El Sofalícola » Mundial

Archivos para el tag ‘Mundial’

Ola, Ola, Pitbull. La cancioncilla del Mundial

Francisco Andrés Gallardo | 20 de mayo de 2014 a las 11:51

El pegajoso, más que pegadizo, tema musicalero del Mundial de Brasil. Pitbull y JLO. ‘We are one’ (Ola, Ola). Mucho Brasil. Te vas a hartar de oírlo

Etiquetas: , , ,

Holanda ya se ve

Francisco Andrés Gallardo | 8 de julio de 2010 a las 19:12

http://www.youtube.com/watch?v=h4pKPtsh7Qc&feature=topvideos

Quién lo iba a decir tras la indigestión de los suizos. Menudo reality nos hemos perdido en esos despachos televisivos y publicitarios cuando en principio Sudáfrica olía mal. A estas alturas no se pueden cuestionar las primas a los jugadores porque muchos primos están haciendo su agosto. No estamos hablando de un balón, sino del subidón de autoestima de un país. Está siendo el Mundial de España y, por tanto, también de sus satélites catódicos, con Paco González acertando involuntariamente en el córner de la victoria, con Sara crecidita (tiene derecho) e incluso con J.J. cayéndonos más simpático en nuestra borrachera. Feliz Navidad a todos. Cosas de los goles. Cuatro, pese a que muchos de sus vídeos sincopados son repeticiones de sí mismos, sigue haciendo una información más atinada (con algunas crónicas se aprende fútbol) y efusiva del acontecimiento.

España llega a la final y así queda vengado el honor de Naranjito, cuando sólo nos queda exprimir la Naranja Mecánica. Viva Citronio y Clementina. Puyol ha vengado a Cardeñosa (en Espejo público gafando vía Terra con las camisetas de Alemania y Holanda), a las narices de Luis Enrique y a las manoplas de Zubizarreta. Va por Morientes y sus goles anulados. Por Señor y Butragueño. Por Míchel y por Kiko. Por Amancio y por Di Stéfano, que nunca jugó un partido en un Mundial. Por Zarra y por Matías Prats. Por Lángara, Zamora, Ciriaco y Quincoces. Y por Ramallets, al que entrevistaban en la SER minutos antes del partido contra Alemania, poco antes de nuestra revancha con el pasado.

Cosas tan grandiosamente simples como el fútbol hacen despertar los instintos de tribu y convertimos en dios a un pulpo (las tapas gallegas me darán a partir de ahora otro respeto), protagonista de los telediarios. El Mundial sin la televisión sería sólo un titular en un periódico.

La selección: ilusiones compartida

Francisco Andrés Gallardo | 2 de julio de 2010 a las 12:56

http://www.youtube.com/watch?v=gUvBu-sB998

De Emilio Botín a un parado con el futuro opaco. De los funcionarios recortados a los menosdemileuristas más precarios, hay cosas que nos unen a todos. De un niño de 10 años a su abuelo de 70, las frustraciones de la selección de fútbol nos igualan a todos en el desencanto y en las ilusiones. Nos promueve unos sentimientos socializados. Hay sensaciones solidarias, como los éxitos y los fracasos deportivos nacionales, que son patrimonio de la memoria colectiva. Todos los españoles llevamos en la alforja el gustito de hace dos años y ahora nos repartimos los sofocos, cabreos y esperanzas de unos tipos que pululan por Sudáfrica. No soy original pero es así: esa es la grandeza del deporte. La televisión es el soporte más lucido para esta nueva épica y mañana toca modernizar la leyenda de Zarra, los logros de los años del No-do, y que la selección de fútbol alcance de una vez unas semifinales mundiales. Los sueños compartidos, a veces, se convierten en realidad.

Cómo tiene que estar la cosa de chunga en la Cataluña política, con lo del mercadeo estatutario, que hasta el rostro más amable de CiU, Durán Lleida, pronuncia con soltura “Argentina” o “Brasil”, pero frunce la calva y se muerde la lengua para decir “España”. Los laportas que hablan de selecciones autonómicas y cosas como eso de “La Roja”, temen que el pueblo llano tome conciencia de que, realmente, “España” existe. Y ha estado ahí desde siglos atrás. Esos tipos que pululan por Sudáfrica son una representación de lo que fuimos y de lo que somos. J.J. Santos volverá mañana a halagar hasta el baboseo a Sara Carbonero, protegiéndola de los medios extranjeros y de las anginas. Lo que yo daría porque el domingo 11 por la noche Sarita y su pelito se fueran para Iker y se estamparan un morreo de desaire ante todo el mundo.