¿Quién da la vez? » Archivo » Juncker: Grecia entrega su soberanía

Juncker: Grecia entrega su soberanía

Tacho Rufino | 3 de julio de 2011 a las 21:44

Mientras cualquier fórmula de multilaterialidad exige dar y tomar, cuando la reciprocidad y el intercambio se convierten en una unión económica, el embarque compromete a mayores niveles de interdependencia y por tanto, a prescindir de cosas (moneda propia y ejercicio de la política monetaria; legislación exclusivamente propia) para conseguir otras (la contrapartida de las anteriores: estabilidad monetaria, seguridad cambiaria y jurídica, mayores niveles de desarrollo social mediante leyes comunes, por ejemplo medioambientales).La UniónEuropea es un caso de multilateralidad comercial y política que, con la entrada del euro, supuso una verdadera unión económica, con su primus inter pares, Alemania, y sus vagones de cola, como Grecia, aunque no sólo Grecia. Grecia sufre ahora en sus carnes la cara oscura del compromiso y la interdependencia, el reverso de la moneda (nunca mejor dicho). Grecia se ve atrapada por sus ineficiencias, sus sinsentidos públicos y hasta sus mentiras estadísticas… pero también por el retorno de la singladura en popada que supuso su entrada en el euro y la recepción de enormes cantidades de fondos europeos y bancarios que financiaron un edificio sin cimientos.

Ayer, el jefe del Eurogrupo, el belga Jean-Claude Juncker, expresó con toda crudeza lo que les espera a los griegos: reformas fiscales radicales (pagar impuestos es la excepción a día de hoy, hay prebendas descabelladas en el sector público) y privatizaciones de todo aquello que tenga valor o cueste demasiado a las arcas públicas. Juncker habla de “correción total” de su forma de hacer política económica, y de “masiva perdida de soberanía” del país heleno: la UniónEuropea achicando aguas, sí, pero también el FMI y sobre todo los bancos y el miedo y el chantaje que inoculan éstos a las relaciones económicas en tiempos de crisis son los nuevos soberanos. Polvo, sudor y hierro. Y sin cabalgar. ¿O se puede cabalgar hacia atrás?

Los comentarios están cerrados.