Primero, los periféricos; después, el euro

Tacho Rufino | 20 de noviembre de 2010 a las 14:02

enlaceNOS llaman periféricos, ahora: casi es preferible el acrónimo de cerdo en inglés (PIGS). Por lo menos era gracioso. Pero periférico… Lo periférico -palabra griega, por cierto- es marginal, accesorio, dependiente, anexo. Prescindible, a unas malas. La propia Grecia junto con Irlanda, Portugal y España son “los países periféricos” ya en todos los papeles especializados en economía. Lo somos, sobre todo, para los que están en el núcleo, que son tres: Alemania, Francia y el Reino Unido, cada cual con su forma de liderar y pescar en la penuria, como buenos ricos. A los periféricos se nos acusa, no sin razón, de no haber sido sensatos en casa ni en los despachos privados y gubernamentales, y por ello debemos lo que no podemos pagar con nuestros menguantes niveles de ingresos. Cada telediario, cada portada de periódico, habla sin cesar de “contagio”, de una epidemia periférica que ahora tiene como transmisor máximo a Irlanda. En realidad se trata de una marea, una marea alta que recobra fuerza después del primer embate de mayo. ¿Han visto la cara de Zapatero esta semana? No tenía pinta de cantar aquel The tide is high de Blondie: “La marea está alta pero yo resisto, quiero ser tu número uno (…) no soy la clase de chica que tira la toalla”. Al contrario, tenía cara de no haber mandado a sus naves a luchar contra los elementos. Los elementos que se ven, y los que no se ven: los demiurgos financieros que deciden que ya puedes hacer los deberes y todo lo que quieras, pero tú vas a ser rescatado… y si no te pueden rescatar Merkel, Rompuy y compañía, pues a volar el euro. Una flor monetaria de un día mal contado. Cada uno a su billete. Y todos en la cartera del Gran Broker que todo lo ve.

celtas18Irlanda -y Portugal, que parece engancharse en su carro de rescate, ahora que todavía hay dinero- es pequeña, bella y con una historia tan dura como legendaria, lo que la hace suscitar un interés desproporcionado en el resto del mundo. Si usted ha hecho ya los deberes de lector, habrá reverdecido con la pluma de Vargas Llosa en su última novela la espantosa relación entre celtas y anglos, tribus íntimamente enemigas. Los anglos -que prefieren ser llamados británicos-, sin embargo, han sido los que más carne crediticia han puesto en el asador para financiar el fugaz milagro irlandés, y ahora quieren estar en primera fila del rescate de los paddy (diminutivo de Patricio con que peyorativamente se refieren los ingleses a los irlandeses). La nueva versión de su dialéctica dominio-resistencia es financiera. Irlanda quiere entrar por el aro a su manera: quiere ser rescatada, pero sin mencionar la palabra rescate; “queremos dinero prestado para apagar fuegos, pero no queremos que nos metan inspectores hasta en la sopa o que nos obliguen a establecer un tipo más alto para el Impuesto de Sociedades”. Sabe que necesita ingentes cantidades de euros prestados para poder tapar, con la mitad de ellos, los agujeros de los bancos irlandeses, entre cuyos clientes de dudosísimo cobre están miles de empresas y particulares que se endeudaron en ladrillos o proyectos que hoy, valgan algo o no, no son vendibles, nadie los quiere. La otra mitad del préstamo comunitario llamado rescate iría a financiar gastos imprescindibles para evitar que el país entre en el colapso (un dato: se calcula que el Mundial de fútbol hispano-portugués de 2018 proporcionaría unos beneficios de 1.000 millones; el rescate irlandés se cifra en ¡cien mil millones!). Detrás de todo esto está el hecho de que el recurso natural a endeudarse con el exterior se agota: el núcleo duro de los agentes de los mercados financieros penaliza y corta el suministro a los periféricos; los hedge funds apuestan contra el euro mediante el ataque a sus miembros más débiles. Puro darwinismo económico global. Si me permiten el recurso al chiste, “démonos por jodidos”.

(Cabe reparar en qué cosas positivas nos traería a los periféricos el ser rescatados: a fin de cuentas, nos dan un préstamo bastante barato con lo que nos olvidamos un poco de la agonía de lá colocación de deuda pública; y te lo da alguien a quien no interesa tu fatalidad.)

  • rosa

    Saludos.
    No entiendo nada de economía, poco de política, soy bastante brutita. Le leo y cada vez que lo hago termino con un pellizco en el estómago. Desde mi simpleza e ignorancia me pregunto si la situación anterior, con sus consecuencias actuales, pudo ser realmente evitada, veo esto como “una trama”, me da que los ricos, los países ricos, han hecho un gran negocio, sabían bien qué ocurriría, no puede ser que tan inteligentes y sesudos banqueros, dirigentes políticos, economistas…no supieran que esto acabaría así. Me parece increíble que los tontos pobres, los países más pobres, no lo hubieran previsto y creyeran realmente que podían emular a los ricos, y encima hacérnoslo creer a los ciudadanos, que para colmo tenemos que aguantar que nos acusen de “ambiciosos, avariciosos…”,culpables de lo que tenemos encima. ¿De verdad que esto no estaba urdido por los mismos que siempre se enriquecen? ¿no son las crisis “planificadas” de alguna manera? ¿no son los más pobres empujados a esto, lo quieran o no?
    Muchísimas gracias

  • rosa

    Perdón, se me ha olvidado otra pregunta.
    Decía hace unos días el presidente de Cantabria en tv. que a España no la iban a rescatar, que eso no ocurriría aquí, que Portugal tiene 10 millones, españa 30.
    Si ni siquiera pudiéramos ser rescatados ¿que nos espera?

    Gracias de nuevo

  • Rebus sic stantibus

    Hola Rosa, ni los economistas, ni los banqueros, ni nadie podía suponer una crisis tan profunda como estas. El sentido común hacía presagiar que en nuestro país,las cosas no podían seguir así con los precios de los inmuebles creciendo de manera indefinida. Pero de ahí a lo que se nos ha venido encima, hay un gran trecho. Pero saldremos de ésta, no hay mal que cien años dure.

  • Lalo

    Bueno días, ¿ve el autor como se comenta una posible diaspora de unos 200.000 irlandeses de los mejor preparados, para no pagar la deuda?, ¿podria pasar en España?, saludos

  • ferran

    Naturalmente somos “perifericos” de Europa en el orden geografico, pero el devenir de la historia nos ha situado en la periferia del Mundo rico y avanzado. Seria mejor aceptar que nos hemos situado nosotros mismos en ese lugar. Del Imperio en donde no se ponia el Sol. Que tambien nos hicimos ricos a costa de ese Imperio pero nos gastamos lo cuartos en guerras contra los infieles luteranos y nuestros hidalgos que tenian el trabajo como una deshonra se impregnaban las barbas con migas de pan para significar que comian. Que despreciamos el avance de la cultura europea prohibiendo la entrada de la “Enciclopedie” que era un compendio de la evolucion cultural y cientifica de los “paises ricos”. Que perdimos el Imperio y de decadencia en decadencia afirmabamos pateticamente !Que inventen ellos!…..Etc.

    Un breve salto a la prosperidad con la entrada a la UE que tantas dadivas nos ha insuflado con sus transferencias para que tambien nos hicieramos “ricos”. Nos gastamos parte de esos cuartos para proyectar la red mas extensa de ff,cc de alta velocidad de Europa. Nuevos ricos para “epatar” ante Europa. Luego el fiasco de la economia del ladrillo, de los pelotazos, de la corrupcion, de las subvenciones, de la economia especulñativa y “ful”.No hemos sabido preparar el futuro. Hemos tenido nuestra oportunidad historica y la hemos vuelto a tirar por la borda.

    Ante todo este fracaso lo mas recurrente es ir de nuevo a los topicos. “Los paises ricos de Europa que se estan aprovechando de nosotros”, como Alemania, Francia y GB a la cabeza.Mas de lo mismo con un sentimiento de derrota y complejo de victimismo. Ellos son los “malos” pero estan marcando el paso y la direccion. Nosotros los perifericos, – “los buenos” – a los que nos van a marcar el paso y quizas el futuro.

    Asi de cruel resulta la globalizacion para los que no han sabido hacer los deberes en su tiempo y momento.Asi estamos. Sin presente ni futuro

  • Pep

    Estimado Tacho, no voy a opinar acerca de tu serio y coherente articulo. Permíteme que glose la intervención de “Rosa” por su sencillez y lucidez de ideas. Tras esa modestia se esconde una magnífica persona y excelente redactora. Se parapeta en la humildad de la timidez, pero nos da cién vueltas a la mayoría de los que creemos ponderar o sentenciar. Me alegro de confirmar que no todos los comentarios son una “boutade”.

    Ya sé que eres umbraliano, pero he creído que era aconsejable resaltarlo.

    Un abrazo.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber