¿Bicicleta pública o privada?

fperez | 6 de enero de 2017 a las 5:00

 

BICI

 

DE nada sirve que las bicicletas de Sevici pesen más de 20 kilos porque están blindadas para que nadie las destroce o les robe las piezas. De nada sirven los sistemas de control, las medidas de seguridad e incluso las sentencias contra los que son sorprendidos robándolas, alguno de los cuales ha tenido que ir a prisión pese a que el robo fue ocho años atrás y en el periodo transcurrido desde entonces tuvo tiempo de reformarse, encontrar un oficio digno y fundar una familia. De nada sirve que la empresa concesionaria o el Ayuntamiento refuercen la vigilancia en las estaciones de Sevici si luego hay tipos que no sólo las mangan, sino que se las llevan a su casa y encima las exhiben de manera descarada, como se aprecia en el balcón que aparece en la fotografía, tomada en la calle Jorge Guillén, junto a la avenida de Felipe II.

Sevici tuvo un éxito que posiblemente ni sus propios ideólogos pensaron cuando se plantearon la idea de implantar un sistema de bicicletas públicas en Sevilla, por mucho que les hubieran contado acerca de la novelería de los sevillanos, unos señores que se pasan –nos pasamos– un año criticando la obra del carril bici porque quita plazas de aparcamiento pero que luego, cuando se inaugura, nos falta tiempo para ir a comprarnos máquinas que en nada envidian a la Espada de Induráin para lanzarnos en masa a recorrer los carriles.

El caso es que Sevici llegó a alcanzar en sus primeros años los 70.000 abonados. Es decir, más de un 10% de la población. Que luego lo utilizara tanta gente o no ya era otra cuestión. De hecho, el número de abonados anda aproximadamente por la mitad en la actualidad. Nunca fueron bicis ligeras, ni falta que les hacía. No eran bicis para salir los domingos por caminos o carreteras de la provincia, pero eran ideales para ir al trabajo, a la facultad o al instituto sin tener que preocuparse de que al volver alguien se hubiera llevado la bici propia. Incluso para regresar una noche de fiesta a casa sin necesidad de tener que pagar –y antes encontrar– un taxi. Todo por unos cuantos euros al año.

Los de JCDecaux, la empresa concesionaria, se esperaban un alto índice de robos y vandalismo. Al fin y al cabo Sevilla no es Amsterdam y si uno deja su bici sin amarrar puede estar seguro que no la va a encontrar en su sitio a la vuelta, aunque la haya dejado un par de minutos para hacer un recado. Por ello, idearon unos vehículos ultrarreforzados, con hierro por todas partes, blindados para que a los ladrones se les quitaran las ganas de llevárselas o de intentar sustraerlas pieza a pieza.

Pero a los mangantes sevillanos no les quita las ganas de robar nadie. Gratis cueste lo que cueste. ¿Quién quiere tener una bicicleta de Sevici en su casa? ¿Para qué? ¿Se imaginan al tipo que se ha llevado la bicicleta entrando con ella en el portal de su bloque, levantándola para que quepa en el ascensor o llevándola en peso por las escaleras, cual cirineo de San Isidoro? ¿Y luego, en casa, cruzando el salón con ella a cuestas para llevarla hasta la terraza? ¿De verdad que merece la pena tener una Sevici en un piso?

  • fjas

    En Amsterdan hay un servicio del ayuntamiento dedicado especificamente a recoger bicicletas publicas arrijadas al canal

  • Yo mismo

    Excelente artículo, JMPA, como siempre. Hace falta gente como tú que cuente las verdades, y periódicos que tenga a profesionales así. Enhorabuena.

  • Y yo...

    Lo peor de esto es que esta calle es donde está el Distrito Sur…y las autoridades locales se ve que campan por su ausencia. No veo yo a los abuelos de estas calles subiendo esa bici a su casa, más bien a los presuntos estudiantes que están reventando barrios como El Plantinar y calles aledañas…mal vamos si este es el relevo generacional que nos queda. Esperemos que las autoridades actúen sobretodo contra la desidia de los propietarios.

  • juan

    cada vez que veo una sevici abandonada o amarrada a un arbol, aviso mediante tweet al ayuntamiento de Sevilla y ellos lo gestionan. Quejarse sin denunciar, sirve de NADA.

  • Luna

    Para mí, la bici pública es mi medio de transporte por la ciudad y entre que no hay bicis en la estación o está rota…
    Habría que concienciar a la gente que es de todos y para todos. Si no… castigo directo e inmediato ( paga lo q rompes y si no tienes, lo trabajas gratis ayudando a otros).
    No tengo ganas de pagar más por la bici cada vez que a alguien le da la gana de hacer el cafre o robar.

  • javier

    Hoy paseando por la Resolana he contado hasta seis ciclistas yendo por la acera y eso que en la acera de enfrente está el carril bici. Creo que el Ayuntamiento debería tomar medidas drásticas y empezar a tener mano dura porque no es de recibo esta situación.

  • Jacinto Onteniente

    De nada sirve denunciar, ni le interesa a la propia empresa JCDecaux recuperarla si es robada, como ejemplo, una bicicleta de esa empresa estuvo amarrada a un arbol en la esquina de Esperanza de Triana con Evangelista durante mas de 10 dias, con el cierre de seguridad partido (signo evidente de haberla sustraido), y avisados estaban desde el primer dia ¿Usted hizo algo?, pues menos hicieron en la empresa propietaria.Y si piensan que lo del balcón es extraordinario, pues ya me diran la sorpresa ver una bicicleta de esas circulando por SANLUCAR DE BARRAMEDA, el verano pasado.Entre sinverguenzas anda el juego.

  • Juan Ramón Calasanz

    ¿Cómo sabe que es robada?. Puede ser una de las explicaciones mas evidentes de la imagen, sí, pero no la única. Un periodista no debería llamar ladrón a alguien basándose sólo en una suposición.
    .
    Yo he subido la bicicleta a casa de una amiga durante casi una hora (no había una estación cerca y, al ser un barrio malo, preferí pagar el euro que eso suponía); menos mal que no me encontré a un “periodista” como usted en el ascensor, ya estaría acusado públicamente.

  • fperez

    Le puedo asegurar que la bicicleta llevaba más de dos semanas en el balcón. Un saludo

  • Javier arias

    No hay necesidad de subirse la bici al piso, tiene un cable antirrobo para amarrarla con una llave unica para esa bici, aqui en sevilla tambien hay a diario un servicio para recoger todas las bicis averiadas y robadas, si la empresa la recoge no pasa nada lo malo es que la policia te pare siendo robada con la lama de anclaje rota, entonces si que te cae una gorda.

  • Juan Ramón Calasanz

    Aunque la bicicleta llevase un año en el balcón, creo que dar por hecho un robo, sin contrastar o recabar mas datos, es primar la opinión (difamatoria) por encima de la información y va contra el código deontológico del periodista.

    Y mire que quizás es la explicación mas plausible (no la única, insisto), la mas facilona para cualquier “opinador” de la calle; pero a un periodista se le supone oficio para no mostrar el balcón de alguien llamándole ladrón descarado sin mas información que la propia suposición.

    Un saludo


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber