¿Quién da la vez? » Archivo » ‘Calentarios’ con causa

‘Calentarios’ con causa

Tacho Rufino | 19 de enero de 2010 a las 17:00

Marge_SimpsonSi no te despelotas con causa para un calendario, no eres nadie a día de hoy.

Si tu hijo no dispone de un polideportivo en condiciones, tú y otras madres de un pueblo castellano dais el gran paso de fotografiaros cachondonamente: “Estás en tu derecho, Loli, ¿qué hay de malo en enseñar lo que se van a comer los gusanos? Y si, después de este logro de liberación femenina y casada, el carnicero del pueblo te da dos muslos de pollo fresco pensando en los tuyos, ése es problema suyo…. si será guarro”. Y hacéis entre todas un calendario muy sexy, con todas las maduritas enseñando, probablemente, más y mejor que en su propia casa en un diario. Un pelotazo con causa: el polideportivo, claro está, es lo primero y, si hay que sacrificarse, se sacrifica una.

O uno. Si el staff de bomberos o policías locales de tu ciudad se fotografía en bolas, sus reivindicaciones laborales son el verdadero motor de tal esfuerzo. No se trata de alimentar el morbo del uniforme entre hembras y machos, ni mucho menos de enseñar el producto –en ocasiones realmente repulsivo- de incontables horas de gimnasio o de guardias en las que no pasa nada. Se trata de divertirse con una causa laboral o social: “Ayuntamiento, haznos más fijos todavía”. Y se fotografían en un calendario superdivertido y ultradesinhibido. Vengan a los ojitos carne de probo funcionario reivindicativo.

No encuentro un artículo que titulé hace varios años “Despelote con causa”, en la misma onda protestona y, dirán algunos, quizá con razón, retrógrada. En el mismo contaba cómo en mi propio centro universitario las alumnas se ponían lobas y sexy ante la cámara para hacer, ellas también, un calendario con causa. En este caso, con la causa de recabar fondos para irse de Paso del Ecuador, o como se llame ahora. Yo pagué uno y no me lo llevé, aunque sí vi las fotos en la cafetería. Yogures de la enseñanza superior española en poses de lo más sugerente; sus novios comiendo hiel y sumándose al muy liberal espectáculo con agridulce sonrisa.

Nuestros universitarios no cejan en el empeño del calendario que no cesa, normalmente en un blanco y negro que tanto lima lo malo y resalta las tabletas de chocolate abdominales. Acabo de recibir un email de un compañero y catedrático de mi Universidad, que dice así: “Estimados amigos y compañeros, ¿qué os parece mejor? ¿Una Universidad que se preocupa por hacer normativas estúpidas desde hace unos años o en la que los alumnos están involucrados en la creatividad  como vemos en Málaga?:” [adjunta estos dos link]

http://www.diariosur.es/multimedia/fotos/ultimos/49672-psicologia-turismo-participan-elaboracion-calendarios-0.html

http://www.diariosur.es/multimedia/fotos/ultimos/48215-calendario-alumnos-medicina-0.html

Lo de las normativas estúpidas, aunque no lo explicita, se refiere sin duda a la que ha aprobado la Universidad de Sevilla, que, entre otras normas, establece que si un alumno se harta de hablar con un vecino en un examen y a ti, autoritario diplodocus, se te ocurre echarlo del aula y suspenderlo, el pobre alumno tiene derecho a un tribunal revisor, en el que la carga de la prueba corre de parte del profesor. Ah, el tribunal deberá respetar la paridad docentes-alumnos. A-lu-ci-nan-te. No sé si, mejor que someterme a tal tribunal, prefiero ponerme en manos de los proyecto de médicos malagueños del segundo enlace, tan depilados como los municipales de tantas ciudades en los calentarios con causa. Digo calendarios.

(Ilustración: Marge Simpson posa para un calendario)

  • Basilio

    Gracias por sus preciosos links de los bomberos… ??Sudor o aceite??

  • Hakim

    Lo de la norma universitaria era ocurrencia digna de nuestro presidente nacional, de una Bibiana -si tuviera competencias, ya verían como sí- de Leyre o de cualquiera de los que legislan últimamente. Pero la sorpresa es que desde el propio PSOE y ¡espectacular! nada menos que desde IU por Osama Llamazares, se desautoriza la norma sevillana. Que es un engendro ya lo explica usted mejor que nadie pero, por si vale, le diré que mi hija de 12 años, al enterarse hoy de la noticia, se ha quedado estupefacta y gritaba que había que ser tonto para permitir eso. Y mira que profesionalmente le vendría muy bien aplicarse la norma en la ESO, de momento.

    Agradezco mucho la foto de Margie Simpson: la tía es que está de muerte. No me la quiero imaginar con aceitito y sudorcillo lascivo…¡Guau!

  • sansaysa

    muy divertido el artículo… ¡¡ya se nos podría haber ocurrido a las de mi generación cuando estábamos en la universidad!! al fin y al cabo, para enseñar lo mismo que enseño gratis en la playa, que me paguen un viaje a Perú.

  • Bis Muto

    Hemos pasado de ser un país de sénecas con miedo a Dios y a la autoridad a ser un país de horteras descerebrados, de chuflas sin más obligaciones que la de divertirse haciendo pamplinas y catetadas, las mismas que vemos en las tremebundas teles privadas (y algunas públicas, como Canal Sur y sus Marías del Puente o del Cerro Gordo y sus Morancos). Señoras castellanas tapando sus conejos con paraguas rojos, bomberos canarios y estudiantes malagueños alardeando de cuerpo. Un país de Operación Triunfo y Gran Hermano. Un pobre país contaminado y degradado. Y empobrecido. Algunos van a tener que vender su cuerpo trabajado por las esquinas. Todas putas y todos putos, pues no que tenía razón aquel…

  • […] comentado en más de una ocasión (una, y otra) la moda de reivindicar algo mediante el desnudo de los demandantes, siempre con la […]