Gerontocracia y jazmines revolucionarios

Tacho Rufino | 24 de febrero de 2011 a las 12:07

Sobre la Revolución de los Jazmines, que surge de manera más o menos trágica a la largo del mundo árabe no democrático se hacen un buen de cábalas causales: las redes sociales que aglutinan el hartazgo de una población sometida políticamente; las abismales desigualdades de renta; la irreconociliable dualidad suníes-chiítas, dos interpretaciones del Corán que enfrentan irremediablemente al mundo musulmán y que la mayoría de los occidentales obviamos; la fuerza de los dineros y la presión social de la yihad entre los más desesperanzados; el brutal incremento de los precios del trigo en los útlimos meses (y años), debidos tanto a catástrofes y malas cosechas como al mayor consumo de los países emergentes y la dedicación de cereales a la producción de biocarburnates, sin olvidar a la especulación alimentaria en los mercados de futuros… He conocido una nueva interpretación, o al menos un dato que no se tiene muy en cuenta en los análisis: la edad de los dictadores de esos países en relación a la edad media de los habitantes a quienes gobiernan, y la comparación de esta ratio con al de los países democráticos con mayor desarrollo. Vemos en el gráfico de The Economist cómo, salvo excepciones como Italia o India, los países democráticos aúpan a líderes más jóvenes en relación a sus poblaciones (más viejas que las de los países árabes, por cierto). Por contra, en todos los países donde prende la insurgencia, la cosa es justo al revés: líderes septua u octogenarios rigen los destinos de poblaciones de edad media muy jóvenes:

gerontocracia

  • Tacho Rufino

    Efectivamente, hice un psot hace unos días con este mismo asunto, pero aprovecho para enriquecer un poco la visión del mismo, sin ánimo de cansar.