¿Quién da la vez? » Archivo » Encuestas posmodernas

Encuestas posmodernas

Tacho Rufino | 21 de enero de 2008 a las 20:50

De pequeños, todos hemos sido sometidos a preguntas-trampa del tipo: ¿A quién quieres más, a papá o a mamá? (o a abuela Carmen vs abuela Ana, o a la tía Milagros vs la tía Natividad). Solemos maltratar a los niños con ese mismo tipo de cuestiones una vez que los mayores somos nosotros. Sin embargo, aunque capciosas y un poco sádicas, estas preguntas tenían un sentido; de hecho, probablemente la respuesta -quizá inconfesable-estaba clara. Hoy día pululan por la Red y otros canales de información disyuntivas desquiciantes, que se acompañan de un marchamo de rigor por estar realizada la encuesta por una consultora con nombre anglosajón (en los casos que nos ocupan, se llama Kelton Research). Les propongo algunas con “gancho” económico o sociológico que he encontrado hoy:

  • El 65% de los estadounidenses pasa más tiempo con su ordenador que con su pareja o cónyuge. Se me ocurre que precisamente por eso mantienen pareja o cónyuge, y ustedes disculpen la maldad.
  • El 80% de la población de ese mismo país abandonaría su pausa-café antes que hacerlo con su wifi (acceso sin cable a la banda ancha de internet). En realidad, el estudio habla de tomar un café diario en un local Starbuck, lo que podríamos asimilar a los veinte minutos de desayuno o café en nuestros centros de trabajo. No hablamos, pues, de cualquier cosa.
  • Reduzcamos el foco. La misma consultora, tras hacer su estudio de mercado pertinente y algo freakie o friki, concluye que los andaluces son los españoles que más horas invierten en realizar listas, pero que más tiempo tardan en realizar las tareas impuestas en dichas listas. En general, el estudio dice que tanto los españoles como los estadounidenses, alemanes o italianos vivimos pendientes de ese tipo de agendas repletas de buenas intenciones profesionales.

Se me ocurren muchos otros estudios con pegada posmoderna (en el sentido de “todo vale”, aunque esté vacío de contenido y sobrado de continente), pero mencionaré uno a vuelapluma, aun a riesgo de que me lo pisen: ¿Qué relación hay entre la forma de apretar el tubo de pasta de dientes y la tendencia a hacer mobbing cuando se llega a jefe?

¿Se les ocurre a ustedes alguna asociación imaginativa? Es gratis…

  • Enrique Moure

    “¿Qué relación hay entre la forma de apretar el tubo de pasta de dientes y la tendencia a hacer mobbing cuando se llega a jefe?”

    Apretar el tubo de la pasta de dientes es un acto casi reflejo, quizás si uno busca fuentes sobre disciplinas de paz interior, como Shiatsu, encontrará ejemplos de como estas pequeñas acciones reducen la ansiedad, véase las bolas chinas (no las del SexsShop jaja, aunque estas también reducen la “ansiedad”…¡de la pareja!), rotándolas en la mano producen efectos calmantes.

    Así pues la relación, el nexo común, entre hechos tan dispares sea la ansiedad. El mobbing se produce muchas veces por una vida insatisfecha, frustrada, quizás una relación de pareja de puertas adentro inestable, una vida profesional ahorcada o exasperante… todo ello produce ansiedad y bueno… si aprietas el tubo de pasta de dientes ¿por qué no apretar el culo de la secretaria? seguramente es mucho más atractivo ajajajaj. Por supuesto que hablo irónicamente, pero había que ser imaginativo ¿no? ;)

  • Schön Rathaus

    Buenos días. Yo creo que esos estudios aprovechan un estado general de opinión desustanciado y acrítico (o sea, un estado de opinión débil). Y buscan darle titulares simpaticos a los periodicos gratuitos.

  • Pandemonio

    Con todos los respetos, Señor Tacho,no entiendo su ironia con esos estudios tan pintorescos. Y no es que no este de acuerdo con que son una chorrada (mas o menos rentable, eso no lo se yo), sino porquela pagina qe tiene recomendada en enlaces que se llama Freakonomics es el ejemplo mas rotundo de la estupidez de usar y tirar y si acaso comentar en la barra del bar. Por muchos millones de visitas que tengan…

  • Lisboa

    A veces es necesario ponerle una sonrisa a la vida. Todo en su justa medida o en el término medio está la virtud, que dijo Aristóteles hace decenas siglos adelantándose a todos los Coelhos y Bucays de pacotilla que inundan liberías y bitácoras. Dudo mucho que estudios como a los que hace referencia el Señor Rufino sirvan para algo más que para dar de comer: a los encargados de hacerlos primero y a los periodistas que los reproducen en titulares simpáticos, después. Pero de eso se trata estimado Pandemonio (sin acritud, ahorro comentarios hacia su nick) de reirnos un rato sin hacer daño a nadie. Las sesudas tribunas, los vehementes artículos de opinión, las crónicas deportivas ya radiadas previamente por Manolo Lama, los reportajes de corta y pega, las insulsas entrevistas, las críticas de arte posmoderno… de todo eso sabemos mucho, esa es la impresión que me da su comentario; de reírse sin complejos de uno mismo, o de nosotros mismos, se ve que estamos aún en pañales.

  • Pandemonio

    Sé reírme de mí mismo, pero me gustan las sesudas tribunas, Lisboa.