Archivos para el tag ‘S&P’

The pain in Spain

Tacho Rufino | 20 de enero de 2009 a las 11:10

Traduzco la entrada de Paul Krugman en su blog, que data de ayer mismo: Sse titula “The pain in Spain” (“El dolor en España”, o “Dolores de España”, menos literalmente, jugando con aquel “The rain in Spain” de la película “My fair lady”, canción que en español se tradujo como “La lluvia en Sevilla… es una maravilla”). El premio Nobel nos echa cuenta, y no lo hace para darnos mucho ánimo, según vamos a ver:

El dolor español no es difícil de explicar. España era esencialmente un caso como el de Florida, con una burbuja inmobiliaria inflada por la compra de viviendas habituales o de vacaciones, y ahora la burbuja se ha roto. Pero España lo tiene peor que Florida, por dos motivos, que les serán familiares a cualquiera que haya estado interesado en el gran debate acerca de si el euro era una buena idea o no.

La primera razón es que Europa no tiene un Gobierno central; España, a diferencia de Florida, no puede recurrir a la Seguridad Social o a los cheques Medicare de Washington, de forma que el peso de la recesión cae por completo en el presupuesto local (nacional), y de ahí deriva el recorte del rating crediticio del país.

En segundo lugar, Estados Unidos tiene un mercado laboral más o menos integrado geográficamente: los trabajadores se mudan de las zonas más deprimidas hacia otras con mejores perspectivas. (El estallido inmobiliario, de todas formas, redujo la movilidad porque la gente no puede vender sus casas.) Europa, no: de acuerdo que sí existe algo más de movilidad tanto entre la élite laboral como en la franja de menor salario, pero nada que ver con el nivel estadounidense.

Entonces ¿qué puede hacer España? Necesita ser más competitiva, pero no puede recurrir a la devaluación, porque es un país de la Eurozona. De manera que la única alternativa es bajar los salarios, lo cual es extremadamente difícil de conseguir (y crea graves problemas para quienes están hipotecados o endeudados).

Al contrario de lo que todo el mundo decía hace unas semanas, ser miembro d ela Eurozona no inmuniza a un país contra la crisis. En el caso español (y el de Itlaia, Grecia e Irlanda) el euro bien podría estar empeorando las cosas.

Y la caída de la libra esterlina, por impopular que sea, quizá se convierta en una cosa estupenda.

Por cierto, hace cerca de dos años ahora, The Economist titulaba igual un artículo que, leído ahora, no tiene desperdicio. Pinchen aquí si quieren leerlo.

No es el precio, es la cantidad

Tacho Rufino | 18 de marzo de 2008 a las 20:29

Bush, avisado por Bernanke, por supuesto, lo tiene claro: hay que montarse encima de este potro debocado, el de las malas expectativas económicas, la patente desaceleración y el espectro de la recesión. Nada menos que 3/4 de puntos han bajado los tipos de interés la Reserva Federal (ver noticia), lo que ha dejado los tipos al muy bajo nivel de hace cuatro años. Mucho más estímulo no se puede dar: los estadounidenses saben cuánto les va en ello. De todas formas, hay un problema anterior que esta medida no resuelve: la falta de movimiento del dinero por el sistema, la restricción del crédito, originada por el miedo a prestarse dinero los bancos entre sí, que temen que otros -o ellos mismos- estén contaminados por la metástasis de las hipotecas basura USA (pinchar aquí para conocer mi opinión sobre este asunto, publicada el sábado pasado). Por mucho que Standard&Poor’s dijera hoy que el final de la pérdidas por las hipotecas basura estaba cerca, el dinero está demasiado quieto para que la economía reaccione. No es una cuestión sólo de precio del dinero, sino de disponibilidad del mismo. Claro que si el dinero está disponible -limpito desde las arcas de los bancos centrales- para quien lo tiene que poner disponible para empresas y particulares, la medida debe surtir un efecto, aunque menor o menos rápido dada la situación de miedo imperante entre las entidades financieras.