Cine sonoro y televisión muda

Francisco Andrés Gallardo | 7 de noviembre de 2010 a las 12:04

Imprescindibles Concha Piquer

El nombre del programa es Imprescincibles, pero parece que no hay nada tan prescindible en la mayoría de los mandos que el botón número 2, normalmente el que se dedica a la ya invisible Segunda Cadena de TVE de toda la vida. Si entre las impaciencias y los hastíos dan la oportunidad de que se abra durante unos minutos lo que estén contando en La 2 pueden llevarse normalmente una sorpresa. Es cierto. La mayoría podemos utilizar el cacharro plano para buscar entretenimiento, hipnosis y reposo nocturno para las meninges, pero la cadena que destapó la franja del UHF surte de regalos cada día en su programación. Hay que pescarlos al momento. Duran bastante menos que Sálvame, pero siempre quedará la oportunidad de verlos en la web de RTVE (pinchad arriba).

Una de estas recomendaciones es el último Imprescindibles, dedicado a la figura de Concha Piquer y que incluye imágenes de su pionera filmación sonora de 1923, todo un hallazgo para la historia cinematográfica. Este documental biográfico relata una apasionante vida ya contada de forma sensacionalista en otros programas. Concha Piquer sería indigna de un Hormigas blancas, pero caerá un año de estos. La artista valenciana, mujer precursora, tan valiente como exigente, es emblema de la interpretación y de la copla en particular. Con las reflexiones de especialistas o de figuras como Aute, Martirio o Miguel Poveda, este Imprescindibles se hizo más grande y subrayó el papel en la historia del espectáculo español que tuvo, y aún tiene, doña Concha, icono popular de la inquietud cosmopolita con ese hiperbólico baúl. Sólo en Canal Sur tendría también cabida en prime time un programa que ensalce la copla. La Nuestra más bien viene fatigar el género, lo manosea por reiteración rutinaria, colocándolo en homenajes sin chispa y en especiales vulgares. La copla necesita ya un paso adelante además del concurso de los sábados.

Hoy me siento patriota… finlandés

Francisco Andrés Gallardo | 6 de noviembre de 2010 a las 23:04

Cuando veo a los Muchachada me recuerdan a los Monty Phyton… porque les queda todavía por aprender y equivocarse. Suerte en otro empeño que no sea ‘Museo Coconut’. De aquel circo ambulante de los Monty Phyton os cuelgo este vídeo sobre un hit ‘Finland’. Hoy me siento muy patriota finlandés.

Etiquetas: , ,

Hispania ganó a Vulgaria

Francisco Andrés Gallardo | 4 de noviembre de 2010 a las 12:37

A estas alturas ya se puede proclamar a Hispania como la revelación de la temporada. Con sus defectos y con sus virtudes. Con sus ambientes de juguete, sus nombres de mentira (a estos iberos les habría venido bien, por verosimilitud, denominaciones vascas) y su voluntad en aproximarse con cierto rigor a la Historia. Lo que rechina cada vez más es la arisca de la esposa del romano Galba, Nathalie Poza, siempre de morros por el campamento. Parecen escenas de Los Roper.

Hispania ganó el miércoles a Vulgaria y a su princesa, lo que viene a confirmar que tendremos romanos para varios años. (Ojo, en Andalucía: Hispania, 894.000, 26,2% vs. España pregunta, Belén responde, 616.000, 17,3%, En España, 4,8 millones, 25,8%-casi 3 millones, 15,2%) Belencinco, la verdadera enemiga de Viriato, se inventó un Tengo una pregunta para usted con su icono, con Jorge Javier y con María Teresa Campos en el tercer vértice. Con razón TVE tiene ganas de demandarles: por copiones. A la madre de Andreíta ya sólo le falta intervenir en GH y en OT, que todo se andará, y también, no estoy seguro, creo que le falta aparecer en El club de la Herradura, en Metrópolis y en Últimas preguntas (ajolá algún día supiéramos que le hacen sus últimas preguntas televisivas). A Saber y ganar no le hace falta que vaya porque una de las anónimas entrevistadoras, una peruana, le pidió que entonara la tabla del 9. “Tonta no soy, señora”, respondió mientras se enzarzaba entre números. Tal como intercedió JJ, estaba claro que lo suyo no son las multiplicaciones. Que pruebe con los polinomios. La princesa se envolvió en su manto de jefa de Estado cardíaco, templando las soberbias y queriendo ser sincera, afable y hasta educada. Todo un esfuerzo, que conste, esquivando alguna dentellada, entre precios del billete de metro, intimidades de alcoba vedadas y un ciego bien contratado para la ocasión. “¿Conoces algún gay?”, le preguntó JJ. “Ahora mismo no tengo ninguno a la vista”. La operada tiene sus puntos, eh. (vídeo de abajo)

Etiquetas: , ,

Hombretuporaquí. Faemino and Cansado

Francisco Andrés Gallardo | 3 de noviembre de 2010 a las 15:52

Tal vez este es el sketch que mejor define el humor de Faemino y Cansado: el Carromato de Hombres Fenómeno del Viudo Gómez de Honrrubia. Qué tiempos aquellos de ‘El orgullo del Tercer Mundo’ cuando La 2 estaba en el mando. Les echamos de menos y muchos tienen en la memoria como si hubiera sido ayer este programa del dúo que había que cazar al vuelo en la sinuosa parrilla. Aunque Cansado ande por ‘Ilustres ignorantes’, sería un detalle que con su compadre reaparecieran una Navidad de estas.

Una güena tollina para ‘Museo Coconut’. Quiá

Francisco Andrés Gallardo | 2 de noviembre de 2010 a las 21:50

Mira que me puse gambitero en el salón para ver a estos pájaros. Tenía el regomello de contemplar la gañanía que habían preparaado y partirme el ojete con sus tontunas. De carcajearme a cascoporro. Quiá. Pero no pudo ser. Estaba todo regulero, tirando a fosco. Churretosete. Llegué a quedarme asobinaíco de aburrimiento y tuve que saltar de canal para ver a Gasol estirar la pezuña, así de pronto, en CSI. Es para darles así de tollinas a estos jamelgos. Una buena manguzada les arreaba yo mismo. Ná de ná, zagales. Pa mear y no echar gota.

Estaba tole que tole pensando cómo habían podido hacer una cosa tan lamiosa, falta de ritmillo y sin miaja de sal. Qué quieren que les diga, Museo Coconut es de lo más antichanante que he guipao en mi vida. Decepcionante para una cuadrilla tan listuna como un perrillo de plazoleta. Debe de ser porque todos en esta vida tenemos que ir aprendiendo y estos chavales, ya viejunos en cosas de televisión, tienen que cambiar el chí, como dice mi prima. Una cosa es hacer zarandajas como Celebrities y lo de Marcial y otra es construir una telecomedia, una sitcom como dicen los americanos, con sus diálogos, sus gags encandenaos, sus vises cómicas y, sobre todo, con sus argumentos decentes. Es duro hacer reír a la gente, reinventarse y encima dar con la tecla en la pianola. Ug, qué finolis me he puesto ahora. (En el vídeo de arriba, tal vez el mejor momento, el visionado de ‘Maricón y Tontico’).

Tal vez todos queríamos seguir viendo cosas chanantes y muchachadas y por eso la pena ha sido mayor, aunque dijeran que las molestas risas habían sido en directo. Estos majetes querían evolucionar, hacer algo distinto en Antena 3… Y por eso los han mandado a Neox. Se les agradece el gesto, chavalotes, pero Museo Coconut es para mandarla a paseo a los Montes de Toledo.

En este vídeo, Cimas y Reyes, en la Sala Galileo con sus dos temazos musicales: ‘Aparejador’ e ‘Hijo de p….’. Ah, siempre nos quedará ‘La hora chanante’ y los primeros ‘Muchachada’.

‘Hispania’, camisa blanca y peplum de cartón

Francisco Andrés Gallardo | 1 de noviembre de 2010 a las 20:47

No, no hay ambición de nacionalismos ni interpretaciones patrioteras en Hispania para alivio de admiradores y detractores. Lo de Antena 3 es una simple película de buenos y malísimos, blancos y negros. Simplismo maniqueo. Es una película de malvados invasores e invadidos rebeldes y honestos, sin más distorsiones en el planteamiento. Podría estar ambientada en los terrores alienígenas, en la Segunda Guerra Mundial, en Bailén, en Little Big Horn o en Bagdad. Pero han elegido una llanura de la Meseta, con un campamento recreado por ordenador y un poblado de parque temático de Astérix.

Hispania nos trae, gracias a Apple y sus castas, las mejores escenas de una batalla que se han rodado para una producción española. Han apresado ideas de Braveheart, unos detalles de Spartacus y algo de la Roma de la HBO. Han destilado una serie de acción de toda la vida. Viriato es Curro Jiménez y sus amigos pudieran ser El Algarrobo o Crispín, el del Capitán Trueno. Como en verdad la historia es más previsible que un angango en Gran Hermano de vez en cuando obsequian con un desnudo para aparentar que estamos ante una ficción para adultos. En realidad sólo es una versión de luxe de aquellos peplums italianos de las sesiones de cine escolar de los años en blanco y negro.

Apuntes históricos valorables: que los romanos vistan con mallas, que los iberos (que no “hispanos”, ni “bárbaros”) se armen con falcatas. En contra: batantes nombres, las ropas comunes y esos autóctonos, pastores y agricultores, que se introducen en el campamento enemigo y se expresan, se supone, en perfecto latín, camuflados entre los romanos. Si en Águila Roja se aceptan capítulos con vampiros (ya vendrán los zombies), a Hispania le podemos ya perdonar todo.

Etiquetas: , , ,

El teatro de la Zarzuela

Francisco Andrés Gallardo | 31 de octubre de 2010 a las 10:27

Ahí quería ver yo a unos cuantos. Gracias a ‘Felipe y Letizia’ muchos se han dado cuenta ahora de que esto de las miniseries suele ser un camelo, que los guionistas reconstruyen como les da la gana y con corto presupuesto las historias inspiradas (normalmente muy poquito) en hechos reales. En este caso más o menos todos creemos conocer de cerca unos personajes que son como de la familia y unos acontecimientos que, aunque tuvieran su lado íntimo, sabemos al dedillo por la insistencia de los medios. La televisión suele entretenerse dando puntapiés a la Historia. Vista la airada reacción de otros blogueros y periódicos, señoras y señores, bienvenidos a la ficción española. Si vemos a alguien que dice que es el príncipe bailando salsa o al Rey como reincidente hortera del chándal sentimos cierta vergüenza porque ‘Felipe y Letizia’ viene a contar un poco de nosotros mismos. Y a veces parecía que nos estaban tomando el pelo. Joaquín Oristrell dice que quería hacer “una comedia sentimental”, pero más bien le ha salido una involuntaria astracanada.

Ojo, Felipe y Letizia es una aceptable serie, pero es una mala recreación. Si nos quitamos los prejuicios de las comparaciones, los protagonistas han trabajado con empeño. Marisa Paredes forzaba las “ergges” de la Reina según se levantaba y lo peor del Rey interpretado por Juanjo Puigcorbé son todas esas frases ridículas, de filosofía parda, que andaba repartiendo. Parecen una panda de bobos y eso ya lo bordan en la televisión de ERC, TV3 (vídeo de abajo). Normalmente los sketches zarzueleros suelen ser los más forzados y flojos de ‘Polonia’.

Querían humanizar de tal manera las interioridades de la Zarzuela que se pasaron en la dosis y acabaron cayendo en la caricatura. Cuando se quiere ser simplista se termina trivializando y Felipe y Letizia carece de profundidad psicológica y complejidad en el relato. Es un folletín apresurado contado por una revista del corazón. Ideal para el público que suele seguir Telecinco. Pese a los disparates, ahí no han engañado a nadie.

Así son los audímetros: un buen corto

Francisco Andrés Gallardo | 28 de octubre de 2010 a las 12:00

Aquí os dejo el cortometraje ‘¿Quién está ahí?’, un trabajo de Alejandro Pérez que viene a desvelarnos cómo funcionan los audímetros e intuir de qué manera se selecciona el personal. Juan Perucho-Jefe Wiggum dobla al que tiene el audímetro para preservarle de su intimidad. Un cacharro que mide audiencias en una casa representa a unos 12.000 habitantes. Muchos puestos de trabajo dependen del criterio de 4.500 hogares…Humm. Interesante, sí señor. Gracias por el aviso a los amigos de vayatele.

‘Grabadísimo’, Andreu y Berto en acción

Francisco Andrés Gallardo | 27 de octubre de 2010 a las 17:37

Con Buenafuente y Berto hay que tener constancia. Más a menudo de lo que parece brindan grandes momentos o encuentran yacimientos como ‘Grabadísimo’. Aunque no todos lo vivieron, las imágenes de ‘Directísimo’, a fuerza de reiteración durante todos estos años, forman parte de la memoria colectiva. Y Berto es mucho más divertido que Uri Geller, que doblaba las cucharas con polvos de aluminio que tenía impregnados en los dedos. Abajo las imágenes reales

Leire, la ministra de las rabietas

Francisco Andrés Gallardo | 27 de octubre de 2010 a las 9:44

http://www.youtube.com/watch?v=meE-zE_pfIU
Santiago López Castillo (arriba en un vídeo reciente, en la presentación de un libro escrito por él, ahora que está jubilado), un funcionario de TVE de los de toda la vida, nunca fue la alegría de la huerta. Nos quedamos por saber qué hubiera hecho con un magacín elaborado entre todos los centros territoriales, en un proyecto surgido en los estertores de UCD que venía a proclamar la España vertebrada entre tanto cambio autonómico. López Castillo fue durante muchos años, y en varias etapas, director de Parlamento, lo más alejado a Perdidos o a Sálvame que pudo existir en la historia catódica. Venía, y viene, a cubrir una parcela de obligado cumplimiento en franjas misteriosas de La 2. López Castillo, que nunca iba a quitarle el sitio a Jesús Vázquez o a Mayra Gómez Kemp, redactó un desafortunado artículo en una semiescondida publicación, Guadalajara 2000. Aquello era en 2002, en la época imperial de Aznar, y el director del programa parlamentario de TVE tildó de “Morritos Jagger” a la joven diputada socialista Leire Pajín. En el PSOE cerraron filas y el entonces director del ente, González Ferrari, (creo que viendo el cielo abierto) cesó a López Castillo al frente de Parlamento.

Desde aquella victoria sobre el periodismo machista (o más bien sobre opiniones que pueden sobredimensionarse) Pajín no pasa una y enseguida salta sobre quien ose cuestionarle personalmente. Todo lo contrario, por ejemplo, de una notable figura política del PSOE como la ex vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega, que siempre ha preferido los hechos a los dichos, aunque fueran en su contra. Presuntos o reales machismos aparte, Pajín ya es experta en arrear rabietas y victimismos. Mala cosa para la política y la democracia. Este fin de semana en la Seminci quedó claro que González Sinde nunca será la mejor opción para el Ministerio de Asuntos Exteriores. Y que, o madura aún más, o Pajín será por sí misma un motivo para no votar al PSOE.