caldo al gusto, rectificar de sal, sacudir la cazuela y cocemos durante quince minutos aproximadamente. Retiramos del fuego, tapamos y dejamos reposar cinco minutos más antes de servir.

Estofado de calamares con tomate

Laura Vichera | 26 de septiembre de 2014 a las 8:13

  • un kilo de calamares medianos
  • 6 tomates de pera maduros
  • un trozo de calabaza de pulpa naranja
  • un pimiento rojo
  • 2 cebolletas
  • 2 dientes de ajo
  • un vaso de vino blanco seco
  • unas ramitas de romero
  • una hoja de laurel
  • unas hebras de azafrán
  • una guindilla
  • unas ramitas de perejil fresco
  • sal y unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

En primer lugar, limpiamos los calamares, les damos la vuelta, se enjuagan y los escurrimos bien. Una vez secos, les metemos dentro las patas y las aletas y se reservan.

A continuación, picar muy finas las cebolletas y el pimiento rojo. Pochar a fuego muy suave para que vayan ablandándose sin dorar. Incorporar luego los dos dientes de ajo picado y mezclar bien.

Unos minutos después, agregamos los tomates rallados, una pizca de sal y la calabaza cortada en daditos. Añadimos también el romero, el laurel y unos granos de pimienta negra.

Cuando todo esté bien trabado y haya ido reduciendo el jugo de las verduras, incorporar las hebras de azafrán, la guindilla y los calamares a la cazuela, damos unas vueltas y mojar con el vino blanco.

Una vez evaporado el alcohol, agregar un vaso de agua o de caldo, sacudir la cazuela, tapar a medias y cocer durante cuarenta y cinco minutos aproximadamente.

Pasado este tiempo, si la salsa estuviera demasiado líquida, dejamos al fuego unos minutos más sin tapar para que reduzca. Repartir por encima el perejil muy picado y acompañar con arroz blanco.

 

Escabeche de salmonetes con naranja

Laura Vichera | 20 de septiembre de 2014 a las 8:13

  • 12 lomos hermosos de salmonete
  • 6 chalotas
  • 2 naranjas
  • 2 dientes de ajo
  • unas cucharadas de harina
  • unas semillas de comino
  • 2 hojas de laurel
  • unos granos de pimienta de Jamaica
  • 2 cucharadas soperas de vinagre de Jerez
  • 5 cucharadas soperas de vino blanco seco
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

Con mucho cuidado, enjuagar los filetes de salmonete, retiramos las escamas y las espinas que puedan tener y los secamos con papel de cocina. Salpimentar ligeramente y enharinar por la parte de la piel.

A continuación, calentar un hilo de aceite de oliva en la plancha y los asamos un par de minutos por cada lado. Se sacan procurando que no se nos rompan. Los colocamos en una fuente de barro o de cristal y reservamos.

Luego, pelar y picar en tiras finas las chalotas y los dientes de ajo. Calentar medio vaso pequeño de aceite de oliva y los pochamos, a fuego suave, con los granos de pimienta de Jamaica, las hojas de laurel y las semillas de comino.

Pasados unos minutos, añadimos el vino, el vinagre el zumo y la piel de la naranja en tiras anchas y llevamos a ebullición. Apartar en ese momento del fuego e incorporamos la otra naranja, pelada a lo vivo y cortada en trozos grandes.

Aún caliente, volcar sobre los lomos de salmonete, sacudir ligeramente para que todo quede bien trabado y dejamos enfirar del todo antes de meter en el frigorífico. Deben pasar al menos veinticuatro horas antes de consumir.

Servir a temperatura ambiente y acompañar con unas patatas al vapor.

 

Pollo con tomate y orégano

Laura Vichera | 5 de junio de 2014 a las 8:13

  • un pollo grande de corral
  • un pimiento rojo para asar
  • 6 tomates grandes maduros
  • 4 cebolletas
  • 2 dientes de ajo
  • un vaso de vino blanco seco
  • un vaso y medio de caldo de ave desgrasado
  • 4 cucharadas de aceitunas negras sin hueso
  • harina para rebozar
  • unas hebras de azafrán
  • un buen pellizco de orégano
  • unos granos de pimienta
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

En principio, trocear el pollo, retirar la piel y la grasa, enjuagamos a conciencia y secar con papel de cocina. Salpimentar cuidadosamente y pasar los trozos de pollo harina. Freír a fuego vivo con un buen chorreón de aceite de oliva hasta dorar. Se sacan bien escurridos y los reservamos en un plato.

Luego, en el aceite que nos ha quedado, rehogar las cebolletas cortadas en juliana fina, a fuego muy lento. Vamos limpiando el pimiento y lo cortamos del mismo modo, incorporándolo también a la cazuela.

Cuando todo esté blandito, incorporar los tomates, sin piel ni semillas, cortados en dados. Dejamos unos minutos para que suelten el agua de vegetación y añadimos de nuevo los trozos de pollo a la cazuela y los dientes de ajo picados.

Unos minutos después, mojar con el vino y dejamos evaporar el alcohol. Espolvorear generosamente con orégano, añadir unos granos de pimienta y las hebras de azafrán. Agregar caldo hasta cubrir, sacudir la cazuela, tapar y cocer a fuego suave durante una hora, moviendo de vez en cuando y vigilando por si fuera necesario añadir más caldo.

Una vez hecho, dejamos reposar y servir acompañado de pasta hervida.

 

Escabeche de salmón y verduras

Laura Vichera | 31 de enero de 2014 a las 8:13

  • 800 grs de lomo de salmón limpio, en un solo trozo
  • 4 zanahorias medianas
  • unas ramitas de apio
  • 3 cebolletas
  • una hoja de laurel
  • piel y zumo de una naranja pequeña
  • un vaso y medio de vino blanco seco
  • medio vaso de vinagre de sidra
  • unas ramitas de estragón fresco
  • sal y pimienta negra molida
  • unos granos de pimienta rosa
  • aceite de oliva

 

En primer lugar, arreglar el pescado, retirar los restos de piel y las espinas. Se corta en tacos gordos y añadimos una pizca de sal y pimienta molida. Lo doramos en una sartén, casi sin aceite, de modo que quede bien sellado y crudo por dentro. Reservar en una fuente refractaria y preparamos el escabeche.

Calentar un vaso y medio de aceite de oliva con una tira grande de piel de naranja, la hoja de laurel, unas ramitas de estragón y unos granos de pimienta rosa.

Cuando el aceite esté caliente, sin que llegue a hervir, apartar, tapamos y se deja templar. Pasados unos minutos, incorporar el vinagre, el vino y las zanahorias en rodajas, las cebolletas en aros finos y el apio troceado.

Arrimar nuevamente al fuego y cocer durante veinte minutos, sacudiendo la cazuela para que se suelten los aromas. Repartir las verduras alrededor del salmón y volcar todo el líquido sobre el pescado. Metemos al horno durante un cuarto de hora a 220 grados y luego sacamos y dejamos templar un poquito. Añadir algo más de estragón picado y dejamos enfriar completamente.

Por último y cuando esté frío del todo, tapar con film transparente y dejamos en el frigorífico un mínimo de veinticuatro horas para que el pescado tome todo el sabor del escabeche.

Chuletas en adobo con zanahorias

Laura Vichera | 19 de noviembre de 2013 a las 8:13

  • 8 chuletas de cerdo, mejor ibérico
  • 5 zanahorias hermosas
  • 2 dientes de ajo
  • 3 cucharadas de miel templada
  • 4 cucharadas de salsa de tomate casera
  • un vasito de vino blanco seco
  • unas ramitas de perejil fresco
  • unas ramitas de tomillo
  • unas ramitas de hierbabuena
  • sal y pimienta negra molida
  • una pizca de pimentón
  • aceite de oliva

 

La víspera, preparamos el adobo para que la carne tome más el sabor de la marinada. Con un mazo aplanamos ligeramente las chuletas y les hacemos unos cortes en los bordes para que luego al cocer no se retraigan.

En un cuenco, mezclamos la miel, las hierbas aromáticas muy picadas, los dientes de ajo machacados, la salsa de tomate y un hilo de aceite de oliva.

Con un pincel, pintamos las chuletas por ambas caras, se colocan en una fuente y tapamos con film. Metemos en el frigorífico y les damos la vuelta de vez en cuando.

En una cazuela baja y amplia, calentar un chorrito de aceite de oliva y rehogamos las cebolletas muy picadas. Cuando estén blanditas, incorporar las zanahorias en dados y dejamos que se vayan ablandando.

Pasados unos minutos, incorporar el jugo de maceración de la carne y el vino blanco. Agregar una pizca de sal y pimienta y algo de agua o caldo si fuera necesario.

En la plancha muy caliente, asamos las chuletas por ambos lados y las marcamos bien. Se pasan a la cazuela, sacudir ligeramente para que se mezclen con la salsa y las zanahorias y dejamos estofar unos minutos más. Acompañar con cuscús al vapor.