¿Quién da la vez? » espculación financiera

Archivos para el tag ‘espculación financiera’

¿Por qué se irá Soros?

Tacho Rufino | 27 de julio de 2011 a las 20:50

George Soros se retira de todas las finanzas menos las suyas y las de su familia, que, dicho sea de paso, deben requerir una estructura de personal en toda regla, dada la enorme fortuna amasada por el húngaro-estadounidense mediante fondos de inversión y transacciones en divisas. En varias biografías-exprés que he consultado hoy me encuentro con que, como era de esperar, se califica a Soros de especulador. Para ver si es que los españoles somos unos faltones que creen en conspiraciones, acudo inmediatamente a páginas tan fiables como Wikipedia en inglés y, también lo llaman speculator (en un sito llamado investopedia lo llaman, más halagadores, “gran inversor”) en la primera línea, tras la fecha y el lugar de nacimiento. Se ve que lo es, y quizá cabe de nuevo recordar aquí que especular no es esencialmente malo: todos los hacemos cuando invertimos en algo que no sea de estricta necesidad, porque esperamos obtener un beneficio al desinvertir; por ejemplo, en una vivienda en la playa. Distinta cosa es maquinar con el fin de alterar el precio de las cosas para obtener una ganancia más o menos a corto plazo, dejando detrás tierra calcinada y severos daños patrimoniales a empresas y particulares. Soros ha hundido monedas –como la libra, a la que se encargó de cepillarse en 1992, ataque que pagó el contribuyente británico—o a empresas con ataques que no sólo castigaban la sobre o infravaloración de la divisa o la acción, sino que sembraban inercia y pánico en los movimientos de inversores más débiles y peor informados. El fondo que ahora abandona practica la venta corta y opera con derivados de difícil trazabilidad, como los CDS (ver reciente entrada sobre este asunto aquí).

Puede que Soros se sienta mayor; puede que no ya le motive seguir ejerciendo de gran escualo de los mercados financieros; puede que le divierta más multiplicar la infinita riqueza de sus tataranietos, y puede –como dice la versión oficial— que la mayor regulación sobre las actividades –a veces muy opacas— de sus fondos le ha hecho desistir, porque al supuesto filántropo y pieza fija en el ranking de Forbes no le va que lo vigilen. Pero, ay, puede que Soros piense que en los mercados hasta él tiene poco ya que ganar a medio plazo. Y eso es preocupante.