Archivos para el tag ‘sanidad’

Con el seguro médico hemos topado, Barack

Tacho Rufino | 19 de octubre de 2009 a las 10:27

Al_limite_Nicolas_Cage_OBAMA y Zapatero se llevan bien, y se muestran cariñosos cuando están juntos. Zapatero parece abducido por el carisma del blanco de las iras republicanas, el gran Barack. Éste, a su vez, tiene la enorme virtud de hacer sentir importante a todos los que se sientan o se fotografían con él. No pocos odian a Barack con saña en su país; hay ciertas cosas que el americano profundo no le perdona. No tener un cráneo caucasiano ni unos ojos azules ni un nombre cristiano, por ejemplo. Como sucede aquí con Zapatero -a quienes tantos profesan un odio visceral, exagerado y hasta biliar-, Obama parece personificar el mal, el enemigo en casa, un lucifer que viene del averno para desmontar los más queridos valores y señas de identidad americanos. A unos pocos años luz de influencia global, a Zapatero se le critica no ya que pueda hacerlo muchísimo mejor e incluso menos mal, sino que promueva la muerte de proyectos de niño (Aznar no tocó la Ley del aborto: cientos de miles de abortos anuales en sus mandatos) y cosas peores, tanto que nuestra ultraderecha camuflada se muere de gusto por insultarlo en el día de la patria. A Obama, en fin, no se le perdona, entre otras cosas, que quiera universalizar un poco (permitan la contradicción) la sanidad de su país. Si han visto la película de Scorsese Al límite, con el histérico Nicolas Cage de conductor de ambulancia pública en Nueva York, habrán experimentado visualmente el asunto. Una cobertura pública que, aquí sí, constituye el mayor logro social España, donde además los lobbies aseguradores y farmacéuticos no tienen tanto poder como en la metrópoli.

A Obama le puede costar una cornada mala su intento de lograr una cierta protección de la enfermedad de los menos pudientes, unos cincuenta millones de personas para ser más precisos. Tocar el fabuloso negocio del seguro privado en Estados unidos es mucho más arriesgado que mentarle la madre a Mike Tyson. Que le pregunten al dinámico dúo Clinton, si no. Como bien sabe Esperanza Aguirre -adelantada para tantas cosas, como el tener la proa enfilada hacia los fondos para innovación comunitarios, o realizar las reformas comerciales más necesarias-, el auténtico pulmón para equilibrar los déficit públicos está en la sanidad gratuita. Océanos de euros se gastan para que podamos acudir a urgencias por un forúnculo. Y también para garantizar el mejor tratamiento de un cáncer sin cobrar nada, cotizaciones aparte. Recortar ahí es un tabú, un bendito tabú: los recortes sanitarios sólo afectan a los bolsillos más pobres.

Que España sigue teniendo una apreciable presencia internacional lo prueba un hecho : los grupos de presión de las energías renovables y la sanidad privada estadounidenses han puesto el punto de mira en nuestras empresas y tecnologías energéticas limpias, y en nuestro sistema de seguridad social (esta semana hemos sabido que da para seguir regando las pensiones, por cierto). Hace unos días, una consultora USA, de dudoso origen, difundía por doquier un informe en el que se tildaba a nuestro sistema e salud de “uno de las peores de Europa”. Entre los criterios utilizados no se mencionaban el grado de cobertura ni los trasplantes. Objetividad y rigor ante todo…

Etiquetas: ,