García Brusilovsky: “Es difícil hacer cosas importantes si no buscas lo mejor”

Susana Caballero | 20 de noviembre de 2010 a las 22:00

El cofundador de BuyVIP explica en el EBE cómo consiguió que Amazon se fijase en su empresa. El ‘Social Business’ y los encuentros de blogueros centran parte de la segunda jornada del Evento Blog 2010.

Si el viernes fue Carlos Barrabés el que animó a los asistentes al Evento Blog 2010 a que creasen una empresa para aprovechar su talento, el sábado fue Gustavo García Brusilovsky, cofundador de BuyVIP, el encargado de demostrar cómo un emprendedor con una buena idea y un buen equipo de profesionales puede encandilar a la mismísima Amazon.

García Brusilovsky explicó que fueron tres los ingredientes por los que la poderosa tienda electrónica se fijó en ellos: “La gente, porque es difícil tener un buen equipo que funcione a escala internacional; la categoría en la que trabajamos (la moda), porque es un sector que Amazon no controla tanto como los libros o la tecnología; y que servimos como cabeza de playa, como punta de lanza para un posible lanzamiento en el sur de Europa“. García Brusilovsky destacó el valor del equipo de emprendedores que puso en marcha hace 15 años Amazon, “porque se centraron en un objetivo”, en un tiempo en el que apostar por el comercio electrónico era una locura, “y perseveraron durante 15 años en ese objetivo; su éxito es un premio a la constancia“. Y a esa constancia también se apunta el cofundador de BuyVIP, sobre todo en la búsqueda de la excelencia: “La ambición es necesaria porque es difícil hacer cosas importantes si no quieres lo mejor”.

García Brusilovsky no cree que la dificultad para acceder a fondos en España sea el principal problema (“siempre se pueden conseguir fuera, y por eso hay que tener una visión internacional”) para emprender, sino que se trata más bien de una cuestión cultural. También destacó que “las redes sociales están cambiando cómo llevamos a cabo nuestro negocio”, y que en ellas encuentra en ocasiones más repercusión, más impacto, que en su propia web. “Es en ellas donde la gente más se expresa, porque los clientes, los usuarios, no se expresan donde tú quieres, sino donde quieren ellos”, dijo.

La jornada del sábado en el Evento Blog se abrió con una mesa centrada en el Social Business o cómo se puede cambiar el modo de gestionar una empresa con la ayuda de las redes sociales. Pepe Cerezo, de Prisacom; Fernando Polo, de Territorio Creativo; Luis Suárez, de IBM, y Amalio Rey, de emotools, charlaron durante una hora sobre cómo involucrar a las empresas, a sus directivos y sus trabajadores en el mundo 2.0, un mundo que hace años que dejó de ser nuevo aunque muchos ejecutivos aún no se hayan dado cuenta. Como preguntó uno de los asistentes, ¿cómo vas a pedirle a una empresa que se lance al mundo de las redes sociales si el navegador que usan es un Internet Explorer 6 que no se actualiza? Los cuatro ponentes que hablaron sobre el escenario estuvieron de acuerdo en que, más allá de las herramientas, lo importante son las personas, con las que hay que tener paciencia en su involucración en las redes sociales (“se aprende de los errores y hay que tener tolerancia al error”), a partir de la construcción de una red fuerte dentro de la propia empresa, una red basada en la confianza y esta a su vez en la transparencia y la coherencia.

Los ponentes también coincidieron en la necesidad de la involucración de los trabajadores en este proceso, tanto interna como de cara al cliente, porque “deben ser conscientes de que ellos también son la marca de la empresa”, y aquí, como en el resto de proyectos que impliquen el concepto de lo social, la bestia negra es la participación, más bien la falta de ella. Desde el público llegó una pregunta, o una inquietud, que comparten muchos profesionales a los que sus respectivas compañías encargan la gestión de esa imagen de la firma en redes sociales (lo que se conoce como community manager) pero no les liberan de la carga de trabajo que ya asumían. Fernando Polo admitió que la falta de tiempo puede ser, en efecto, un problema, pero consideró que “el apoyo de los directivos llegará cuando le encuentre la utilidad” a esa buena gestión de las redes sociales, y apuntó que lo que las empresas deben hacer es buscar a su “imprendedor”, ese profesional que ya está dentro de la empresa y que puede liderar el cambio.

Tras la charla que abrió la jornada del sábado, el programa volvió a dividirse en tres salas. Una de ellas estuvo ocupada durante todo el día por los encuentros entre blogueros (de moda, gastronomía, tecnología, podcast, videojuegos y humor), mientras en la principal Bob Barr hablaba de información geolocalizada y, a continuación, Robin Hamman de relaciones públicas en la era digital. Y en la tercera de ellas, Portugal, país invitado de esta edición, presentaba a posibles emprendedores e inversores las oportunidades de negocio que ofrece en el sector de las nuevas tecnologías.

En otra de las mesas redondas de la segunda jornada del EBE 2010, Doménico Di Siena, Rubén Martínez y Benito Caetano (con Fernando Tellado como moderador) se reunieron para charlar, bajo el epígrafe Creación de comunidades: La web y la ciudad, de las herramientas y los recursos con que cuentan los ciudadanos para hacer oír su voz a lo largo de los cuatro años que suelen separar las convocatorias electorales. Di Siena habló de su trabajo como arquitecto y urbanista, que busca, a través de la suma de “comunicación, creación de redes y diseño”, “mejorar las relaciones sociales en el espacio urbano”. Por su parte, Caetano mostró lo que ha conseguido hasta ahora Civiliter, una asociación que ofrece un soporte a la sociedad civil, escenarios en los que expresarse. Caetano animó a los ciudadanos a impedir que la “democracia participativa se acabe convirtiendo en una concesión estética del poder”, que se limite a “la opinión, dejando de lado la acción”.

Etiquetas: , , ,

Los comentarios están cerrados.