Archivos para el tag ‘Betis’

Agresión ultra en Bilbao

fperez | 27 de abril de 2017 a las 14:06

Agresión en Bilbao from Joly Digital on Vimeo.

Una persona está tomando algo tranquilamente en una terraza de un bar de Bilbao. Junto a él está sentado su perro. Un joven se le acerca y le dice algo así como “tú, Javilondo”, lo que probablemente sea una alteración de Gabilondo, uno de los apellidos vascos más comunes. Le pregunta directamente si es proetarra, le tira el contenido de un vaso a la cara, le arrea un guantazo con la mano abierta y se lía a patadas con él. Lo persigue hasta que el agredido encuentra refugio en el interior del bar. El agresor se marcha al grito de Arriba España y profiriendo amenazas a su víctima, mientras sus acompañantes le ríen la gracia.

El vídeo ha sido grabado esta mañana en Bilbao, donde el Betis se enfrenta esta noche al Athletic. Lo protagoniza el que fuera líder de los Supporters, que estuvo en prisión recientemente por otra agresión en la calle Trastamara, que la Policía calificó de homófoba aunque él lo niega. Fue puesto en libertad pero con una orden de alejamiento de Sevilla. Alguien lo localizó en la capital andaluza el 2 de marzo y llamó a la Policía. Consiguió escapar huyendo a toda velocidad por la A-49 hasta acabar en un camino rural de Benacazón, donde estuvo a punto de atropellar a un guardia civil.

Permaneció fugado tres semanas. Fue entonces cuando trascendió un vídeo suyo en el que aparecía extrayéndose una bala. Su entorno asegura que el disparo fue hecho por un guardia civil a quemarropa. El instituto armado lo volvió a detener en un bar de Matalascañas cuando veía el partido del Betis contra el Osasuna, el 17 de marzo. El juez de La Palma del Condado lo dejó de nuevo en libertad.

La Ertzaintza ha identificado por la tarde a este ultra, así como a los otros dos que aparecen en el vídeo. La víctima de la misma no ha querido presentar denuncia, según ha informado el Departamento vasco de Seguridad a Europa Press.

La Policía Local está como el Betis

fperez | 2 de septiembre de 2016 a las 5:00

EL delegado de Movilidad y Seguridad, Juan Carlos Cabrera, debe sentirse estos días como el director deportivo del Betis cuando se abre el plazo del mercado de fichajes. Está en un equipo con cierto renombre en el panorama nacional pero anda envuelto en un lío judicial importante y no se sabe muy bien quién manda, después de un grupo de presidentes más o menos ineptos hayan dirigido el club, junto con un par de administradores judiciales con escasa o nula idea de fútbol. Un equipo al que los jugadores de primer nivel no quieren venir y en el que, a falta de los buenos, hay que buscar entrenadores con poca experiencia y una más que discutida capacidad de mando y liderazgo.

Más o menos es lo que hay en la Policía Local de Sevilla. Una policía con muy buenos profesionales (también tiene alguno el Betis), pero que atraviesa una de las etapas más convulsas de su historia y que está inmersa, no en uno, sino en varios líos judiciales con más de medio centenar de agentes imputados en tramas de corrupción. En la Policía Local tampoco se sabe muy bien quién manda, precisamente porque hay dos superintendentes y ninguno de ellos parece estar capacitado para la dirección del cuerpo. Uno porque está involucrado en el presunto amaño de las oposiciones, y el otro porque no ha conseguido poner orden en todo este caos que viene ya de largo.

Cabrera tiene ante sí dos semanas para buscar un hombre (o una mujer) que sea capaz de ganarse el respeto de una plantilla desmotivada, en la que siempre ha mandado más un sindicato como el Sppme, que aglutina al 90% del personal y que tiene a varios de sus miembros imputados en el caso de las oposiciones, que la persona que estaba al frente del cuerpo. En el haber de Cabrera se puede incluir la buena relación que tiene con este sindicato. Recuerden el pin de la solapa con el que el delegado tomó posesión del cargo y obsérvese el silencio respetuoso que el Sppme mantiene desde hace más de un año.

La cuestión es si hay algún profesional cualificado –en la Policía Nacional o en la Guardia Civil, preferentemente– que quiera, por un sueldo decente pero relativamente modesto para tratarse de un alto cargo de la cuarta mayor ciudad de España, meterse en el berenjenal que hay formado a día de hoy en la Policía Local de Sevilla.