Archivos para el tag ‘balanza financiera’

Por qué Europa “nos dio tanto”: una píldora interpretativa

Tacho Rufino | 28 de agosto de 2012 a las 13:15

El departamento de estudios de UBS, un banco suizo de inversión de primer orden, ha realizado un informe (dirigido por Paul Donovan) que viene a concluir –hablando mal y pronto—que las familias más beneficiadas por el euro son las griegas, las españolas y las portuguesas, economías mediterráneas que partieron con un gran desfase renta con respecto al núcleo duro europeo, básicamente de cultura protestante y poderosamente abanderados a su vez por Alemania. Ah, Finlandia, el gran protestante –en el sentido de quejarse, en este caso— de la Unión Europea, se ha beneficiado incluso más que España, pero como la realidad no te puede estropear un buen titular, ha quedado tal detalle para el interior de la noticia (véase cómo la daba Expansión, de forma idéntica Financial Times: “Las familias de Grecia, Portugal y España, las que más se han beneficiado con el euro”). Los PIGS, qué gente más mala… A este respecto, debemos hacer notar que, con el enfoque de este estudio en concreto, las familias italianas e irlandesas –pigs ellas también– han perdido renta en el periodo considerado. Pero el titular es el titular…

Sin ánimo de desentrañar la metodología de la investigación de UBS de manera pormenorizada, lo que el estudio ha medido es la variación de la renta disponible de las familias en el periodo 2000-2010 (sería muy interesante ampliar el periodo considerado hasta 2012, próximamente). Otros factores que pudieran ser relevantes quedan fuera. Esa condición epistemológica llamada ceteris paribus (“permaneciendo constantes el resto de los factores”, es decir, ignorándolos), hace que no se tenga en cuenta la balanza comercial entre los distintos países, o sea, cuánto compro yo a tal país y cuánto me compra a mí tal otro país. Tampoco la llamada balanza financiera, o sea, cuántos de mis ahorros van a financiar inversiones en otras tierras, y cuántos de mis préstamos son concedidos por territorios diferentes del mío. Evidentemente, estudiarlo todo “con todos sus avíos” es una pretensión megalómana que puede originar que las conclusiones sean un gazpacho intragable y sin significación para interpretar la economía agregada y poder plantear políticas públicas. Pero interpretar como cierto las conculsiones de un dato parcial, ensombreciendo datos relevantes (como el de Finlandia, o los de Italia e Irlanda), está todavía más feo.

También hay que tener en cuenta –o habría que tenerlo— que la Unión Monetaria, o sea, el euro, se crea precisamente como un instrumento necesario para la convergencia en renta entre los países del euro. Cosa que todavía España ha hecho sin llegar al objetivo a pesar de las conclusiones del estudio de UBS. Converger realmente significa acercar paulatinamente la renta por habitante de un país con respecto a la media comunitaria. Y no hemos llegado a la media auqí, tdavía (siempre en visión agregada: no es lo mismo San Sebastián que Cádiz). ¿Por qué los países más ricos podrían querer que converjamos en renta con ellos, es decir, que nos acerquemos en riqueza material a ellos? ¿Por qué pagan más a las arcas comunes? ¿Por qué hemos recibido, dicho por pasiva, más fondos los países “por debajo de la media”, más fondos para crecimiento y desarrollo? ¿Es por filantropía? ¿Por paneuropeísmo ideológico? No, claro que no: se pone más en la balanza fiscal común para asegurar territorios comerciales y estabilidad en la balanza por cuenta corriente, por controlar el sistema financiero, y por asegurar una posición de predominio en las actividades de alto valor añadido, o sea y sin ser exhaustivos, en aquellas de alta aplicación tecnológica e industrial, en los suministros militares y su mantenimiento, en las actividades financieras mismas.

Coda: Los datos necesariamente parciales del estudio de UBS, echados a pelear estadísticamente, concluyen que la Unión europea ha hecho en parte sus deberes. Tendría derecho a quejarse Italia; mucho más que Finlandia, por ejemplo.

Coda 2: El mal uso de los fondos comunitarios es otro pecado muy grave, claro que lo es.

Puigcercós y la verdad incompleta

Tacho Rufino | 15 de noviembre de 2010 a las 12:19

mapa_las_balanzas_fiscalesCataluña es, junto a Madrid y Baleares, la comunidad autónoma donde más recauda el Estado en relación con lo que gasta en ella. Por eso su balanza fiscal es deficitaria. Otras comunidades, entre ellas Andalucía, tienen un saldo de signo contrario. La razón de tal asimetría es puramente económica: se recauda más donde se vende y más se ingresa. Igual que sucede con el IRPF; quien más gana, más paga. La balanza fiscal es un argumento de queja y reivindicación del nacionalismo catalán (Cataluña tiene su balanzario fiscal de cabecera, Ramón Tremosa, profesor de Economía y cabeza de CiU en el Parlamento Europeo), que suele encenderse con especial intensidad en los periodos electorales, como el que está en curso. Ayer, Puigcercós, líder de ERC, dijo que “en Andalucía no paga impuestos ni Dios”. Evidentemente, hablaba en un mitin, y como en los mítines se suelen emitir más sandeces por minuto que en la vida corriente, debemos ser indulgentes. Pero debemos precisar algunas cosas.

declaracion-irpfEmpezaré por lo particular: yo pago más impuestos a las arcas públicas que el catalán medio, mi tipo de gravamen y mi cuota son desde hace años es superiores a los  equivalentes catalanes medios; y soy andaluz y residente en Andalucía. No reclamo nada por ello, sólo quiero recordar que los impuestos son personales y no territoriales, por mucho que esto se ignore contumazmente, como se ignora que existe un  principio de redistribución, de progresividad y de solidaridad en cualquier sistema jurídico y tributario que se precie. En este sentido, los habitantes del Carmel o de Viladecans también expolian a los de Pedralbes o a los del Valle de Arán. Pero es que hay más cosas, que una y otra vez se ignoran al denunciar el agravio. Pero no se puede llamar defraudador al andaluz. Lo malo es que se suelta la piedra, y el ignorante la recoge y la pone en una urna en su argumentario de lugareño superior. Démonos por jodidos. Intentemos explicarnos un poco más.

made in cataluñaPrimero, la balanza fiscal es deficitaria en Cataluña por diversos motivos. Pero, básicamente, porque Cataluña es más rica y produce más y vende más que otros terriotorios. Sucede que la otra balanza, la comercial, está íntimamente relacionada con la fiscal: Cataluña vende muy principalmente en España sus bienes y servicios, donde –por cercanía y porque los canales de distribución son españoles– resultan más competitivos que en el exterior. Esta preponderancia comercial deviene de su estructura económica, su carácter emprendedor y profesionalidad general, y también de la historia común y del momento histórico que vivimos. La cosa no siempre ha sido así, y en una parte no despreciable la industria y el comercio catalán han debido ser protegidos por los poderes públicos –autarquía franquista incluida– para no ser barridos por competidores extranjeros: esto molesta mucho a algunos, pero es innegable. El efecto sede –ubicar allí cuarteles generales y fábricas principales de empresas públicas y privadas– también ha contribuido a este dominio comercial (y, por tanto, a la obligación de pagar más al fondo común). De forma análoga a la balanza comercial cabe hablar de la balanza financiera: dónde captan los fondos las entidades bancarias regionales y dónde lo invierten después. Hay muchas más sucursales de La Caixa en Andalucía que de Unicaja o Cajasol en Cataluña. Y el flujo financiero y de inversión corporativa de la modélica entidad catalana revierte más que proporcionalmente en su tierra que en otras. Sobre esto no hay datos específicos publicados, sólo evidencia pituitaria. Sobre la balanza fiscal, curiosamente sí, aunque se puedan poner en duda si sólo se quiere ver una cara de un poliedro, y con una intención política y electoral además.

Enhorabuena a Cataluña por ser más rica. Lo digo sinceramente.