Archivos para el tag ‘Tutorial’

Twitter: primeros pasos (III)

Susana Caballero | 15 de octubre de 2010 a las 20:30

Tras haber visto en las dos primeras entregas del tutorial sobre Twitter cómo crear una cuenta y cómo configurarla y empezar a usarla, en esta tercera veremos unas cuantas cosas más que podemos hacer con nuestra cuenta.

Las etiquetas

Como en cualquier otro servicio, las etiquetas sirven para catalogar y organizar lo que se publica. En Twitter se marcan con el símbolo # y se conocen como hashtags. Su uso permite, usando la casilla de búsqueda, localizar mensajes que se refieran al mismo tema, ya sea de actualidad, como los mineros de Chile (#mineros); más genérica (#wordpress, por ejemplo) o en torno a un determinado evento, como el Evento Blog (#EBE10). Para etiquetar cualquiera de nuestros tuits, no tenemos más que escribirlo tal cual, no hay que configurar nada ni usar ninguna opción adicional. (Por supuesto, también pueden usarse de forma menos seria, para decir cualquier cosa que se nos ocurra).

La web y las aplicaciones

Hay otras muchas formas de acceder a la cuenta de Twitter aparte de la web. Hay servicios on line como Brizzly, aplicaciones de escritorio como Twitterrific (para Mac, iPad e iPhone) o TweetDeck (disponible para casi todas las plataformas) y clientes para dispositivos móviles (iPod, iPad, Android), los oficiales y otros alternativos. También se puede tuitear desde el móvil a través de SMS. (La mayoría de estos servicios y aplicaciones disponen de su propio manual de instrucciones por si no se tiene muy claro cómo funcionan. En cualquier caso, pueden dejar cualquier duda en los comentarios.)

Conectar Twitter y Facebook

Si ya tiene una cuenta de Facebook y quiere que lo que publique en Twitter aparezca también en su lista de actualizaciones de la mencionada red social, debe conectar ambas cuentas. Hay dos formas de hacer esto: una desde Facebook y otra desde Twitter. En el primer caso, con nuestra cuenta de Facebook abierta, debemos ir al apartado dedicado a Twitter en la sección de aplicaciones, pulsar Ir a aplicación, entrar desde ahí en nuestra cuenta de Twitter y aceptar.

Para hacerlo desde Twitter, hay que ir al apartado Facebook en la sección de widgets y pulsar el botón Instalar Twitter en Facebook. Se abrirá entonces Facebook y nos pedirá que iniciemos sesión y que aceptemos lo que nos ofrece.

Los mensajes que publiquemos en el muro de Facebook desde Twitter tendrán este aspecto:

Conectar otras cuentas con Twitter

Muchos de los servicios más populares, como YouTube, My TV Shows, Anobii, Flickr o Foursquare, entre otros, ofrecen la posibilidad de que nuestra actividad en ellos se refleje en nuestra cuenta de Twitter. Basta configurarlos para que cada vez que subamos un vídeo o lo añadamos como favorito, veamos un episodio de una serie, leamos un libro, subamos una foto o lleguemos a algún sitio salte un tuit que lo refleje.

¿A quién seguir?

A esta pregunta no hay una respuesta buena. Nunca se debe decir qué hay que leer ni tampoco a quiénes hay que seguir en Twitter. Sin embargo, sí se pueden dar algunos consejos. El propio servicio, como comenté en su día, ofrece sugerencias basándose, en teoría, en las cuentas que seguimos. Hay quien tiene en su timeline (así es como se llama a la lista de actualizaciones de los contactos a los que uno sigue; en el nuevo Twitter se llama cronología) sobre todo a medios de comunicación, hay quien prefiere sólo a amigos o gente que conozca, quienes sólo siguen a gente de su círculo profesional o que comparten con ellos determinados gustos y aficiones…

Lo ideal es combinar un poco de todo, pero una buena forma de empezar es seguir a los usuarios de Twitter que conozcamos (personalmente o no), a los autores de blogs que leemos (muchos tienen en sus publicaciones un botón para seguirles en Twitter), a gente de nuestra ciudad y también a medios de comunicación (no tienen por qué ser los oficiales; hay muchos medios más allá de periódicos, radios y televisiones), por ejemplo. También podemos curiosear las listas de seguidores y seguidos de esos a los que vayamos añadiendo, por si nos interesa seguir también a alguno de ellos, para ir poco a poco configurando nuestra propia lista de contactos.

Pero los seguimientos en Twitter no son para siempre. El otro día decía que hay mil razones para que queramos proteger nuestros datos. También las hay para empezar a seguir a alguien o dejar de hacerlo. Puede hacerlo en cualquier momento. Seguir y dejar de seguir se consigue abriendo el perfil del usuario en cuestión. Si el botón de la imagen está en verde, significa que le estamos siguiendo. Basta pulsar ahí para dejar de hacerlo. Cada vez que empecemos a seguir a alguien, ese usuario recibirá un aviso por correo electrónico (si es que así lo tiene configurado, claro), pero no si dejamos de hacerlo.

Twitter: primeros pasos (II)

Susana Caballero | 7 de octubre de 2010 a las 21:00

En la primera entrega vimos qué es Twitter, cómo crear una cuenta, cómo configurarla y cómo empezar a tuitear. En esta veremos algunas cosas más.

Tuitear y retuitear

Ya dijimos el otro día que tuitear es enviar un mensaje. Retuitear es republicar lo que alguien ha escrito para que aquellos que nos siguen puedan leerlo también. Se hace desde un botón que aparece bajo el tuit en cuestión. El mensaje se puede compartir tal cual o añadirle algún comentario adicional (siempre que no sobrepasemos los 140 caracteres). El resultado tendrá este aspecto. Ha sido originalmente publicado por Julio Alonso y retuiteado por Luis Rull:

Responder, enviar a alguien un mensaje, mencionar a alguien

Para responder a un tuit no tenemos más que pulsar el enlace que vemos bajo él, junto al de retuitear. Entonces aparecerá en la caja de texto en la que escribimos los mensajes una arroba y el nombre del usuario en cuestión. Siguiendo con el ejemplo de Julio Alonso, nos aparecería @JulioAlonso y a continuación escribiríamos lo que queramos decirle. El mismo método se usa si se quiere mencionar a alguien (al poner una @ delante de su nombre nos aseguramos de que ese mensaje aparezca en su perfil y, por tanto, de que lo lea) o enviarle a alguien un mensaje público. La diferencia entre hacerlo desde responder o poniendo directamente la @ es que con la primera opción creamos una conversación, que puede recuperarse clicando en la flecha que aparece junto al bocadillo al pasar el ratón sobre él. En la pantalla de la derecha se abrirán los distintos mensajes que pertenezcan a esa conversación. Así (click para ampliar):

Enviar un mensaje directo

Si se quiere enviar un mensaje privado a otro usuario, es decir, que no aparezca en la lista de las actualizaciones de sus contactos, debe enviarle un mensaje directo (direct message o DM en inglés). Para ello, pique en la barra superior de Twitter el enlace Mensajes. Entonces, la web le mostrará una pantalla en la que irán apareciendo los mensajes directos que envíe o reciba. Si quiere enviar uno, pulse Mensaje nuevo. Se le abrirá entonces una ventana en cuya parte superior escribirá el nombre del destinatario (sólo puede mandar DM a quienes le sigan) y en la inferior el texto que desee.

Favoritos

Como en otros servicios como GReader o YouTube, también en Twitter se puede marcar cualquier mensaje como favorito, para tenerlo a mano y no perderlo o que los demás sepan que nos ha gustado. La opción está también bajo cada tuit. Nuestros favoritos aparecerán también en nuestro menú.

Listas

Las listas permiten organizar las cuentas que se siguen en torno a criterios como ubicación geográfica, intereses, actividad… Se puede echar un vistazo a las listas de los demás y seguirlas para recibir sus actualizaciones sin necesidad de tener que seguir uno a uno a sus integrantes. Seguimos con Julio Alonso. Estas son sus listas:

Privacidad

Por defecto, los perfiles de Twitter son públicos y cualquiera puede leer lo que escribe simplemente introduciendo su nombre de usuario tras la dirección de la web (algo así: twitter.com/JulioAlonso). Sin embargo, si quiere controlar quién lee lo que escribe puede hacer que el suyo sea privado marcando la opción Proteger mis tuits en la configuración de su cuenta (y sin tener que dar ninguna explicación; hay mil razones para querer mantener una cuenta en privado). Así, todo aquel que desee leer lo que escribe tendrá que pedirle previamente su autorización. Los avisos le llegarán por correo electrónico y entonces podrá aceptar o descartar la petición.

Si decide proteger su cuenta tiempo después de haberla creado, toda esa gente que le sigue desde antes de cerrarla seguirá leyendo lo que escribe. Para evitarlo, debe bloquear a esos usuarios. Sus actualizaciones ya no aparecerán en la lista de novedades de sus contactos ni podrá leerlos si busca su perfil porque lo ha hecho privado. Si quieren volver a seguirle deberán pedírselo. La opción del bloqueo es también el recurso de quien tiene una cuenta abierta pero no desea que un usuario en concreto le siga. Si le bloquea, evitará que sus tuits aparezcan en la pantalla de inicio del bloqueado, pero podrá leerlos si busca directamente su perfil.

Para bloquear a alguien, debe ir a su perfil, picar en la rueda que aparece a la derecha de la imagen de arriba y después marcar Bloquear. Twitter no informa de estas acciones a los bloqueados.

Etiquetas: , ,

Twitter: primeros pasos (I)

Susana Caballero | 4 de octubre de 2010 a las 21:30

Cuando uno lleva un tiempo dando vueltas por la Red se olvida de que hubo un momento en el que no sabía qué eran servicios como Twitter, Facebook, Tumblr o YouTube, en el que ni pensaba que un día se le ocurriría crear un blog, ni las horas que tendría que pelearse con Blogger y WordPress (no aquí, sino en otros sitios) para que lo que tenía en pantalla se pareciese, aunque fuese remotamente, a lo que quería hacer (eso los gurús y los diseñadores lo hacen en un pis pas, pero entonces para una servidora el HTML era tan ignoto como el esperanto; aún lo sigue siendo, pero alguna cosita hemos aprendido por el camino). Y también se le olvida que hay mucha gente que sigue sin saber qué son ni para qué sirven muchas de esas cosas y que toda esa gente no entiende nada cuando de repente ve en la portada de su periódico titulares que hablan de ataques a Twitter o fallos de seguridad en Facebook.

Puede que a muchos les parezca innecesario explicar en un sitio como éste qué es Twitter, pero espero que a alguien sí le resulte útil un tutorial como éste (y, si no es así, díganmelo en los comentarios, que para eso están) o que al menos despierte su curiosidad por enterarse de una vez de qué es eso de Twitter. El que me lo explicó a mí fue su creador, Biz Stone, en el Evento Blog de hace tres años. Por desgracia, el señor Stone no está ahora disponible para impartir esta pequeña clase, así que van a tener que conformarse conmigo. Mis disculpas.

¿Qué es Twitter?

Se suele definir como una red social, pero no es exactamente eso. En Twitter hay seguidores, no amigos, como en Facebook (la cuestión de si los amigos de Facebook son realmente amigos da para un largo debate), y el hecho de que tú sigas a alguien no implica que ese alguien te siga a ti. Twitter es más bien una herramienta de comunicación, que te permite expresar lo que se te pase por la cabeza (y lo que quieras compartir) y leer lo que a otros se les ocurra. Se puede conversar, compartir enlaces (vídeos, fotos…) o republicar cualquier mensaje, pero sin la tiranía de la reciprocidad de sitios como Facebook. En Twitter puedes leer lo que dice alguien, pero puedes impedir que ese alguien lea lo que dices tú. Puede que no sea justo, pero yo lo prefiero.

¿Qué es un tuit?

Así se llama a los mensajes que se publican en Twitter, que no pueden sobrepasar los 140 caracteres. Al principio puede parecer demasiado restrictivo, pero es cuestión de acostumbrarse. Además, siempre se puede publicar lo que sea en varias entregas. Si se quiere pegar una dirección url (el enlace a una web, a un vídeo o a una foto) conviene acortarla primero para que no nos coma caracteres. Algunas de las aplicaciones para Twitter, que veremos más adelante, incluyen un acortador. Si se hace desde la web, se pueden usar servicios como TinyURL (basta con pegar la dirección en la casilla del inicio y darle a enter).

¿Cómo empezar?

Obviamente, lo primero que hay que hacer para usar Twitter es crear una cuenta. Desde la página de inicio, vaya al registro e introduzca los datos que se le piden: nombre real (esto es aconsejable, pero no obligatorio), nombre de usuario, contraseña, captcha, correo electrónico… Una vez completado eso Twitter le ofrecerá cuentas a las que quizás le interese seguir, basándose en sus gustos o intereses, la posibilidad de importar contactos desde su cuenta de correo electrónico y la búsqueda directa de usuarios. Todo eso puede hacerlo ahora o más adelante. En cualquier caso, desde el momento en que confirma su cuenta desde su correo electrónico puede empezar a tuitear.

Configuración

En la pestaña de configuración de la cuenta puede cambiar su nombre de usuario, su correo electrónico, el idioma, la zona horaria, la contraseña o indicar qué notificaciones desea recibir de Twitter por correo. Además, ahí podrá escoger una imagen para su perfil, escribir una pequeña biografía o indicar si tiene alguna web o blog personal, o página de Facebook o lo que sea. En la pestaña de diseño puede escoger el fondo para su página y los colores de los textos que aparecen en ella.

Y ahora, ¿qué?

Cuando entre con su cuenta en Twitter le aparecerá a la izquierda una ventana con los mensajes de aquellos a los que sigue y a la derecha datos de su propia cuenta (seguidores, seguidos), sugerencias de personas que le podrían interesar (si lleva al lado un promoted significa que un anunciante ha pagado para que Twitter la recomiende ahí) y los temas candentes en ese momento en Twitter (trending topics en inglés). Arriba, a la izquierda, está la caja sobre la que escribirá sus mensajes, coronada por la frase “¿Qué está pasando?” (que hace un tiempo sustituyó al inicial “¿Qué estás haciendo?”).

———————————————————————————–

[En las siguientes entregas veremos cómo responder, enviar mensajes públicos y privados, las listas, la privacidad, la conexión con Facebook, las otras formas de acceder a Twitter aparte de la web, cómo controlar quién nos sigue y ve lo que escribimos, recomendaciones sobre a quién seguir y buenas y malas prácticas, entre otras cosas]

Etiquetas: , ,