¿Quién da la vez? » Archivo » Marinaleda News

Marinaleda News

Tacho Rufino | 29 de mayo de 2009 a las 16:33

COSAS veredes, Sancho, que harán temblar las paredes”, decía Don Quijote a su básico escudero. Hace unos días dimos cuenta en estas páginas de cómo envainó la espada la publicación semanal liberal por antonomasia. Francia, según testimoniaba el artículo, se bandeaba mejor en la crisis que los estandartes del laissez faire económico; Estados Unidos y, sobre todo, Gran Bretaña. La revista sin firmas reconocía lo que nunca antes había reconocido: en momentos de turbación funciona mejor el Estado que el no-Estado. (Casi simultáneamente los datos de desplome del PIB francés -el mayor de su historia reciente- enfriaban la alabanza que, a decir verdad, The Economist rebajaba al afirmar algo así como: “ya veremos cuando lo peor pase, entonces volverán a ser un monstruo lento, pesado y poco competitivo”. Genio y figura.)

Una semana después, nos encontramos con que otro oráculo liberal, el New York Times, publica un reportaje que, sencillamente, sería periodismo-ficción hace sólo dos añitos. El diario de la familia Sulzberger reportajea nada menos que al núcleo duro de la praxis comunista en nuestro país, la Marinaleda de Sánchez Gordillo. Un alcalde que da mítines semanales por la televisión local, ataviado con pañuelo palestino y bajo la “querida presencia” -que cantaba Carlos Puebla- del comandante Che Guevara, en forma de retrato presidencial. Un alcalde que recibe un aluvión masivo de votos cada cuatro años, y que garantiza vivienda sin hipoteca y pleno empleo vía economía cooperativa. Un demonio revolucionario que afirma para el NYT lo mismo que decía The Economist, aunque con otras palabras: “Antes era un pecado mortal hablar de que el Gobierno jugaba un papel en la economía. Ahora vemos que tenemos que poner a la economía al servicio del hombre”. Eso lo firmaría Benjamín Franklin. Y cada vez más gente. El periódico neoyorquino, sin embargo, da la de arena: “Los críticos de Gordillo dicen que lo que ha repartido el alcalde vitalicio es miseria más que crear riqueza. Con el fomento de una agricultura de baja productividad ha generado un voto y una fuerza de trabajo cautivos”. La expropiación de las tierras del Duque del Infantado, la necesidad de parar la avalancha de peticiones de casas por parte de habitantes de pueblos cercanos, como Écija, o el dinero que Marinaleda cuesta a la Junta también son señalados como pasivos de este oasis comunista… Oasis en tiempos de empobrecimiento. Pero el tono general del sorprendente artículo es descaradamente laudatorio hacia el “caso Marinaleda”. Da que pensar.

Obama practica lo que un american republican calificaría de comunismo: nacionalizar la banca de facto, inyectar dinero público en los sectores en crisis, exigiendo propiedad pública a cambio, aunque sea transitoriamente. Un rojazo. La izquierda clásica -no la nominal- no era el coco; era lógica. El coco era un lobo, un lobo que podía ser tal para los demás en forma de tiburón o intermediario financiero sin escrúpulos. Tutelar la necesaria ambición privada por prosperar es simplemente necesario, y a las pruebas nos remitimos. ¿Lo olvidaremos en nuevo subidón del ciclo, que esperamos llegue a producirse?

  • T.R.

    “El catalejo” (periódicos Grupo Joly, domingo 31 de mayoi)

    Los tiempos del ‘Times’

    AÑOS hablando de la creación de un tejido empresarial andaluz y de las potencialidades de desarrollo de las nuevas tecnologías y de los sectores punta, y lo único que llama la atención fuera de nuestras fronteras son las recetas contra la crisis del sempiterno alcalde de Marinaleda, con su pañuelo palestino y su retrato de Che como divisa. El reportaje de The New York Times a mayor gloria de Juan Manuel Sánchez Gordillo demuestra que seguimos destacando en el extranjero más por nuestro supuesto exotismo que por nuestra realidad. Parece que a la venerable Dama Gris, que es como se conoce al periódico en Estados Unidos, le gusta echar, de vez en cuando, miradas nostálgicas al pasado.

  • Emiliano

    Atención al juego de pañuelos palestinos que luce últimamente nuestro alcalde vitalicio: verdinegro, blanquinegro, rojiblanco; según sea para una arenga a los ya convencidos, un encadenamiento solidario o una ocupación de finca. En todo hay modas, y este curioso político profesional, amigo de la subvención y del maniqueísmo, necesitado de un mundo dividido entre opresores y oprimidos, buenos y malos, cabronazos y naturales de Marinaleda, le está pillando el gusto a cuidar sus trapitos. Vaya personaje…¿se le conoce algún trabajo serio?.

  • pep

    Tras la lectura del sugestivo artículo, concuerdo íntegramente con el comentario de Emiliano.Estos adalides de irredentos, desfavorecidos y agradecidos adeptos, todos acaban erigiéndose en cabecillas de lisonja y puño en alto.Cuando se crea un caldo de cultivo propiciatorio –situaciones adversas del territorio o la población–surgen estos singulares personajes que a golpe de hoz pretenden alterar las normas de convivencia de unas sociedades en las que casi todo está inventado.

    Tener colgado un retrato del Che revolucionario en el despacho de “la casa del pueblo” es hoy tan cómico como divisarlo en el dormitorio de un adolescente que no sabe ni quien fué.Sánchez, el Che y los pañuelos son una divisa, pero una divisa de lo que el tiempo engulló, cerró y olvidó.

    Dice Emiliano:”¿Se le conoce algún trabajo serio?” Duda consustancial y vital.¿Podría saberse cuánto le cuestan a la Junta las esperpénticas singularidades de éstos visionarios?

    Un abrazo.

  • Randomize

    Gordillo muerde la mano que le da de comer, y llama “cabronazo” al consejero de Empleo de la Junta. Fidel diría “mariconsón comemiedda”, pero Abdullah Gordiyo prefiere el más nuestro “cabronasso”. Pero la onda es la misma. A los fachas, ni agua. El agua, pal que la trabaja. Hombre, por Dios!

  • miguel

    MUCHO FACHA SUELTO VEO YO POR AQUI, MUCHO ENVIDIOSO CON TODO LO QUE HA CONSEGUIDO POR MEDIO DE LA LUCHA Y DEL TRABAJO EL PUEBLO DE MARINALEDA.
    VIVA ANDALUCIA LIBRE
    VIVA MARINALEDA

  • Miguel

    Viendo los comentarios solo me da que pensar que si 2 partidos políticos opuestos y representantes del pueblo, con sus reformas laborales y proyectos a largo plazo no consiguen sus objetivos (para conseguirlos a de machacar al pueblo), y percibiendo a este señor con menos recursos que los anteriores mencionados dándolo todo por todos, por una igualdad general, consiguiendo que todos puedan optar por un presente, sin pretensión económica ni fines lucrativos(No cobra la barbaridad que cobran otros cargos políticos) , únicamente por y para su pueblo por una igualdad pluralizada, ¿ Diríais lo mismo de cualquier otro político Español?

  • Salcedo

    Ahora se junta con los sociatas a repartirse el pastel