¿Quién da la vez? » Archivo » Suprimir organismos públicos: el cascabel del gato

Suprimir organismos públicos: el cascabel del gato

Tacho Rufino | 11 de noviembre de 2009 a las 12:57

Seguro que en alguna ocasión te ha sucedido. Ves un titular llamativo, un aparente notición; eso que los angloparlantes y los periodistas avezados llaman un scoop, y los más castizos y guasones denominan “un gran pelotazo informativo”. Entonces, puede que, picado por la sorpresa y avivado tu interés, decidas entrar en el cuerpo de la noticia, y pases a leerla más allá del titular, el destacado, el pie de foto, la infografía o la ilustración que la acompañen. Y puede que, tras engullir los primeros párrafos –lo que no se diga en ellos, difícilmente te desvelará gran cosa-, descubra usted que, desgranando y concretando el impactante título-anzuelo, no haya nada. Lo cual no quiere decir que dicha información sintética en letras grandes –el titular- sea falsa o inventada. Descartados fraudes y despistes de edición, la interpretación más verosímil para dicha falta de sustento del titular es que, teniendo la información en exclusiva, el reportero desconoce los detalles… y, antes que correr el riesgo de que algún competidor dé la noticia antes y le chafe el scoop, prefiere salir al papel (las ondas, la red, la pantalla) aunque sea con alfileres, es decir, sin más que decir que lo que el propio titular reza. Lo cual resulta decepcionante, y no es inhabitual. El lunes mismo me topé en la sección de Economía de El País con una pieza con estas características, firmada por Alejandro Bolaños, uno de los mejores periodistas económicos de este país a mi modo de ver y leer: “[El Ministerio de] Economía prevé suprimir organismos públicos para atajar el elevado déficit”. Si bucean en la noticia, tan importante declaración no es ampliada ni detallada, más allá de varios entrecomillados que abundan sobre eso mismo y que, es de suponer, provienen de la fuente no desvelada de El País, cabecera de prensa líder que tanto y tan preferente acceso tiene a las informaciones gubernamentales, más en esta legislatura. Alguien se lo ha dicho a Bolaños, y no sabemos quién es: así son las reglas del juego. (El artículo, por otra parte, ilustra brevemente un escenario general de los retos y amenazas presupuestarios que tiene España en estos momentos: previsiones del Gobierno y de la Comisión Europea sobre el déficit español, deuda pública, planes de intervención y estímulo, oferta de empleo público, salarios de los funcionarios o reforma fiscal.)

tijerasSobre el asunto en cuestión –la eliminación de estructuras e infraestructuras públicas para reducir el peligro déficit público español- se habla en los foros públicos y privados con frecuencia, pero hasta ahora no ha habido ninguna identificación ni cuantificación de dichos recortes por parte de aquellos a quienes corresponde gestionar la cosa. Salvo el PNV, que sí ha precisado su postura (el propio artículo lo menciona: dos ministerios y una vicepresidencia), oficialmente nada hay concreto sobre qué ministerios, vicepresidencias, organismos y empresas públicas, fundaciones, asesores y otros cargos, retribuciones, etc. ¿El adelgazamiento de lo público para capear el temporal es inminente? De momento, salvo objetivos genéricos de fuentes ministeriales ocultas, de eso no hay nada de nada.

(Ilustración sacada de istockfoto en Cotizalia.com)

  • Cabreado Máximo

    Aquí a cada politico que cae en desgracia se le busca un carguete a costa del erario público. Por eliminar esas prebendas habría que empezar. Y pedirle productividad real a los funcionarios, evaluaciones continuas, y nada de garantía 100% de por vida por haber sacadfo unas opos hace veinte o trenta anos. Gracias.