Cómo hacer un blog en Blogger (IV)

Susana Caballero | 2 de junio de 2011 a las 16:11

Cerramos este tutorial de Blogger (salvo que se me ocurra cualquier otra cosa o alguno de los presentes quiera saber más del tema, en cuyo caso habría una quinta entrega) con el diseño y la disposición de los distintos elementos del blog, desde el cuerpo central donde aparecen los posts hasta los distintos elementos del menú. Para acceder a eso, tenemos que ir a Diseño y, ahí, a Elementos de la página, donde veremos esto:

Ahí podemos cambiar la barra de navegación (lo que se ve arriba, con el logo de Blogger, cuando tenemos la sesión abierta y estamos navegando por alguno de sus blogs), la cabecera (donde podemos cambiar el título del blog -como ya dije en su momento, esto no afecta a la dirección-, la descripción o añadir una imagen, con sus diferentes opciones de ajuste).

Si pulsamos en Editar en el bloque de entradas del blog, se abrirá una ventana emergente como la de la imagen de la izquierda, donde podemos configurar diferentes opciones como la cantidad de textos que queremos mostrar en la portada, cómo queremos que se vean (si queremos que se vean, porque podemos desactivarlo) la fecha, la firma, la hora, los comentarios, las etiquetas (no recuerdo si lo he explicado en algún momento, pero las etiquetas permiten ordenar los contenidos; a los lectores les deja claro de qué va el artículo y cómo encontrar textos semejantes y a nosotros nos ayuda a tener mejor localizados los temas y las piezas que publicamos), la edición rápida (esto es recomendable mantenerlo; sólo lo veremos nosotros y nos permite acceder a la edición mientras vemos el blog, sin tener que ir al panel de Blogger; sí debemos, sin embargo, tener la sesión abierta), las reacciones, los enlaces para envío de entradas (por correo electrónico) o los botones para compartir (si queremos utilizar algo más personalizable, escogiendo qué servicios queremos ofrecer, podemos probar soluciones como Share This. Puede ver un ejemplo al pie de este mismo post: el botón de compartir, que abre un desplegable al pulsarlo).

Debajo de todo eso vemos algo parecido al esquema de un post. Si arrastramos los elementos podemos colocarlos a nuestro gusto, por encima o por debajo del texto, por ejemplo, y ordenarlos como queramos. (Si usa una plantilla instalada desde otro sitio o en algunas plantillas del propio Blogger puede que los elementos no se muevan por mucho que los arrastre; no se preocupe, a veces pasa).

Ahora pasemos a la parte de los gadgets. Así es como se llaman todos los cacharritos que se pueden ver en las barras laterales de los blogs, desde el archivo a la lista de blogs que seguimos (que se conoce como blogroll), pasando por tuits, fotos y casi cualquier cosa que se nos ocurra. Podemos añadir cualquiera de estos gadgets, o artilugios, como también se les conoce, en todo aquel punto en que veamos Añadir un gadget. La cantidad de cacharritos que se pueden añadir y las zonas en que se pueden incluir dependen de la plantilla que hayamos escogido.

Si pulsamos en cualquiera de esos Añadir un gadget se abrirá una ventana emergente con, literalmente, más de un millar de cosas que podemos incluir en nuestro blog. En la primera venta, bajo el epígrafe Lo básico, están los oficiales, los 24 más habituales (archivo, etiquetas, el blogroll, el perfil, los seguidores, cuadro de búsqueda, RSS y unos cuantos más). Si tiene cuenta de Google Reader y quiere que en su blog aparezca la lista de los sitios que frecuenta, pulse en Añadir lista de blogs. Ahí le aparecerá la opción de añadir los títulos a mano y también la de importar sus suscripciones de Reader; puede combinar ambas como guste. Obviamente, no es necesario tener una cuenta en Reader para configurar un blogroll. Tampoco es necesaria una en YouTube para disfrutar de la Barra de vídeo. Puede mostrar ahí los vídeos más vistos, valorados o recientes, sus propios vídeos o los de otro usuario o, simplemente, lo que se le antoje rellenando la casilla de palabras clave. Probemos con los más vistos, que no quiero que nadie me critique por mis aficiones…

Si queremos añadir un texto tal cual, como una cita que nos guste, por ejemplo, debemos usar la opción Añadir texto. Si queremos incluir contenido directamente desde otro servicio, como Twitter, Facebook o Flickr, a partir del código que éstos nos proporcionan, necesitamos un módulo de html. Añadimos, pegamos ahí lo que queremos y guardamos. Voy a probar con un módulo de Twitter. El código lo conseguimos en el apartado de Recursos de Twitter, donde debemos buscar los widgets. Casi todos los servicios contemplan la posibilidad de insertar en blogs su contenido. Si cuando haya terminado quiere reordenar los módulos, sólo tiene que arrastrar los módulos desde la opción del diseño y ponerlos donde quiera. Del mismo modo que la edición rápida nos permite acceder a los artículos mientras los estamos viendo en el propio blog, podemos acceder a los artilugios desde el propio blog. Basta con pulsar en las herramientas que aparecen al lado de cada uno de ellos. Así podemos editarlos sin tener que volver a Blogger.

Soy consciente de que el resultado es un tanto kitsch. Lo mismo puede pasarles a ustedes. Pero esto, por suerte, tiene fácil arreglo. Basta con cambiar cosas de sitio, quitar unas, añadir otras, modificar las que queramos conservar o sumar o restar columnas hasta que nuestro blog se parezca lo máximo posible a lo que queramos. Y cuando nos cansemos de su aspecto, no tenemos más que volver a empezar. Cambiar de vez en cuando la decoración siempre es saludable.

Etiquetas: , , ,

  • Drea

    Dicen de wordpress y la verdad es que lo he probado poco, pero ciertamente, lo que veo en que blogger es más personalizable y tiene muchos más enredos por si los quieres usar y tienes pocos conocimientos. Esta última entrada lo deja bien patente.

  • Susana Caballero

    WordPress es muy potente, Drea, pero si quieres hacer de él algo mínimamente personalizable tienes que apuntarte a la opción ‘me lo instalo en un servidor y lo toqueteo’, porque la opción de wordpress.com permite bastante poquito, la verdad. Aunque también es cierto que en los últimos tiempos están implementando detallitos ciertamente interesantes, si quieres toquetear tu blog sin tener que meterte en jaleos de hosting, dominios y demás, lo mejor es Blogger. Gracias otra vez por pasar por aquí ;)

  • Antonio Fabio

    Buenas, a ver si me podéis dar norte de cómo publicar un blog u carta u comentario, gracias.

  • Susana Caballero

    Buenas, Antonio Fabio. ¿Puedes ser un poco más específico?