La Semana Santa del S. XX » Esperanza de Triana

1982: La Macarena de Sor Ángela a la calle Feria


1982. Madrugada del Viernes Santo, 9 de abril. La noche más larga ya reunía, hace más de treinta años, a seis mil nazarenos, de los cuales prácticamente un tercio pertenecían a la Macarena. Una silla en la Campana costaba el equivalente actual de 5 euros (cantidad muy considerable para la época).

En esta ocasión, además de la tradicional y simbólica visita a la Basílica del Gran Poder por la Concordia, la Centuria Romana acudió a la capilla de los Marineros como muestra de adhesión de la hermandad a la coronación canónica de la Esperanza de Triana, anunciada entonces y celebrada en 1984. Además, abría paso hasta la Campana el Escuadrón de la Policía Nacional a caballo. En aquel año ya mandaban los pasos Luis León y Manolo Santiago y acompañaba a la Virgen el Carmen de Salteras, nombres indefectiblemente unidos a la cofradía.

(más…)

1992. Santo Entierro Grande (1ª parte)

1992 fue un año ciertamente especial para Sevilla, pero también lo fue para la Iglesia en general por ser Año Santo Mariano y V Centenario del Descubrimiento de América y, por tanto, de la evangelización del nuevo mundo. Por todo ello se celebró el penúltimo Santo Entierro Grande (también llamado Magno). El siguiente, y último hasta la fecha, se celebró en 2004.

Esta primera parte de la procesión comprende el discurrir del tramo inicial de la cofradía del Santo Entierro (cruz de guía hasta la Canina) más los pasos de misterio o de cristo de Montesión, Panaderos, Amargura, Cigarreras, Valle (coronación de espinas), San Benito (Presentación al pueblo), Esperanza de Triana, San Roque, Exaltación, Museo, Amor, Carretería, Quinta Angustia y Baratillo.

(más…)

1993. La Esperanza de Triana en O’Donnell

1993. Madrugada del Viernes Santo, 9 de abril. A punto de llegar a la Campana para iniciar la Carrera Oficial, la Esperanza de Triana atraviesa en su totalidad la calle O’Donnell, desde la Plaza de la Magdalena (ahora va por Rioja-Velázquez). O’Donnell, entonces todavía abierta al tráfico, aparece casi irreconocible. En el 30 aniversario de la actual sede canónica de la hermandad, el Cristo de las Tres Caídas estrena túnica bordada. La Virgen de la Esperanza, que había sido restaurada por Luis Álvarez Duarte en 1989, ya había completado la renovación de candelería (1991) y varales (1988). Manda los pasos Jesús Basterra.

Imagen: Manuel Antonio Ruiz-Berdejo. Edición: Ainhoa Ulla