Archivos para el tag ‘Encarna Sánchez’

‘Mi gitana’, qué gran comedia sobre la ‘Panto’

Francisco Andrés Gallardo | 11 de marzo de 2012 a las 22:28

Lulú Palomares hacía de Carol en Doctor Mateo: la locutora de la emisora del pueblo, con desparpajo y kilos de sobra. Le pusieron maquillaje, un peinado antiguo y unas consonantes atropelladas, y hala, reina de la mortadela, una versión con mala milk de María del Monte. Y así todo en Mi gitana, la adaptación con espíritu tomatero de la biografía de Isabel Pantoja. Ni está bien escrita ni bien interpretada. Ni falta que le hace… no se la pierdan, remedando a lo que dijo el The NY Times sobre Lola Flores, durante tantos años enemiga de la de Garlochí.

Esta vida de la Pantoja es como las aventuras de los payasos, muy divertida por deformación y causticidad. En Telecinco llevan meses cabreados porque no dan con la tecla de una nueva telecomedia y con la parentela de la protegida Isabel les habría salido una digna versión española de Modern family. Ese hermano afeminado con léxico cani, esa madre retaco, ordinaria y cabezota, ese niño que no quiere comerse el pollo. Sólo por la cara de la vasca Blanca Apilanez, como una Encarna Sánchez que está a la altura de las mejores malvadas de la historia mundial del culebrón, ya mereció la pena el primer capítulo. Mucho mejor que el lacio biopic de Antena 3.

Mi gitana, un cuchillo, es para reírse con lo que cuentan, con lo que omiten (esas relaciones lésbicas que se quedan en el aire de la imprecisión) y con lo que parodian. Con Cachuli, con Roca o con Gil (qué grande, siempre, Juanma Lara) no sabemos si estamos viendo Los Morancos o una versión de broma de Crematorio. Y la castellana Eva Marciel hace de hoja en el viento, de víctima de todos: una Isabel Pantoja de acento natural que se arranca por ópera rock cuando entona la Bien pagá con la impagable Encanna de cuerpo presente. Qué dos noches nos esperan aún en Marbella.

(Y para ilustrar, creo que es interesante para los arqueólogos tomateros este vídeo de Encarna con los Martes y Trece de verdad, en una gala. Impagable, también)

La televisión mató a la estrella de la radio

Francisco Andrés Gallardo | 27 de mayo de 2010 a las 20:31

http://www.youtube.com/watch?v=pK1SoDC4etA

Recién fallecido Joaquín Prat, que sufrió su coma irreversible en un plató después de haber participado en un programa con Lola Flores en TVE, hace ahora quince años, las cadenas de televisión se interesaron por quien se señalaba como “heredero” de Prat en la radio: Pepe Domingo Castaño. El animador de Carrusel deportivo tuvo un fugaz reencuentro en la televisión en el otoño del 95 con un concurso en las noches de Telecinco, Número 1. Éxito en radio no significaba necesariamente un buen dato de audiencia en la televisión. Castaño no quiso volver a probar en el prime time nacional, aunque años atrás había presentado 300 millones y fue uno de los pioneros de la televisión gallega. Muchos no quisieron ver en ese ejemplo que la televisión mata a la estrella de la radio. Una voz radiofónica tiene complicado repetir el éxito en su salto a la televisión. Son medios muy diferentes (sobre todo por el ritmo y la magnitud de los equipos humanos) y desde la competencia de las privadas, todos los grandes de la radio que han probado suerte en la televisión se han topado con la dura realidad de los audímetros. Una cosa es acudir de invitados y otra hacerse con las riendas de un proyecto. Pablo Motos llegó también desde la radio y su Hormiguero bebe de su despertador en M-80, pero muchos de sus jóvenes espectadores no le escucharon nunca en el transistor, como también le sucede a Luján Argüelles. (En el vídeo de abajo, Pepe, un purito, cuando cantaba en la época Campaniforme de los 70).

José Ramón de la Morena fue tentado junto a Castaño en aquellos inciertos años 90 para tener su incursión nocturna, que no pasó de la colaboración también en Telecinco. La misma cadena donde ahora su ex compañero en la SER, y con quien no mantenía en los últimos años la mejor de las relaciones, Paco González, recién aterriza para narrar los partidos de la selección. A él se le va a pedir en realidad que adapte a la televisión lo que lleva años haciendo en la radio, que no es lo mismo. Su principal aventura televisiva hasta ahora había sido el remodelado Día después que en Cuatro se llamó Maracaná 05, y que no pasó de un trimestre de andadura.

Iñaki Gabilondo dejó en todo lo alto el matinal Hoy por hoy en la SER, en el verano de 2005, cuando Prisa le pidió que timoneara la vertiente informativa de su cadena en abierto, Cuatro, que comenzó en noviembre de dicho año. Gabilondo no llegó a atraer a los espectadores como hacía con los oyentes y su aventura televisiva ha desembocado en el maratón nocturno Hoy en CNN +, semanas después de la compra de Cuatro a cargo de Mediaset (Telecinco). El director de Radio Sevilla durante la agonía de Franco se estrenó ante las cámaras en la noche del 23 F, al frente de los Servicios Informativos de TVE. Para la cadena pública dirigió varios programas en los años 80, como el espacio de actualidad e historias humanas En familia, entre 1987 y 1989. Para Telecinco también se encargó de una sección de entrevistas dentro los informativos. Leer el resto del artículo »