¿Quién da la vez? » Archivo » La camiseta de Gasol

La camiseta de Gasol

Tacho Rufino | 22 de septiembre de 2015 a las 9:54

GASOL MAS
(Viñeta de hoy de Miki&Duarte, Joly)

QUÉ se puede decir en estos días de Pau Gasol, tras su portentosa contribución al nuevo campeonato europeo logrado anteayer por la selección española de baloncesto en Francia. Los dedos se frenan respetuosos sobre el teclado: su figura es gigantesca aparte de sus 215 centímetros de altura, y en estos momentos -ya tiene 35 años- impone y conmueve más que nunca. Un atajo para describir es comparar. Gasol fue el segundo español en aterrizar en el parnaso del baloncesto, la NBA, tras el difunto Fernando Martín, con quien compartía sólo la indómita competitividad. Sus registros de puntos, tapones, rebotes y asistencias hacen ocioso cualquier comentario sobre su clase: sólo los de Kareem Abdul-Jabaar, Tim Duncan, Kevin Garnett, Olajuwon y Shaquille O’Neal pueden comparársele. Para los no aficionados, estos nombres son equivalentes en otras disciplinas a Maradona, Baryshnikov, Nadia Comaneci, Federer, Seve o, por qué no, Picasso.

camiseta-seleccion_MDSIMA20130903_0341_1A estas alturas, el jugador catalán se comporta como le dicta su voluntad, sin complejos y sin peajes. Su humidad es la de los grandes: con su talento paga, y hasta ahí -hasta el kilómetro cero- llega todo compromiso ajeno al deporte y sus valores más bellos (que nunca son tribales, aunque sea ésta su consabida perversión). El soberanismo catalán, en pleno paroxismo y ebullición, no parece ser su baby. De forma que estuvo encantado de abrazarse sin disimulo y con toda naturalidad con el Rey de España, por mucho que Felipe VI sea el tuétano institucional del Estado español, y por muy Borbón que sea (recuerden que los borbones son los malos oficiales en el escenario historicista en que basan su credo los independentistas catalanes).

Otrosí. En la camiseta de la selección que capitanea Gasol estaba impresa otra bofetada sin mano en el rostro enardecido de quienes abominan de España, y ya no ven la hora de liquidar una relación secular con los otros pueblos encuadrados en el poliédrico y viejo topónimo de la “ñ”: “Caixabank”, el tercer banco de España (y mi banco, por cierto). Una entidad de inequívoco origen catalán: el 45% de los depósitos de allí los custodia la que fue la Caixa. Si el compromiso fiel, o sea, ajeno a pleitesías coyunturales de Gasol resulta en este marco esencialmente simbólico, el logo mojado en sudor del banco que preside Fainé lo es también, y mucho. ¿Conseguirán estas alegorías un par de triples decisivos en las urnas el domingo que viene?

  • argoantonio

    La Ñ de ESPAÑA seguirá campeando, gracias a Gasol, que realizó un campeonato inconmensurable, fantástico, maravilloso y fuera de serie,al igual que otros muchos deportistas españoles: Rafa Nadal, Marc Marquez, Sergio Ramos, Fernando Alonso, David Cal, Ruth Beitia,etc.,etc…, por lo cual, antes y ahora ESPAÑA seguirá adelante, conviviendo dentro de ese Estado que en 1955 nadie daba un duro por él, que es la Unión Europea.
    Esto es una realidad. Lo otro no merece más atención.
    El mejor desprecio es no hacer aprecio.

  • Antonio...

    Gasol está inmunizado del catetismo localista-nacionalista con la única vacuna que puede remediarlo: viajar y comprobar que no eres mas que una gota de agua en un océano llamado mundo y que tus signos de identidad, sean los que sean, se diluyen junto a las demás culturas.