Archivos para el tag ‘El Follonero’

Euskadi. Zombis, miedo y tragicomedia

Francisco Andrés Gallardo | 10 de noviembre de 2010 a las 10:01

La cacareada, y sobresaliente, The walking dead, con sus zombis estremecedores y fantoches podía también haberse rodado en el País Vasco, con espectros de la cochambre pseudoideológica vagando por las herriko tabernas como la de este domingo en Salvados, en La Sexta. Uno de los clientes, se supone que al menos pro-batasuno, llevaba un mechero del pulpo Paul. Y aún se quería justificar. “Hasta los cojones”, vino a vociferar un tabernero sobre el conflicto vasco. Será porque muchos andan ahora acorralados.

Con ese desparpajo y esa presunta poca vergüenza que luce Jordi Évole, se ha podido permitir orearse por los instentinos euskaldunes. Lo puede hacer y tal vez porque además ha sido el único que se ha atrevido. Es como si nadie quisiese importunar los buenos pasos que se están dando. La excursión follonera viene a ratificar los temores, y sobre todo el mucho miedo, que late en la opinión pública vasca. Todo es retórica, puntos suspensivos, medias tintas, medias verdades y tres cuartos de mirada de reojo. El único al que se le entendía todo era al líder popular Antonio Basagoiti. Si en el PP andaluz hubiera un líder de su altura y de sus reflejos a lo mejor les iba mejor. En el mismo día en que FG enseñaba la patita en un periódico, el presidente del grupo parlamentario del PSOE vasco, Jesús Eguiguren, atisbaba categórico el abandono de ETA de las armas antes de Navidad. Se siente seguro.

El Follonero ha madurado, no sólo se mete en honduras sin perder la compostura fresca, sino que es capaz de salir airoso con un resultado entretenido y con calado. Sólo con sacar la mesa de negociaciones en Loyola como si fuera sacada de un catálogo de Ikea ya nos viste la conciencia de la tragicomedia vasca.

El Follo se enmienda

Francisco Andrés Gallardo | 24 de noviembre de 2009 a las 9:01

A cada cual, lo suyo. Hace unas semanas le dimos aquí unos cuantos pamplis dialécticos a El Follonero por su facilona y maniquea visión de Melilla y este domingo se nos ha redimido con un gran sesión de parodia del belenestebanismo. Salvados fabricó por su cuenta, vía anuncio en el periódico, el casting de un falso reality, Operación Contertulio, en el que unos cuantos voluntarios no dudaron en apuntarse para demostrar su pericia viperina, ambiciosos por salir como sea en la tele. Todo por la pasta, estos patriotas del plasma estaban dispuestos a levantar cuantos falsos testimonios se necesitaran y a escupir como áspides a quien se pusiera por delante. Era muy divertida la rápida adaptación de los anónimos a los requerimientos de El Follo. Los aspirantes contaban emocionados sus imposibles anécdotas sobre Andreíta y flagelaban a El Yoyas, el supervisor del casting, que al hacerse presente terminaba por conmocionar a los aprendices de Patiño. El Yoyas con los años se nos ha convertido en un honesto sinvergüenza, que hasta tiene sentido común y sentido del humor. Nunca lo hubiéramos sospechado el día que lo conocimos.

El Follonero gana cuando se dedica a lo que mejor sabe: hacer grafitis televisivos de la realidad. Lo de Operación Tertuliano o lo de intentar colarse con una llamada en DEC, broma que falló, son ejemplo de la línea que debería seguir este Salvados de La Sexta, que, a veces, nos salva el domingo. Jordi Évole debería también sacar partido del último vídeo del PSOE, ese que a lo Barrio Sésamo distingue entre un progresista, el que transforma; y un conservador, el que tiene miedo al futuro. Simplificación infantiloide de la política a la que nos tiene acostumbrados los asesores del presidente. El miedo (escénico), por rídiculo, es lo que sufrieron los venerables socialistas en la gala Operación Triunfo de este domingo.